Mes: diciembre 2006

¡GRACIAS! ¡Ha sido un placer!


“La fleur de l’illusion produit le fruit de la réalité” (Paul Claudel)
Gracias a tod@s.

On continue

¡Felices Fiestas, lince con botas! ( El Periódico Extremadura – 28/12/2006 )
LA CARTA DEL DIA
¡Felices Fiestas, lince con botas!

28/12/2006

Suena a ironía el encabezamiento de estas líneas, después del trance por el que andan pasando nuestros buenos amigos, aquellos que, con tanto amor y pasión, vienen cantando los muchos colores de nuestras no tan duras y extremas Extremaduras.

A José, Fernando y demás gente de El lince con botas los conocí en Las Hurdes, cuando uno ejercía sus tareas educativas entre aquellas bravas y bellísimas montañas. En sus ojos ví honestidad y franqueza, muchas ganas de hacer las cosas bien y una ética transparente y diáfana cada vez que sus pupilas se acercaban a la cámara o al trazar los renglores del guión. Vertebraron, con magia y pulcritud, y sobre todo con amor, verdaderos reportajes poéticos sobre el territorio hurdano, barriendo los tonos grises y desoladores de la malsana leyenda negra.

Nos consta que entraron generosamente a trabajar con Canal Extremadura TV. Llevaban muchas ganas y mucha ilusión en sus bolsillos. Pensaron que quienes movían los hilos de ese canal televisivo era gente progresista de palabra y hecho, que huían de la censura como escaldados gatos, que intentaban ofrecer otro tipo de programas muy distintos y distantes a aquellos otros, casposos y frívolos, con que nos desayunamos en otras cadenas… Pero parece que el fiasco pende como espada de Damocles.

Sinceramente, nuestros amigos de la productora Libre Producciones , encargada de llevar a buen puerto El lince con botas , serie (y nos consta rotundamente) apreciada y vista por miles de extremeños, no se merecen tantas zancadillas por parte de personas a quienes se les debería suponer cierto barniz progresista, aunque el aroma de sus rosas esté un tanto descafeinado. Si estos señores se dejan arrastrar por el autobombo y la lamedura de las suelas de quienes les auparon a los cargos que ostentan; si vuelven con los oscurantistas fantasmas de la censura; si demuestran ser unos malos copistas de ajenos y hediondos programas; si, en definitiva, se cargan y se ciscan en El lince con botas …, entonces está de más ese Canal Extremadura.

No quisiera, amigos que hacéis posible El lince con botas , que llenáis de tantas añoranzas, realismos mágicos, libertad sin límites, justas reivindicaciones… los hogares de nuestras plurales Extremaduras… No quisiera, como digo, que torticeras disposiciones amargaran vuestro transcurrir navideño. Por ello, brindemos juntos. ¡Felices Fiestas, amigos! Incluso para aquellos que pretenden hacernos infelices.

Félix Barroso Gutiérrez **

CARTA AL DIRECTOR
27-12-06 EL PERÍODICO EXTREMADURA
28-12-06 DIARIO HOY
“El lince con botas somos todos”

“El lince con botas” es el buque insignia de la programación de Canal Extremadura TV. Contiene los rasgos identitarios esenciales del extremeño del sigloo XXI. El artesano que lucha por sobrevivir en el mundo de la globalización, el empresario que invierte en su tierra de promisión, el escritor identificado con su pueblo, el ama de casa, el zahorí, el último aventurero,el vecino de la Raya, el tamborilero, el inmigrante…
“El lince…” somos todos los extremeños. Es el signo identitario de la Extremadura del XXI. es marca audiovisual extremeña. Suprimir dos de los tres programas semanales previstos es un forma subliminal de ejrcer la censura; y relegarlo a la última hora de la parrilla dominical es pretender su mortificante asfixia en la memoria del espectador.

MARCIANO MARTÍN

Linces ( El Periódico Extremadura – 06/12/2006 )
Fruto del azar, el pasado miércoles Juan Jiménez y yo dedicábamos nuestras columnas a la tele. La suya se llamaba Sobrevivir a la televisión y estaba tratada desde su posición de padre. Desconozco la acogida que ha tenido su escrito; por lo que a mí respecta, me he ganado más de un tirón de orejas. Mi amigo A., que trabaja en una emisora de televisión, me ha acusado de contribuir con mis críticas a hacer peligrar el biberón de su hijo. Y como responsable de Libre Producciones, José Camello –a quien no conozco en persona– me ha enviado un e-mail en el que me recuerda, en términos cordiales, que su productora lleva trabajando dignamente desde 1988 en la producción de El lince con botas , programa que tiene como referente principal a Extremadura. Pues tiene más razón que un santo (si es que existen tales). No era a este programa, ni a ningún otro dedicado a la cultura –trabajar para minorías es algo que les honra–, a quienes yo ponía sobre la picota. Me refería a ciertos debates centrados en el mundo del corazón, magazines lacrimógenos, reality-shows , etcétera. Cierto que a mi artículo le faltaban matices, pero es que, ay, los matices en prensa se pagan con palabras. (A modo de pliego de descargo diré que mi columna es tan estilizada que tengo que verter mis opiniones en ella casi de perfil. Cuestión de espacio. Pero no me quejo: desarrollar una idea en apenas 290 palabras es un reto gratificante).

Aprovecho, pues, para aclararle a José Camello que no era a su noble lince a quien yo cortaría el rabo, sino a otros linces, esos que producen telebasura. Una pena que estos últimos no estén en vía de extinción.

06/12/2006 FRANCISCO Rodríguez

…”Felicidades por “El lince con botas”, por los temas abordados y el tratamiento tan cuidadoso y documentado de los mismos…en especial por el programa sobre el río Ardila, dónde han coincidido la tremenda calidad, objetividad, frescura y rigor de los contenidos”. AMUS. Carta

“Muchas y sinceras felicitaciones a “El lince con botas” en reconocimiento a vuestra labor de informar de manera educativa acerca de los valores de la naturaleza, por extensión de la humanidad” Luis Sanabria.Correo electrónico

“…el programa “Lección de Fútbol” de “El lince con botas” es una lección de feminismo, de humanismo, de progreso, de sencillez, una lección de extremeñismo…” María Piedad Salas. Carta al director

“…Felicidades por la serie “el lince con botas” sobre todo por el valor literario de los textos y también por la ambientación musical…” Jesús Miguel Albarrán. Correo electrónico

“…Quiero felicitaros y transmitiros mi reconocimiento por la producción de documentales como éste, capaces de condensar poéticamente imagen, literatura y música….” Manuel Cañada. . Correo electrónico

“ünicamente quería transmitiros mi enhorabuena por el excelente programa que realizáis, al tiempo que agradeceros el remanso de tranquilidad y hondura que representa ese espacio en el maremagnum televisivo actual…En el último que he visto, sobre Aldehuela, se puede apreciar de la forma sutil que sucede en el trabajo bien hecho, un excelente y laborioso trabajo de equipo” Ricardo Hernández, correo

“….He recorrido con “el lince con botas ” su turismo de ausencia…hermosamente, como ese lince de mirada felina que me enseñó el tañido de una campana antes de convertirse en oración…” Juan Copete. Artículo en prensa

“…una visión muy original de los temas tratados en los que el protagonista es la imagen en estado puro…Puede obtenrse información, hacer pedidos y leer los brillantes guiones en la web de la productora… ” Cultura Extremeña

“…Hace pocas semana vi el reportaje el lince con botas en Montijo sobre los grupos musicales de esta localidad en el Canal Sur Extremadura. Os doy la enhorabuena tanto por la producción como por la realización.” Demetrio Crego. Correo electrónico

“Acabo de ver “el lince”, y quería felicitaros por el
trabajo, pero sobre todo por vuestra predisposición a hacer las cosas
bien, con cariño, con sinceridad y con un tono que en esta tierra,
mejor, en esta sociedad tienen una venta difícil.
A pesar de no conocerte personalmente, tus movimientos te delatan y
me gusta reconocer a alguien que se preocupa de todo lo que importa y
le pone un par.
Todo eso es muy trabajoso y el tiempo sólo te devolverá la
satisfacción de haber sido tu mismo que no es poco. Ánimo, que merece
la pena tener la mirada limpia.
Gracias a todos, por todo, un abrazo””
Cefe López Correo. e

“Sorprendentemente, como “un lince con botas”, se ha convertido en un espejo en el que podrían mirarse otras televisiones públicas” Teófanes Galán. Carta al director

“… Quisiera daros la enhorabuena por el trabajo tan estupendo que estáis haciendo con “el lince con botas”. Derrama calidad por los cinco costados. Adelante muchachos que lo estáis haciendo, muy requetebien…Bravo por que en la TV de Extremadura se empieze con el listón tan alto…” Paqui García. . Correo electrónico

“…propongo que “el lince con botas” sea declarado especie protegida” . Carlos Guardiola (q.e.p.d), artículo pensa

“El 2001 regala a los extremeños “El lince con botas”, que llega con sus mensajes conservacionistas a buena parte de los habitantes extremeños”. Samuel S. Cepeda. tesis doctoral.

