Mes: diciembre 2007

EL ENEMIGO

Sólo el pensamiento era su enemigo, que lograba pequeñas, momentáneas victorias.
(…)
Porque se apoderaba incluso del pasado: como si hubiese existido siempre, como si nunca hubiera habido una época en que no existiese, una época de salud y juventud en que el cuerpo seguía el impulso de la alegría, la impulsaba. Sucedía algo parecido a la inflación, pero consistía en un atroz encogimiento: aquel mal iba devorando despiadadamente los pocos ahorros de alegría que había podido reunir a lo largo de toda una vida. Pero quizá todo en el mundo estaba sucediendo como una inflación: la moneda de la vida se devaluaba diariamente; la vida entera era una especie de hueca euforia monetaria que había llegado a perder todo poder adquisitivo. La cobertura en oro –del sentimiento, del pensamiento- había sido despilfarrada; las cosas verdaderas ya tenían un precio del todo inasequible, en realidad desconocido.
(…)
Era como para gritar: “Dios os ha dado un rostro y vosotras lo habéis transformado en otro”, aunque no como Hamlet a las mujeres, a sus afeites, cremas y esmaltes, sino a todos los seres indignos, a la masa indigna que estaba invadiendo el mundo, que se estaba transformando en eso: en algo indigno de la vida. ¿Pero acaso el mundo, el mundo humano, no había aspirado siempre, oscuramente, a ser indigno de la vida? Ingenioso y feroz enemigo de la vida, de sí mismo;

Leonardo Sciascia: “El caballero y la muerte”

JUGANDO CON FUEGO

Entresaco del Acta pública de la Comisión de Control de la Empresa Pública “Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales” celebrada en Mérida, el martes, 11 de diciembre de 2007, en la Asamblea: dice el sr. Gaspar García, director del CEXMA que “nos parece que incluso hasta –el Consejo de Administración lo sabe– con alguna productora rompimos la relación laboral porque nos parecía que se hacían algunos productos que no eran buenos para la infancia y la juventud”. Por segunda vez en la Asamblea de Extremadura se refiere “eufemísticamente” a la supresión de “El lince con botas”, de Libre Producciones, en tales términos: generalizando sobre una serie de televisión de 291 episodios, a los que califica de inadecuados para la juventud y la infancia extremeñas.Para su protección, pues, nos agredieron. Está jugando con fuego el sr. Gaspar. Sabe que carecen de argumentos y emplea los más patéticos que le vienen a su pequeño espíritu de inquisidor. Qué bajo pueden llegar a caer. A la impotencia se une la inquina del torpe (*).Por lo demás (en realidad era una relación mercantil, que no laboral: de igual a igual, que nos les ha entrado en la cabeza) cabe comprender cuánto tiempo podíamos durar en un medio de comunicación que tiene por responsable a semejante cabeza. Ahora bien, que sepan que nosotros (y ya podrían suponerlo) reiremos los últimos. Si no, al tiempo.

(*) “Lo peor es un enemigo tonto. Un enemigo inteligente, si también lo somos, no deja de apreciarnos por ello y combatirá siempre con nobleza contra nosotros.” Oscar Wilde

