Mes: mayo 2012

EL DULCE PORVENIR

Por motivos de trabajo, buceo en la historia antigua y también en la reciente de esta tierra extremeña. Hacerlo es conmoverse, llorar. Afortunadamente coincidimos con personas extraordinariamente preparadas, cada una en su campo de investigación o afición, y su cooperación y nuestra ansia de llegar mitiga la sensación de abandono, de indolencia, de pretender curas heridas de ausencia.

En el último medio siglo, por fijar una fecha reciente, han sucedido dramas enormes, cuyo olvido a casi nadie consuela. La catástrofe de la Presa de Torrejón, al menos setenta obreros muertos o desaparecidos, se encamina a su cincuenta aniversario entre el silencio casi absoluto que provocan los miles de millones de kilovatios/ día. También, en junio de este mismo año, se cumplirán cuarenta de otro drama íntimo que afectó y aún afecta a todo un pueblo, vivo desde Tartessos. El accidente de tráfico que costó la vida a veinte jóvenes de Aliseda, que viajaban en un autobús desde Herreruela tras jugar un partido de fútbol. Como en el filme de Atom Egoyan, en la novela de Russell Banks, con ellos partió un dulce porvenir cuya pérdida afectó a centenares de personas en una tierra a la que nada parece afectarle más allá de su inconmovible aspiración de supervivencia.

EN UN MUNDO DISTINTO

Aún estáis aquí, vosotros, pequeños lobos cervales,

dispuestos a todo, dispuestos aún a volver a atravesar el mar de peligros

en que hemos convertido vuestra tierra, y ya no podéis reproduciros.

Aún estás ahí, hermano gato clavo

dispuesto a habitar con tus inteligentes orejas y tu barba de chivo

los cercados, las autovías, los arroyos desérticos y los vados antiguos

jugándote a cara y cruz en cada decisión el porvenir de tu especie

oponiendo el instinto del más astuto felino a la sandez colectiva de los míos.

Pasarás, entre nosotros, hambre, miedo y desorientación continuos.

Pero quizás pasarás

y tus descendientes podrán contar tu victoria a sus hijos salvajes

en un mundo distinto.

Ana Baliñas, mayo 2012

HUYENDO HACIA ATRÁS

La alternancia en el bipartidismo (como en el caso francés, español o el portugués) es una de los escenarios ya previstos en el reglamento de esta crisis provocada, milimétricamente exigida a sus actores principales, la clase gobernante, por sus principales hacedores, la élite económica. Angustia razonar sobre las consecuencias últimas de la, cada vez más cristalina, estrategia: el resurgir del fascismo. Casos como el del avance de un partido nazi en Grecia, una nación que, como España, ha aligerado la belicosa sombra de la dictadura mediante la ficción del desarrollo económico ‘igualitarista’, resuenan con furor: es el fin del viaje al que nos encaminamos. Es lamentable pensarlo, pero si los urdidores de la crisis y sus máximos responsables son las mismas personas que se ocupan de pronosticarla, medirla o ‘atajarla’, no caben medias tintas. Estamos ante un cambio de modelo de civilización basado en la huida hacia atrás. El miedo siemrpe lleva a los hombres a los extremos. Y la cosecha de miedo les está resultando excepcional. No así la de memoria. Básicamente, porque ésta nunca se cultiva. Y menos en España.

POEMA

“La destrucción, el aislamiento, la inmediatez, la digestión

componen la lógica material del capitalismo”:

(la destrucción, se glosa a sí mismo, el aislamiento, lo lleva dentro, la digestión, la altera, la inmediatez..

consiste en el perenne y perentorio borrado del pasado

más reciente, furiosamente llevados a un presente

escrito en la pared enorme que tenemos enfrente).

Destrucción, isolamento, inmediatez, dixestión

compoñen a lóxica material do capitalismo:

a destrucción, glósase soa, o isolamento, lévao dentro, a dixestión, altéraa, a inmediatez…

consiste no perenne e perentorio borrado do pasado

más recente, furiosamente levados dun presente

escrito na parede enorme que temos xusto enfrente

Ana Baliñas, mayo 2012