“Quiero manifestarles mi agradecimiento y el de sus futuros destinatarios -mis alumnos- que enriquecerán sus conocimientos -gracias al magnífico trabajo que se aprecia en sus documentales sobre “La cala del corcho”- por recibir en unas imágenes unos conceptos que yo tardaría en transmitirles cn muchas palabras.” José P. Olivares, carta

“Sobresale su clara vocación de compromiso, así como la extraordinaria sensibilidad y belleza de sus textos e imágenes”
ADENEX. Carta

“…de la programación de Canal Extremadura…solo “el lince con botas” me parece bueno, hablando de gentes y cosas nuestras…” J. Rebolledo, artículo prensa

“hace tiempo, mi padre me habló de “El lince…”. Es gratificante ver que hay compañeros haciendo trabajos como los vuestros en Extremadura. Marta Hierro, carta

“…Tan solo quería comunicaros mi más sincera enhorabuena por el trabajo realziado. En mi modesta opinión creo que el trabajo es de un gusto y factura impecables. Os felicito de nuevo y os deseo la mejor de las fortunas, que trabjando como lo hacéis no podrá ser de otra manera”. Jordi Martin, correo

“Lo primero, transmitiros la enhorabuena por el precioso trabajo que habeis realizado sobre Maltravieso…
Aún no ha sido visto por todos nosotros pero nuestra impresión ha sido excelente, especialmente en cuanto a la documentación.” Antonio Hernández. Carta

“…el mejor programa planteado por nuestra naciente televisión, ese cálido “Lince con botas”, matrícula de honor en guiones, montaje, imágenes y sabia utilización del lenguaje cinematográfico” José Higuero. Artículo prensa

“Nuestra enhorabuena por lo emitido hasta ahora. Sigo “el lince…” cada día …” Andrés Melara. Correo electrónico

“Estamos seguros que desde vuestra verdad y vuestra libertad continuaréis haciéndonos disfrutar de programas llenos de “verdad”, pese a quien pese, y por eso queremos expresaros nuestro apoyo y queremos daros ánimos en vuestra lucha por la libertad de expresión.Un fuerte abrazo. Félix
Saludos,Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo. Carta

“(Ha sido)…muy grata la sorpresa de encontrarme con unos magníficos guiones, unas imágenes de gran belleza y calidad técnica, además de una dicción perfecta, esto último nada frecuente….ha sido la oportunidad de conocer aspectos de la tierra extremeña para mí totalmente nuevos, y la alegría de ver una vez más que aquí se hacen productos audiovisuales cuya calidad está en muchos casos por encima de la media nacional…Gracias por dignificar la televisión”. Francisco J. Meléndez . Carta al director

“…El programa de Sínkope tiene una locución que anda casi casi a la altura de las letras de Vito…¡estáis en el buen camino”. Jesús,correo electróncio

“…Acabo de presenciar el pase por Canal Sur Extremadura del programa dedicado a Justo Vila, y tengo que decir que me ha emocionado. tengo el gusto de conocerle hace años, y sé que ha hablado con el corazón. Mis mas sinceras felicitaciones..:”
Francisco J. Meléndez . Correo electrónico

“Mi pena es que puedo quedarme sin mi “lince con botas”, que me ha acercado más a mi tierra y a mi gente…” Carmen Molina. Carta al director

“…Os sigo frecuentemente : ese “Lince con botas” es magnífico” Francisco Muñoz.Correo-e

“El motivo de este correo es el de felicitaros por vuestro magnífico programa “El lince con botas”… Soy un extremeño que trabaja en Andalucía y me ha sorprendido gratamente encontrarme estas navidades con un programa de la calidad del vuestro. Estoy convencido de que en Extremadura hace falta gente que se preocupe por fomentar el aprecio por su medio ambiente, su historia y su cultura material e inmaterial…” Juan Carlos Paniagua. . Correo electrónico

“…Me gustaría felicitarles por la extraordinaria calidad del programa dedicado al Museo Etnográfico de Olivenza en “El lince con botas” Francisco G. Santana. carta

..:”Mi felicitación por la sensibilidad con que “El lince con botas” ha tratado sus programas documentales sobre Jola. y sus habitantes” Juan José Viola. Carta

…”el programa es una joya, los temas, imágenes y comentarios tienen un estilo y una elegancia tal que es mi programa favorito..” Esther Manzano. correo-e

“”Si ahora os caéis de la parrilla (con zancadilla y empujón) no perdéis vosotros solos, perdemos todos los extremeños…” Javi. Correo-e

“Solo quería agradecer las pelotas de todo el equipo de libre producciones por no dejarse pisar, no pasar por el tubo y tener las cosas tan claras. Casi no me puedo creer que quede gente como vosotros” Anónimo, web de Sínkope.

“Felicitaros por vuestros documentales, que muestran la riqueza cultural de las zonas rurales de Extremadura. Alentaros a que continuéis haciéndolo tan bien como hasta ahora, pra que entre todos tomemos conciencia del valor de nuestra tierra…” Andrés Ventura. Correo-e

Os queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento por el gran gusto y el buen hacer en cuanto el programa dedicado al Piragüísmo en Aguas Tranquilas grabado en Alcántara, además de señalar el buen trato recibido por el personal que elaboró dicho programa tanto los que elaboraron el trabajo de campo como aquellos que se han ido poniendo en contacto con nosotros en todo el proceso de producción.
Nuestra felicitación y respeto de parte de todos los que componemos el Club Pragüísmo Alcántara
Fdo: David Chávez Vaca y Antonio Vega Corrales . Correo-e

(…)

El lince se extingue en la TV ( El Periódico Extremadura – 23/12/2006 )

El lince se extingue en la TV
Las diferencias entre Libre Producciones y Canal Extremadura parecen no tener vuelta atrás La productora habla de veto y la cadena lo niega.
23/12/2006 J. A. A.

EL PERIODICO

El programa más veterano de la televisión extremeña, El lince con botas , está en peligro de extinción. El contrato de Canal Extremadura Televisión con la empresa responsable de este espacio, Libre Producciones, finaliza el próximo 31 de diciembre y las diferencias entre ambas partes parecen cada vez más insalvables. Y es que aunque la cadena niega todas las acusaciones que está recibiendo, lo cierto es que los responsables de la productora extremeña hablan de censura, presiones, veto e incluso incumplimiento del contrato.

El propio director de Canal Extremadura TV, Pablo Sánchez, explica, ante los insistentes rumores, que “este programa no se va a retirar”. De momento, aclara, tiene contrato hasta el 31 de diciembre y “se renueve o no tenemos programas para emitirlo hasta primavera”. En esta línea señala que la cadena tiene previsto reunirse con los responsables de la productora para negociar este y otros formatos, puesto que “se va a actuar igual que con las otras empresas del sector”. Sobre la posibilidad de que se hubiese censurado algún capítulo referido al proyecto de la refinería, Sánchez fue tajante: “han tocado el tema muchas veces y no ha pasado nada”.

Sin embargo, la versión del director de Libre Producciones, Fernando Moreiro, es muy distinta. Según un informe elaborado por Moreiro las relaciones entre la productora y Canal Extremadura atraviesan un momento muy difícil. Entre otras cosas, señala, porque sienten que ha habido “falta de respeto al buen nombre profesional, arbitrariedad de criterios y aplicación de un supuesto control de calidad como medio de presión”.

El caso más claro es, a su juicio, el de la “censura” de un capítulo de la serie relacionado con la refinería, que no se emitió por usar localizaciones de Andalucía. Esto es así, explica Moreiro, a pesar de que se emiten, por ejemplo, un capítulo sobre gastronomía portuguesa, otro sobRe el Sáhara y varios localizados en Castilla y León.

El director de Libre Producciones denuncia, además, que ya en el 2005 se anunció a la cadena que “no se aceptaría la injerencia en cuanto a los contenidos argumentales y estéticos del programa”.

Finalmente han comprobado como este espacio ha sido relegado en la parrilla –ha pasado de 3 emisiones semanales a una y no se han emitido los capítulos en el orden previsto– y se ha detectado un “veto” a otros programas de Libre Producciones, con cortos y documentales de relevancia que la TV regional nunca ha querido emitir.

EL PERIODICO
23/12/2006 J. A. A.

¡TODO NUEEEVO!: spot alternativo

Uno de las secuencias más explícitas acerca de lo que está pasando y estamos viendo. Stromboli y su alcalde ya están aquí, es la alegoría de nuestra propia tierra con sus iluminados prebostes locales, provinciales y autonómicos y el hatajo de bufones que le hacen la corte…Adíos al espíritu, abrazo a la nada. Viva Moretti. A ver quién es capaz de cambiar un rostro risueño en otro sollozante (el del espectador, claro) en una brevísima secuencia.

“Un nuevo modo de vivir, con una nueva luz, nuevas costumbres, nuevos sueños, un nuevo modo de hablar, nuevos colores, nuevos sabores, ¡¡todo nueeevo!!…”.

Del filme “Caro diario” (1993), guión y dirección de Nanni Moretti

EN MI NOMBRE, NO

Ayer una encuesta apañada; al día siguiente una campaña de propaganda: un anuncio en 35 mm, costosísimo, con la horma habitual del “look Danone”, propio de nuevos ricos que son o -lo que es aún peor- se creen una corporación: casi 500 millones de las antiguas pesetas en dinero público para gastos de difusión, para atraer turistas que conozcan a los santos inocentes, ahora rubitos. No me extraña que la portavoz del gobierno autónomo no encuentre hueco para, siquiera, contestar a los ciudadanos que le escriben para que justifique su gestión en casos muy concretos. Tanto maquillaje lleva su tiempo. El tiempo para las cosas por las que vivimos, dicen. Ellos creen que lo administran por ti, como el resto de las cosas. Y algo tendrás, siempre y cuando compartas su fe y no les incomodes en su afán de convertir en mercancía aquello que detestan: la identidad, la gente, el aire, la salud, la palabra. Ni rastro de la erosión en su comedia de grandes voces y apabullantes silencios. Pero continúa: el sitio no se levanta.

RESPUESTA TARDÍA AL “INFORME DESDE LA CIUDAD SITIADA” de ZBIGNIEW HERBERT

No recuerdo. Todo esto
si acaso ha sucedido,
sucedió hace ya tiempo.
Acaso se vendieron nuestros padres
o los padres de nuestros padres.
No recuerdo. Todos ellos fueron
corrientes buenas personas normales:
nacieron trabajaron tuvieron
hijos
y sus hijos también su descendencia.
No puedo precisarlo no parece plausible
en nuestras familias todos hemos sido
corrientes, buenas personas, normales
(habrá habido, por qué no,
también algún delincuente).
Simplemente vivieron ¿es esto algún pecado?
¿Fuimos nosotros quienes traicionamos?

Ana Baliñas
Del libro “Examen de conciencia” 1994-95 (rev 05)

TENGO MI PELO

En 1967 se estrenó en Broadway el musical “Hair”. En su interior viajaba la canción “Ain’t Got No”, que versionó un año más tarde la excepcional Nina Simone, la mujer que, como alguien dijo, era negra antes de que ser negra estuviera de moda. Su voz y su carácter eran y son lo mejor que le puede pasar a nadie. Una versión sesgada de ese tema sirvió, no se me olvida, para hacer propaganda de un coche. Uno de esa marca que, como otras primas hermanas, distingue a los perseguidos de los perseguidores. Su uso, el de esa canción y en esa voz, es el signo de nuestros tiempos: la paradoja llevada al colmo de la desfachatez. Las máscaras grotescas que se apropian hasta de lo más sagrado de entre las propiedades sentimentales del rival para convencer a sus clientes de que pertenecen, en realidad, al reino de los despiertos: al otro mundo justo enfrente de lo que son. Un patético ejercicio de mala conciencia globalizada.
Dice un buen amigo en uno de sus escritos que el mayor lujo que hoy nadie se puede permitir es el de no tener coche. El segundo ha de ser escuchar a Nina Simone ganándose la vida al cantar esta canción: un titán que vale más, aún convertida en polvo, que todo un globo terráqueo repleto de hipócritas acelerando.

No tengo hogar, no tengo zapatos
No tengo dinero, no tengo clase
No tengo faldas, no tengo jersey
No tengo perfume, no tengo cama
No tengo inteligencia
No tengo madre, no tengo cultura
No tengo amigos, no tengo educación
No tengo amor, no tengo nombre
No tengo billete, no tengo cupón
No tengo amor
¿Qué es lo que tengo?
¿Por qué estoy viva entonces?
Tengo mi pelo, tengo mi cabeza
Tengo mi cerebro, tengo mis orejas
Tengo mis ojos, tengo mi nariz
Tengo mi boca, tengo mi sonrisa
Tengo mi lengua, tengo mi barbilla
Tengo mi cuello, tengo mis tetas
Tengo mi corazón, tengo mi alma
Tengo mi culo, tengo mi sexo
Tengo mis brazos, tengo mis manos
Tengo mis dedos, tengo mis piernas
Tengo mis pies, tengo mis tobillos
Tengo mi hígado, tengo mi sangre
Tengo vida, yo tengo mi libertad
Tengo mi vida

Ain’t got no home, ain’t got no shoes
Ain’t got no money, ain’t got no class
Ain’t got no skirts, ain’t got no sweater
Ain’t got no perfume, ain’t got no bed
Ain’t got no mind

Ain’t got no mother, ain’t got no culture
Ain’t got no friends, ain’t got no schooling
Ain’t got no love, ain’t got no name
Ain’t got no ticket, ain’t got no token
Ain’t got no love

what have I got
why am I alive anyway

I got my hair, I got my head
I got my brains, I got my ears
I got my eyes, I got my nose
I got my mouth, I got my smile

I got my tongue, I got my chin
I got my neck, I got my boobs
I got my heart, I got my soul
I got my back, I got my sex

I got my arms, I got my hands
I got my fingers, got my legs
I got my feet, I got my toes
I got my liver, got my blood

Got life, I got my freedom
I got my life

Ain’t Got No/I Got Life
Música: Galt MacDermot/
Letra James Rado/Gerome Ragni

RESULTADO INCIERTO


¡…Ya tenemos confirmada la alineación del equipo del “sí”, con su uniforme característico de color indistinguible por el baño púrpura, de forma que entre ropaje y hombre hay una contradicción absoluta! Forman Ibarra; Abades, Trujillo, Marugán y Araújo; por la derecha Gallardo, con Pastor, A. Bravo y Valverde en la creación; adelante Galiardo y Grande, que sustituyen hoy a los internacionales Polo y Pérez. ¡En el banquillo de las suplencias, mil y pico aspirantes, alguno con calidad y mérito suficiente para optar a la titularidad! ¡Se agolpan en orden alfabético, de tal manera que, según podemos distinguir desde la cabina microfónica (que están desmontando unos operarios para hacer sitio, al parecer, me dicen, por el comentario de la contradicción…) las gradas no dan abasto!

¡Enfrente, tras haber conseguido camisetas prestadas con la palabra “No” serigrafiada en el pecho -y más pequeña la tipografía un “a mucha honra” indistinguible-, el equipo de la base: el mejor bajo palos, Robe; Campesino, Tato, Chamorro y T. Ramos para tareas de contención y aguante; con S.Garzón, Pai, Rebolledo y Romero en el medio; y arriba Reyes y Arístides! Todos ellos, y los compañeros del banquillo, apercibidos de suspensión, tarde o temprano, antes o después.

Ahí salen por el túnel de vestuarios…¡Cómo describir el ambiente que recibe a los que son honrados día tras día! ¡Arriba en el gallinero se aplaude también a los suyos, con riesgo de precipitarse al vacío!

¡Les hablo ya a pie de césped! ¡Hemos caído de pie!…Silba el colegiado: Resultado incierto. No muchas veces, pero algunas, el Recreativo le sacude tres chicharros al Madrid en el Bernabéu. ¡Rueda la pelota! ¡Tarjeta amarilla al portero por sacarse la minga! Empezamos bien…

Decicado al Txin, “crack” de la postpo. Para que algún día pueda volver a casa a hacer lo que mejor sabe

PERROS Y COLLARES


Me aburro. Como ahora tengo menos trabajo -o no lo hago- me ha dado por recordar batallitas y mezuqueos.

Un concejal en tareas de gobierno del consistorio cacereño llamó hace meses a la productora y dejó dicho, tras identificarse como “licenciado”, algo así como que tan sólo los responsables políticos elegidos democráticamente en las urnas tienen legitimidad para participar en un documental en representación de los ciudadanos, y que todo lo demás es subjetivo y carece de aquella. Acto seguido preguntó quién se hacía responsable de varios pasquines que habían aparecido en el barrio donde tiene su sede nuestra productora. Efectivamente, eran obra de uno de los nuestros.

Un ejecutivo de la televisión pública autonómica juzgó que el documental “La pulga de agua” -el mismo, curiosamente, al que se refería el concejal- era “propagandístico” y “parcial” –además de “largo”- porque, en su opinión, no aparecían versiones contrastadas. Y eso a pesar de que en el programa,y en defensa de la postura institucional y la actuación de la administración local, se prestó amablemente a participar y de hecho aparecía…el propio alcalde-presidente de la ciudad en cuestión. El mismo ejecutivo había obtenido un premio a nivel autonómico meses antes de su incorporación al cargo por un reportaje televisivo ( “Linex: la revolución del software libre en Extremadura”) en el que se valora de forma altamente positiva la implantación del citado software en las escuelas públicas y la administración de Extremadura. Según la nota de prensa ofrecida por Euronews, el canal -de noticias- que lo produjo, “se ofrecen las opiniones de Marcelo Branco, de la Coordinadora del proyecto de Software Libre de Brasil, y de Jesús Climent, programador de Debian en Helsinki, además de las del Consejero de Educación Ciencia y Tecnología de Extremadura, Luis Millán Vazquez de Miguel y de los responsables de Linex, entre otros. El reportaje muestra también la apuesta que Extremadura ha hecho por la extensión del uso de las nuevas tecnologías en la enseñanza. Todos los institutos extremeños han iniciado este curso con las aulas repletas de ordenadores, hasta ofrecer uno para cada dos alumnos, un hecho insólito en Europa, donde la media es de ocho alumnos por ordenador. Profesores y alumnos dan su visión sobre esta revolución educativa y muestran a la cámara cómo se realiza una clase de Historia con el uso de las nuevas tecnologías.”

Otro concejal del mismo ayuntamiento -y grupo político- detuvo su coche a centímetros de un operador de cámara que grababa en la calle y le solicitó verbalmente el permiso para efectuar esa grabación…en la vía pública. Uno de los responsables de nuestra productora, informado de la conversación, se lanzó en pos del vehículo del político al verle telefoneando aparcado pocos metros más adelante. Allí le exigió una justificación a su conducta y en base a qué ley u ordenanza había interpelado al cámara. El señor bajó la ventanilla del coche, gesticuló como si no hubiese oído, arrancó el coche y se marchó.

La Presidencia de la Junta de Extremadura declinó dar su versión sobre el proyecto de instalación de una refinería en Tierra de Barros para un documental sobre este particular alegando que “ya ha manifestado repetidas veces su postura”. “No obstante”, continuaba el escrito, de 26 de abril de 2006, “es posible que más adelante sí sea posible contar con la opinión de la Junta (sic) sobre este tema”. La empresa de capital público Fomento de Extremadura contestó negativamente a la solicitud. El Grupo de Empresas Gallardo no contestó. El Ministerio de Medio Ambiente accedió a participar.

Un responsable del mismo canal público citado continuamente en este diario comentó que, en un programa sobre la Navidad gitana realizado por la productora y grabado en el barrio del Gurugú, los gitanos que aparecían eran “demasiado gitanos” (sic).

El mismo ejecutivo citado antes telefoneó en su día para quejarse de los contenidos de un episodio de “El lince con botas” emitido la noche anterior a su llamada por el Canal público, aludiendo a que “no había visto” previamente el programa y que no iban a “asumir” episodios en los que alguien “hablara de forma interminable” y “aludiera de forma ofensiva a la clase politica y a la labor de otros medios de comunicación”. El protagonista del programa citado era Suso Garzón, legendario naturalista y pionero de la conservación, artífice de la preservación del parque de Monfragüe, que ponía a caer de un burro con una batería de argumentos la gestión política de los espacios naturales a nivel estatal y autonómico y la programación de las radios y televisiones de titularidad pública del mismo ámbito. Se indicó al interlocutor que enviara por escrito los motivos de su queja. Nunca más se supo al respecto. El capítulo era una reposición, grabado cuatro años antes y entregado a la emisora con meses de anticipación a su reemisión. Aún sigue siendo el favorito de quien esto firma.

En un Mercado del Audiovisual, en Catalunya: del productor de series como “Hotel Royal Manzanares” o “Grand Prix”, y actualmente empleador -con dinero público- de la nieta del dictador y su esposo, a un servidor. “Mira, chaval. Tú piensa lo que quieras y haz lo que quieras. A mi me basta una llamada a Juan Carlos (sic), o pasarme una mañana pegando tiros en una montería ahí en tu tierra para conseguir más de lo que cualquier muerto de hambre va a conseguir llorando. El pez grande se come al chico y si necesitas un cursillo para entenderlo, llámame”. Y me dio su tarjeta. Europroducciones, que se podía leer, había obtenido días antes de la Junta de Extremadura una aportación directa de 180.000 euros, el 24% del presupuesto del documental “Las cajas españolas”, sin pasar por la línea de salida: esto es, sin participar en la convocatoria pública de ayudas a la producción audiovisual de esa anualidad (2003) dotada con…120.000 € para el conjunto de los proyectos de las productoras extremeñas.

Ya que tengo un diario, que no se me olvide como se visten los perros idénticos: con collares diferentes.

POSTERIDAD

Hace cinco años y pico hicimos “La ilusión”. Un cortometraje sobre señales. Estuvimos seis días rodando, de lunes a sábado, en el mes de abril. A media mañana del jueves, la escena para la posteridad, con su señal a cuestas. Ha estado esta foto cuatro años pegada a una pared, en la habitación del norte. Ayer la despegamos y viajó en el salpicadero del coche hasta su nuevo muro. Volveremos a vernos, supongo. Como metáfora vale su peso -nuestro peso- en oro…

CIENCIA FICCION


Un par de jóvenes que pegaban carteles en el centro de la ciudad de Cáceres convocando a una manifestación en contra de la instalación de la refinería fueron seguidos, abordados y denunciados por las fuerzas de orden público. Ello se traducirá en una sanción económica en base a “La Ordenanza Reguladora de la Convivencia Ciudadana y de la Protección del Entorno Urbano, cuyo artículo 11 prohíbe expresamente «la colocación de rótulos, adhesivos, papeles pegados o cualquier otra forma de publicidad» tanto en el mobiliario como en cualquier otro bien que forma parte del paisaje urbano, incluidos las fachadas de los edificios. Las únicas excepciones son las que autorice el Ayuntamiento “en las condiciones y con los requisitos que se establezcan”.
Hasta la fecha no se han establecido. En la misma escena, junto a los carteles del crimen, un sin número de ellos, incluyendo propaganda institucional en cuatricromía.

Sus procedimientos deberían evitarnos los remordimientos de señalarles, de ser crueles con su incompetencia, de ser indulgentes con la mezquindad de sus vidas. Recuerda su estrategia esas cosas absurdas que ocurren en los períodos previos a las guerras. Y las futuras víctimas, bien lo sabemos por experiencia, serían antes y más quienes cargan con los carteles que los esbirros que trabajan para callarles la boca. Aunque al final perdieran, o ganaran, como ganaron aquí. En esta pantomima de régimen, todos los que hacen gárgaras para escupir sobre la tumba de los tiranos ajenos bien podrían echar una mano para pararle los pies a los aprendices propios, tengan la coartada que tengan: las ha habido mayores. O puestos a recuperar la memoria, levantarse, mirar hacia la calle y no olvidar en tres segundos, como los peces. A menos que ellos mismos tengan madera para el atropello, en cuyo caso tampoco se verían enterrados en las cunetas. Tiempo al tiempo: como esto siga así, volverán los hachazos al lado de casa. Y sería una lástima, porque seremos cientos por cada uno de los vuestros.

MUDANZA EN CUERPO Y ALMA

El pasado sábado iniciamos la mudanza que, como los lanzamientos de penalti, se decidirá en tandas sucesivas. Como uno solo, carrafilera de ocho coches cargados hasta el techo hasta nuestro nuevo hogar. Dentro de cada uno un cargamento de complicidad desde el cuerpo y desde el espíritu. Hay días en que uno se levanta encogido y acaba volviendo a la cama sonriendo como si estuviera soñando.

FALSO


Entresaco literalmente de Region Digital (que no ha contrastado con Libre Producciones, productora de los programas que se citan, antes de la publicación de esta comunicación de la televisión pública autonómica en la que se nos alude): “Es falso que Canal Extremadura haya censurado o prohibido ningún programa. Las únicas limitaciones que esta cadena transmite a todas las empresas que producen contenidos para la televisión extremeña es el cumplimiento de todas las normas aprobadas por el Consejo de Administración de la propia cadena, así como de toda la normativa legal que regula el sector, desde las medidas para la protección de la infancia hasta las limitaciones publicitarias…”.

Escrito recibido desde la citada empresa pública con fecha 13 de septiembre referido a un capítulo de “El lince con botas”: “… por eso entendemos que el “total”…debe ser totalmente eliminado… si queremos (sic) que dicho programa pueda ser emitido”.
Finalmente aquello que se imponía suprimir por “perjudicar física (sic) o moralmente” a la infancia no se amputa por decisión de la productora. El episodio se emite en horario de madrugada el 3 de diciembre, tal y como se argumentó desde Libre Producciones para objetar la eliminación. Por entonces, ya se había decidido por el Ente la no continuidad del contrato para la co-producción de la serie.

Retomo de nuevo el comunicado de Canal Extremadura: “La no emisión de un programa sobre Algeciras (sic) en un espacio contratado para dar a conocer la realidad extremeña (sic) se debe, simplemente, a que ese contenido no se ajusta a lo contemplado en el contrato en vigor”

Documento recibido con fecha 14 de noviembre, via fax, desde Canal Extremadura TV, con referencia al contrato: “Prevenir o curar”: dicho programa hace referencia a los efectos nocivos de algunas industrias en el medio ambiente, pero localiza el tema en Andalucía, sobre todo en Algeciras, y no en Extremadura. Tal y como dispone el contrato de fecha 31 de diciembre de 2005, en su apartado 3 (Objeto), punto 3: “Dichos programas (…) reflejan en formato de reportaje o documental, las diferentes comarcas y personajes de relevancia social de la Comunidad Extremeña, con especial énfasis en el medio ambiente, la cultura, costumbres, antropología,fiestas populares,etc…”

¿Realidad extremeña?. ¿Dónde pone eso?. ¿Antes o después de relevancia social,o de énfasis en el medio ambiente?.

Insistimos: El programa “Prevenir o curar” versa sobre la contaminación medioambiental, y sus efectos en la salud de nuestro país, que incluye Extremadura, por ahora. Y cito de una entrada anterior a ésta en este mismo “blog”: “Ni localiza ni trata el tema en Algeciras: hace referencia explícita a los problemas generados en torno al polo petroquímico de la bahía de Algeciras, entre otros lugares, y muestra imágenes de aquella, como también de Extremadura (donde se han grabado las entrevistas, como se cita en el texto, añado). Pero el argumento es lógicamente genérico -de ahí el refrán que le da título, por ejemplo-, dado que, entre otras cuestiones de relevancia, no existen fronteras para las partículas nocivas, como sí parecen existir para las advertencias sanitarias que no procedan de las administraciones públicas y no tengan que ver con las drogas, las alergias o el tabaco, por ejemplo. O quizás tengan que ver con el proyecto de implantación de un futuro polo petroquímico a cincuenta kilómetros de Mérida. Pero la salud de los ciudadanos no forma parte de la “realidad extremeña”, al parecer de según qué criterio. Una “realidad” que, en cualquier caso, no es la justificación argumental de la serie.”

Veamos pues, un par de ejemplos del cálculo de las comarcas y personajes relevantes que dan lugar por depuración a la “realidad extremeña”: El 29 de septiembre Canal Extremadura emitió el capítulo de “El lince…” titulado “A la orilla del Sever”, grabado íntegramente en Portugal y con la intervención exclusiva de personas de nacionalidad portuguesa. Asunto: la gastronomía más allá de la frontera hispanolusa. El 15 de marzo se emite “El eterno viajero”. Protagonista, Manolo Chinato, ganadero y poeta, nacido en Puerto de Béjar. Grabado integramente en Castilla y León.
Tema: la realidad extremeña, al parecer.

CONTRASTE


El día 2 de diciembre, una noticia publicada en el diario HOY, media página, relativa a la continuidad del programa de Agustín Bravo en Canal Extremadura -firmada por “Redacción-Badajoz”- incluye la siguiente afirmación: “A fecha de hoy, el ente público ha renovado los contratos de la totalidad de los programas hechos por productoras externas”. Por alusiones, esa misma mañana, telefónicamente y mediante correo electrónico se hace saber a la redacción del diario que es “objetivamente inexacta” esa afirmación y que obra en poder de Libre Producciones comunicación escrita de Canal Extremadura TV según la cual el contrato para “El lince con botas” no se renueva, quedando el documento a su disposición.
Al día siguiente, se publica una noticia relacionada con la primera, bajo la firma A.C (Antonio Cid, jefe de la sección de… política del diario, según nos confirma el medio) y no se incluye en el cuarto de página rectificación alguna.

El día 11 de diciembre enviamos un burofax al diario en los siguientes términos: “Dado que existen documentos que avalan nuestra afirmación, y pudiera su información haber sido debidamente contrastada por Uds., consideramos que no habiendo tenido constancia de la publicación en su medio de nuestra aclaración, les rogamos que en apelación al llamado derecho de rectificación, regulado en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, consistente en la facultad otorgada a toda persona, natural o jurídica, de «rectificar la información difundida, por cualquier medio de comunicación social, de hechos que le aludan, que considere inexactos y cuya divulgación pueda causarle perjuicio» les exhortamos a la publicación sin demora y de forma gratuita de esta rectificación, referida exclusivamente a los hechos de la información difundida, de tal manera que satisfaga nuestro derecho.”

A la mañana siguiente nos desayunamos con un breve en las páginas de televisión: “Canal Extremadura ha decidido no renovar el contrato suscrito con la compañía ‘Libre producciones’ para la co-producción de la serie ‘El lince con botas’. Así lo afirma la productora extremeña, cuyo contrato con el ente público expira el día 31 de diciembre, sin que hasta la fecha exista constancia de una nueva propuesta”

Como rectificar es de sabios, no lo hacen y se limitan de forma postiza a informar de manera inconexa con su intoxicación -perdón, información “objetivamente inexacta”- previa. Siempre será un placer tratar con profesionales y empresas de comunicación rigurosos, dignos de ese oficio y de desempeñarlo. No es el caso, lamentablemente.

http://www.hoy.es/prensa/20061202/television/continuidad-canal-extremadura-agustin_20061202.html
http://www.hoy.es/prensa/20061212/television/lince-botas-canal-extremadura_20061212.html

Ilustración: El Roto

MENSAJES PILDORA


El aula era grande, pero fría, repleta de cabezas rechonchas en pupitres individuales.El chileno González hizo una seña con el rostro al operador de la “handycam”, que se sostenía malamente sobre el pequeño trípode Manfrotto: si tu estás listo, yo lo estoy, vino a decirle. Como el jovencito asintió, respondió mirando al tendido a la pregunta que había flotado segundos antes en aquel espacio:
-Mirad, camarilla, que se me entienda bien. Repasen el concepto básico de “mensaje píldora”, que nos sigue yendo el Palacio en ello. No se me van a dispersar por uno o dos quebrantos. Tomen nota: usted es un ciudadano indefenso; usted sufre una venganza personal; usted es de honradez inmaculada.Usted ha sido vetado. Ellos decepcionan, ellos no presumen su inocencia.Ustedes carecen de poder. Ellos son poderosos. Ellos mienten. Ustedes son pobres. Píldora. Hágan que lluevan píldoras.

Hizo una pausa, miró fijamente a la última fila y señaló a su único ocupante, mediante un latigazo de su brazo, la puerta de salida. El señor de bigote con traje a rayas se levantó, abrió la puerta que estaba a su espalda y salió cerrándola tras de sí delicadamente.
-Tranquilidad -continuó el orador-. Mientras ellos se vistan así, nosotros, ustedes, estaremos a salvo. Todo el mundo da por hecho que son unos miserables. Todos aquellos menos quienes no nos incumben.Nunca comprarán nuestro producto, nunca usarán nuestra marca. Y ahora -dijo, retrocediendo apenas dos pasos hasta situarse junto al cámara- acuérdense, señores y señoras, mi querida camarilla: salgan ahí fuera, acomódense junto a las banderas, háganse bien el nudo de la corbata y pildoricen. Bajen la pelota al pasto. No cometan el error de creer que para ser convincentes hay que adoptar un disfraz. Defiendan y no escupan hacia arriba. Recuerden: no escupan hacia arriba. Siempre hacia al suelo, siempre hacia el suelo. Es la ley de la gravedad…-bajó la mirada suavemente para volver a subirla al instante con una especie de ligereza- Mientras ellos se vistan así -recalcó con voz pastosa- nosotros estaremos a salvo.

Dibujó una sonrisa siniestramente paternal en medio de aquel silencio de sepulcro. Dos de los hombres de primera fila se frotaban las manos al unísono y una mujer hacia la mitad del cuarto se quitaba y ponía nerviosamente un pendiente de la oreja derecha. La puerta volvió a abrirse y entró el del bigote tiznado con una botella de champán en una mano y una ristra de vasos de plástico en la otra. Las dejó en una mesa cercana al disertante y se volvió a su sitio al final de la clase andando de espaldas.
El chileno puso las manos en el hombro del operador, este pulsó el botón de “stop”, después apretó “eject” y, con un sonido agónico, la cámara expulsó la cinta. La cogió y se la entregó al hombre, que la deslizó como sobre ruedas hasta el bolsillo de su americana
-¡Lo he grabado encima de la iniciación! -dijo, con límpida firmeza- ¡Aunque tengo montones de cintas! ¡Y ahora, brindemos! -exclamó retumbante.
A su señal, se apagaron las luces. Y entonces, todos comenzaron a hablar, como una sola persona. Y media hora después, los chóferes de los Audi conducían las réplicas hasta los salones del NODO.

Ilustración: Nick Hilditch

RIDICULE

Probablemente, mi arranque favorito de entre todas las películas que conozco. Ayer murió lo que quedaba de un tirano, otros muchos siguen vivos. Unos matan con fuego, otros sin él.

“Ridicule”, (1996) una película de Patrice Leconte sobre un guión de Rémi Waterhouse. Quien pueda verla asistará a la puesta en escena cinematográfica de un debate que quizás se le haya planteado a sí mismo en alguna ocasión, aunque fuera “in mente”. ¿Cuándo, cómo y porqué una falta tan grave de cortesía e incluso, un acto tan grave de violencia y desacato a la dignidad ajena puede o no estar justificado?

VEINTE AÑOS NO ES NADA…

“Señor José Camello: no vamos a publicar su artículo (“Canal Extremadura: el emperador está desnudo”) porque el asunto de que trata, y en el mismo sentido, apareció ya en carta al director firmada por Javier Mellado el pasado sábado. Agradezco la confianza depositada en el periódico y quedo a su disposición.
Un saludo,
Antonio Tinoco
El Periódico Extremadura”

Desde luego, mi futuro como tribuno depende de este blog. Reconozco que Rafa (que no Javier) resulta tan elocuente con la pluma como con la cámara, pero es mi propio peso pluma como influencia lo que derrota mi escrito en tan diminuto cuadrilátero. Es que veinte años aquí si que no son nada…

Postdata: VASIJAS DE BARRO

Cartas al director
Rafael Mellado (Operador de cámara de El lince con botas)

Uno se esmera. Pone cuidado en el detalle. Acepta las críticas, pero no trata de agradar a todos. El trabajo dignifica si se hace dignamente. Y con esta ética sobre el oficio, rayana (según quién) en el delirio artístico, uno va componiendo sus vasijas. Otros, con más madera para el dictado, copien lo que les dicten. La satisfacción: cuando una persona ajena llega y escoge uno de los botijos. Principalmente, por lo que supone para uno el halago. Segundo, por lo que este gesto revela, poniendo en evidencia al sistema que sólo fomenta el consumo de garrafas de plástico. Hablamos del medio televisivo en Extremadura, y en cuanto a contenidos y continentes, el que aquí nos ocupa se llama: El lince con botas , serie documental que se emite en Canal Extremadura TV a última hora del domingo, y que, a día de hoy, es uno de los espacios televisivos más comprometidos con la realidad extremeña (en mi opinión, en la de los compañeros de trabajo, en la de unos cuantos colaboradores del programa, y en la de cientos de personas que en el ir y venir de los rodajes así lo manifestaron espontáneamente). Incluyo en la comparación el informativo de dicha cadena. Pero esto no siempre fue así, recordemos que al principio responsables de dicho canal pusieron a la serie como ejemplo de contenidos de calidad, y que la serie sirvió de gancho para una audiencia que aún retenía a este animal en su memoria (cuando la serie se emitía en Canal Sur Extremadura).
El lince con botas se ha estado emitiendo en el canal extremeño los lunes, martes y miércoles en horario de máxima audiencia, cuando Canal Extremadura TV iniciaba su andadura, con un público fiel, que sacrificaba el telediario de otros canales, incluso los deportes, para ver la serie. Y que cuando se varió el horario de emisión se hizo sin anuncio previo, para desconcierto del espectador.En la actualidad, el programa ha sido relegado a un solo día de emisión. Estas actuaciones respecto a la emisión de la serie son responsabilidad exclusiva de Canal Extremadura y no obedecen a ningún estudio sobre niveles de audiencia, puesto que, hasta la fecha, no se han realizado. Cabe preguntarse ¿por qué?, ¿por qué determinados episodios de El lince con botas nunca salieron a la luz?, ¿por qué hubo capítulos que acabaron con un continuará y no se emitieron las segundas partes? Y por último, cabe preguntarse ¿por qué hay temas que no se mencionan en la televisión pública extremeña?

Ilustración: Nick Hilditch

EL NORTE


Ayer tuve la oportunidad -no es tan fácil- de ver “El norte”, la película rodada por el burgalés Lino Varela para y con la Compañía Marítima de Películas: brillante nombre, por cierto. Un largometraje perturbador de tan honesto e inocente, de esos que levantan el ánimo porque sus mecanismos son tan visibles como la autenticidad de sus resultados. La historia es la de un quintento de emigrantes cubanos en una gélida ciudad de provincias intentando poner en marcha una academia de baile, con la ayuda de una asociación cultural. El retrato firme y preciso de la ordinaria odisea enfrentada a las fuerzas vivas municipales y ciudadanas triunfa sobre la fragilidad de los medios técnicos y, paradójicamente, del fingimiento de sus intérpretes se obtiene la vida humana. Gente inusual en la pantalla -cuñados, suegros, abogados, agentes inmobiliarios, activistas culturales…todos colaboran en un reparto coral inverosímil- borda cada uno de sus roles de tal manera que cosiendo a pedazos pequeñas maravillas, en forma de diálogos y gestos, la trama sortea lo colérico para devenir en crónica libre de una época sin revolución: la nuestra. “El norte”, película, es una isla y tiene todas las de perder en el mundo del comercio. Pero está viva y coleando. Su existencia, como la de algún otro ejemplo, es más que nada un insurrección.

ALUMBRAMIENTO


Acabo de ver (por casualidad y gracias a “youtube”) el cortometraje “Alumbramiento”, la última película de Víctor Erice. En sus nueve minutos apenas hay un par de panorámicas y la cámara permanece fija mientras narra el filme. Viven en el cortometraje mujeres tendiendo la ropa, perros y gatos, aldeas, segadores, columpios, ancianos, manzanas y relojes. Aunque me ha parecido atisbar algunos matices autocomplacientes, visualmente hablando, herederos quizás de la planificación publicitaria, la película es sugerente y hermosa, tan cercana a mis apetitos y esperanzas que es capaz de romper cualquier trompeta del juicio. Quien recuerde que este cineasta no hace películas de ficción y de largometraje en España desde 1983 puede hacerse idea de cómo funciona la “industria” del cine español, cuyo paso a nivel se acciona mediante la endogamia útil, el tráfico de influencia y el sexo forzoso. Recuerdo ahora que quisimos, en Libre Producciones, estrenar “Alumbramiento” en Cáceres, para una muestra que organizamos en su día (en 2003, un año después de que se rodara) y que echamos abajo porque el por entonces líder del Cedrama y su socio que se pavonea en la Institución El Brocense la erosionaron sin miramientos. Habíamos contactado con Erice tirando de hilos (sus operadores de cámara, alguno de ellos trabajaron con nosotros porque entonces era yo un caprichoso). Declinó el cineasta la invitación de forma más bien desconsiderada y esto me sentó como un tiro. Decidí colocar una presa a mi admiración y desviar su caudal hacia el cajón de las herencias. “Alumbramiento” lo ha devuelto de nuevo a mi circunstancia, ejerciendo esa extraña fascinación que prendió la enfermedad imposible de falsificarle, de la que no solo me vacuné por carestía de talento: también porque atisbé otros más modestos y también incómodos caminos para reproducir un universo semejante, despoblado de mentiras. Hace meses estuvo por aquí cerca, en Arroyo de la Luz, rodando en una escuela un trabajo para una colaboración lejana con el iraní Abbas Kierostami. Me enteré tarde. Hubiera tirado de la alfombra roja que yo mismo hubiera tendido para hacerle caer, curarle las heridas, poder conversar y preguntarle: ¿cómo es posible todo esto?.

ACCIONARIADO DE PARIENTES Y AMIGOS

accionariado de parientes y amigos
consuelo de perros y (de) hermosos paseos fríos
si no tienes lo primero
si te falta todo segundo
si tus necesidades
básicas o ácidas, calóricas o proteínicas
no están bien cubiertas
¿cómo vas a pensar?

Punto primero, ese el punto primero de la canción del dinero;
parte segunda la aguja, pero
si te falta hasta la aguja y la coguja
¿cómo vas a pensar?
¿cómo vas a pensar?

Punto tercero, accionariado
de gente inaccesible, lejana y desconocida
que va horadando las calles.

Si te persiguen
¿cómo vas a pensar?
¿cómo vas a pensar?

ANA BALIÑAS

IDEAS Y MUDOS


El pasado 22 de noviembre el periódico “Hoy” informaba en un breve de la proyección en Cáceres de uno de los episodios de “El lince con botas” dentro del ciclo “Construyendo alternativas”, organizado por el Foro social Otro Mundo es Posible. La información contenía dos erratas. Una en el encabezamiento: en lugar del título original “La Aldea irreductible” (que alude a Aldea Moret) el titular rezaba, para nuestro jolgorio, “La idea irreductible”. Centímetros más abajo se aludía a los organizadores: “Foro Social Otro Mudo es Posible”. ¡Touché!. Una de cal y otra de arena. Hasta las erratas parecen pensadas para compensar en este medio.
En otro orden de cosas, las perlas de las comunicaciones de Canal Extremadura TV son dignas del “control de calidad” que “imponen” a sus “contenidos”: para la emisión de “El viento se llevó lo qué”, película argentina de Alejandro Agresti, el teletexto del ente público aludía a un largometraje de 1939 dirigido por Victor Fleming y protagonizado por Clark Gable y Vivian Leigh. Ayer mismo “El lince…” figuraba a las 19 horas en todos los diarios, cuando la programación real incluía una infausta película norteamericana sobre un perro con el nombre de un excelso compositor alemán. Y algunos capítulos de “El lince con botas” se han rebautizado desde su gabinete de prensa de esta guisa: “Pedro Camello, el dibujante de camellos” (sic) en lugar de “El dibujante tranquilo”; “La verdad de los hornos” por “La vereda de los hornos”; “El heredero de Ahigal” en vez de “El herrero de Ahigal” o “El sogero (sic) de Solana”. Como la inmensa mayoría de sus ocupaciones, las relaciones con los medios están subcontratadas a una empresa privada. No es que estemos obsesionados, es que sacamos a paletadas la vergüenza ajena del pequeño local de nuestra productora

VIENA NO NOS LO QUITA NADIE

And I’ll dance with you in Vienna,
I’ll be wearing a river’s disguise.
The hyacinth wild on my shoulder,
my mouth on the dew of your thighs.
And I’ll bury my soul in a scrapbook,
with the photographs there, and the moss.
And I’ll yield to the flood of your beauty
my cheap violin and my cross.
And you’ll carry me down on your dancing
to the pools that you lift on your wrist.
Oh my love, oh my love, take this waltz, take this waltz,
it’s yours now, It’s all that there is.

Y en Viena bailaré contigo.
Llevaré un disfraz de río,
el jacinto silvestre en mi hombro.
mi boca en el rocío de tus muslos.
Y enterraré mi alma en un álbum
con las fotografías y el musgo.
Y rendiré al flujo de tu belleza
mi cruz y mi violín barato.
Y me llevarás bailando
hasta las charcas de tu muñeca.
Oh amor mío, oh amor mío,
toma este vals, toma este vals,
ahora es tuyo, es todo lo que queda.

LEONARD COHEN “Take this waltz” inspirado en “Pequeño vals vienés”, de F.G. Lorca

Postdata

“La exposición “La verdad desnuda” reunió en Viena obras de los pintores austríacos Klimt, Schiele y Kokoschka. El Museo “Leopoldo de Viena” ofreció entrada gratis los viernes a todos aquellos que quisieron visitarlo en traje de baño o totalmente desnudos”

EL IMPERIO CONTRAATACA


Al final va a resultar que estaba equivocado, o bien que la obstinación propicia caprichosos frutos: el domingo día 10 de diciembre Canal Extremadura emitirá “La defensa del vino”, la segunda mitad de los capítulos de “El lince con botas” decicados a la vendimia en Tierra de Barros. Justo aquella segunda parte que quedó descolgada de la programación y que contiene una alusión de la voz en off , seguida de la intervención de un agricultor, acerca del impacto de la instalación de una refinería en la imagen, como mínimo, de la comarca. En su nueva periodicidad y ubicación -según las notas de prensa del Canal, hemos salido hasta ganando- comienzan a recuperarse y emitirse, y de forma consecutiva, los episodios de “El lince…” que se habían “traspapelado” -las comillas son mías-. ¡Qué curioso!. ¡Qué elaborada y sutil “estrategia gerencial” para dejarnos sin argumentos: aquí de vetos nada de nada!. ¿Proscritos?. No quedan en estos lares. Así se comprenden mejor las explicaciones recibidas desde un ente público en las que se alude de esta guisa a la opinión y las reservas que pudiéramos tener como ciudadanos y como profesionales con respecto a la gestión de su programación. Y cito textualmente: “…como es fácilmente comprensible, esta es una decisión gerencial y estratégica, usual en todas las cadenas, en la que nada tienen que decir personas ajenas al medio de comunicación”. De ahí que “El lince…”, del que existen 260 episodios realizados, ocupe el 0’4% del tiempo semanal de emisión de una televisión pública extremeña que empleó en su primeros meses hasta el 2’5% de su tiempo en la serie, recortando progresivamente su presencia pese a disponer gratuitamente de las reemisiones. Canal público que destina a fecha de hoy un mínimo del 15% del total de sus emisiones a “Bravo…”, cuyo coste aproximado de 2.784.000 € anuales, y reemisiones bajo pago, representa una cifra cercana al 40% del presunto presupuesto total de la cadena pública, frente al 5% de “El lince…”. Si es que nos quejamos de vicio…

CANAL EXTREMADURA: EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO

¿Saben aquel del traje nuevo del emperador, que en realidad iba desnudo? Tras los clamores propagandísticos destinados a promocionar el primer aniversario de Canal Extremadura TV, acreditado, como no podía ser menos, con la maña antigua de los ejecutivos de la Junta y empresas afines para administrar estadísticas y manipular números (¿500 empleos entre las productoras? Pregunten, pregunten), el escaparate de autobombo de esta higiénica cadena pública pretende enmascarar lo que es una verdad a voces: Canal Extremadura TV ha desperdiciado en solo un año el crédito que el joven medio público pudiera haber obtenido de inocentes como un servidor: pudiera incluso hablarse de dilapidar la fortuna que representaba tamaña novedad en el histórico páramo de la televisión –con las excepciones conocidas- en esta Comunidad. Canal Extremadura TV ha obtenido de forma rápida una etiqueta entre la audiencia extremeña: es malísima. Refrendemos este comentario con argumentos:
Obsesionada en dar una imagen pulcra acorde con el perfil de lo que los gobernantes extremeños pretenden que sea Extremadura (lo que raramente suele coincidir con la realidad) el canal público ha decidido apostar desde el principio por una línea continuista con la obsesiva propaganda con la que el Ejecutivo extremeño confunde la comunicación: la trivialidad oculta las miserias y el envoltorio prescinde, además de los contenidos, del cuidado de su forma. No ha intentado siquiera sacudir esa estética tópica, y nació, como modelo a imitar, vieja o viejo. La imaginación que cabía exigirle a una televisión nueva -y austera, lo que según reza el refranero debería estimularla- brilla en general por su ausencia. Los formatos de los programas cocinados desde dentro -pero producidos fuera- en este primer año recorren una minúscula horquilla entre la fácil imitación y la simpleza bien conocida, incluidos los programas de irradiación institucional y de culto a lo establecido, tanto a nivel social y político como de gestión de un medio televisivo: la referencia para la dirección del Canal son…¡el resto de infumables emisoras de televisión públicas, privadas e incluso locales, en las que cebarse en la crítica es tarea generalizada! Mención aparte merece la programación de largometrajes de ficción, solución facilona donde las haya y a través de los cuales se vertebra la colonización cultural del pensamiento único entre todos nosotros, a lo que en breve se sumará el fútbol para completar el perfil de los recursos “imaginativos”. ¿No había tareas más urgentes que acometer? A la nula disposición hacia las versiones originales –teniendo tan cerca el modelo televisivo luso de programación sin doblaje-, se suman el desencuentro absoluto con el país vecino -en contra de los principios de programación de la cadena- y el recreo en la emisión de algunos filmes de aliento reaccionario o violento. A ello puede unirse el veto directo tanto a programas documentales como a sectores sociales –de lo que doy fe y documentos si se precisan- relacionados con la realidad extremeña en beneficio de temas “colaterales”; lo más lejano posible del argumento de proximidad exigible a una televisión autonómica y pública. Nada nuevo bajo el sol de lo público y sin embargo podía –debiera incluso- haberlo habido.
Todo depara un escenario bien conocido entre los frecuentadores de las televisiones públicas, al que hemos llegado en Extremadura por la vía rápida: control político de los contenidos; mirada eminentemente casposa sobre la sociedad; apropiación de los criterios de lo que a ella interesa; compra de voluntades y dominio político entre las empresas afines del sector; prepotencia en las relaciones mercantiles y represalias hacia terceros que no se someten a sus criterios. Cohesión en las filas de los trabajadores del medio mediante la selección dirigida, la orientación en consignas y la creación de universos paralelos de bienestar en los que no cabe la réplica a la autoridad de los superiores, agitándose para ello el miedo a la precariedad en la que subsiste el resto de la profesión en el ámbito privado… A los trabajadores se les incrimina con métodos sutiles, para que hagan su labor sin percatarse de que se arrodillan ante un dios que quizás no han elegido: convenciéndoles de formar parte del avance extremeño hacia la modernidad más aséptica a través de lo políticamente correcto.
Quien esto lea podría deducir que lo suscrito se trata de una opinión. Tal es, sin duda. Mas fundada en casi veinte años produciendo contenidos para televisión en y desde Extremadura, que le han servido a uno para poder valorar con cierta autoridad que lo que los políticos, directivos y profesionales al cargo de Canal Extremadura están vendiendo ni es oro, ni reluce. Es un tren que se ha perdido al menos para quienes tenemos otras ideas acerca de lo que significa un medio de comunicación público de la relevancia que puede y debe tener una televisión autonómica.

POR EL MONTE LA SARDINA

Cada mañana mientras se duchaba no podía dejar de tararear esa canción. Dejando caer la mirada no conseguía tampoco entender como alguien podía reírse con sorna de su impotencia. Un sábado, secándose, vio literalmente un pensamiento entre las telarañas del vapor y comprendió que tenía la sartén por el mango. El último episodio de “El lince con botas” se llamaría así: “Por el monte la sardina”. Un pírrico capricho de 1.800 euros, a repartir entre sus secuaces. Mientras se vestía albergó la esperanza de que la plana mayor del teatro de marionetas participara junto a ellos, aquellos hombres y mujeres que habían traído la luz, el pan y hasta la imaginación hasta esta tierra humillada. Del dicho al hecho. ¡Nuestro envite es al no ser! ¡A lo seguro! (*). Los suyos y él se arrimarían al pedestal bajo la estatua, procurando no sostribarse, no fueran a provocar el más ligero desequilibrio: el bronce podría ceder y aplastarles con todo el equipo. Pero… ¿hablaría?. ¿Saldría de aquella garganta una voz hacia ellos, los inútiles?.¿El trueno intimidante del caudillo?. Dicen que es sabido que el oído del hombre es sensible incluso después de la muerte. Pero, ¿algo más aguanta?. Averigüémoslo. Al otro lado de la máscara, ¿quién puede resistirse a hablar con un animal invisible cuando toda la vida ha estado voceando que las sardinas corren por el monte y lo que le espera son palomas cagándole en la cabeza?.
El domingo, a primera hora, les despertó a todos. Había tenido una idea. Escuchó de fondo la sirena de los bomberos. Volvió a ocultar “El contexto” de Sciascia en el hueco detrás del espejo y se puso a mear, orgulloso de su impotencia.

(*) Robe Iniesta “No”.”Supone Fonollosa”, de Albert Plá