JUAN DE LABRADOR

Gracias a Rogelio Pérez Mariño (persona de cátedra en fondo y forma, obnubiladores ambos) encontramos el argumento de nuestro próximo trabajo documental: “Juan de Labrador, la mosca en la uva”, que vamos a producir durante 2008, con vistas a lo que podríamos denominar “el mercado internacional”. En su colección de ensayos “A contratiempo”, Rogelio recogía -en el titulado “Anonimato”- una amplia referencia a la figura de este pintor “de renombre internacional ya en el siglo XVII, del que apenas se sabe nada, si exceptuamos su insistencia en añadir a su nombre auténtico, Juan Fernández, el apelativo de “El Labrador”. Quizás su vida retirada de la corte impidió que llegaran a nosotros notas biográficas más precisas”, cito entre comillas de “La belleza de lo real” , el catálogo de una exposición de bodegones y floreros en El Prado que el propio Rogelio emplea en su obra como documentación.
Extremeño de Jaraicejo, al parecer muerto en Madrid hacia 1600, resulta paradójico que su actividad más importante esté fechada, sin embargo, entre 1630 y 1640, según se desprende de la documentación relativa a sus encargos. Probablemente se le confunda con su padre, también pintor y discípulo de Morales. Citado por Nabokov en “Ada o el ardor”, la figura del enigmático, coherente con su cuna y genial Juan de Labrador era una golosina a la puerta de un colegio para nosotros: reconstruir su biografía (o teorizar sobre ella), recuperar el eco del Siglo de Oro en aquella Extremadura campesina y moderna, imitar el claroscuro y dirigir nuestras inquietudes hacia el arte, en particular el de la grandeza en el anonimato (y encima, con todas las apariencias de haber sido elegido), resulta emocionante, como no puede dejar de serlo este oficio de iluminaciones. Ésta procede de la inspiración de otro grande de incógnito, de quien no sabemos decir si procura más placer leerle que escucharle, que ya es decir. Aunque comienzo a estar preocupado por algún pequeño atisbo de senilidad, no en vano se refería a mi persona, en la dedicatoria de su libro, como “mago de la luz”. Nadie es perfecto.

INSULTO A LA INTELIGENCIA


El presidente de la Diputación de Badajoz destaca la contribución de los periodistas extremeños para “cimentar el modelo de sociedad en libertad”

Definición de cinismo: Desvergüenza en defender o practicar acciones o doctrinas vituperables. Afectación de desaseo y grosería. Imprudencia, obscenidad descarada.

Extraigo de una noticia de “Extremadura al día”: “El presidente de la Diputación Provincial de Badajoz, Valentín Cortés, destacó durante la entrega de los III Premios de Periodismo ‘López Prudencio’, la contribución de los periodistas extremeños para “cimentar el modelo de sociedad extremeña en libertad y plural”, agradeciendo de este modo su labor en la formación de la opinión pública regional “conformada libre y de cara al futuro”.Así, el presidente provincial resaltó además el trabajo que los periodistas realizan en la región “lejos del espectáculo y los índices de audiencia” que se han “apoderado” de los medios de comunicación. Por último, Cortés agradeció la labor de “fiscalización y crítica” que desde los medios de comunicación se hace con respecto al sector político y público, que en la región, matizó, se realiza “desde el gusto por la veracidad y respeto absoluto al límite entre la función política y la periodística”, contribuyendo así a tener “una sociedad mejor formada y culta para elegir su destino”.

No me he podido contener. Obviamente, no hay una sola palabra cierta, ni una sola coma defendible de lo que salió de esa boca. Y pruebas hay a miles, incluidas esas orgías navideñas en forma de confraternización entre políticos profesionales y “periodistas” extremeños. Si nadie conoce la labor de una Diputación siquiera para valorar su gestión, es mejor pasar por alto la labor de los medios de comunicación social en Extremadura ya que sí es de todos conocida: sumisión, miedo, vasallaje, precariedad, manipulación. Nula labor de fiscalización. Ninguna crítica. Contribución a la apuesta por una sociedad desinformada e inculta, cimentando un modelo sometido y sectario, a la vieja usanza. Matrimonio de conveniencia entre el sector político y el de la comunicación. Absoluto desprecio por la veracidad. Esta no es la verdad del pajarito: es la verdad a secas. Así, las palabras del sr. Cortés son un insulto a la inteligencia. Incluida la que le pudiera haber servido a él mismo para ascender tantos peldaños en el escalafón del cinismo. No se lo cree ni él (ni el presunto “periodista” que le ha escrito el discurso en su gabinete de prensa)

EL VIAJE IMPOSIBLE

http://media.imeem.com/v/R-4rEC_OmX/aus=false/pv=2

Termina el año, con sus buenas cosas y sus malas cosas. Nuestra serie “guadiana” terminó aquí, en el capítulo adjunto: le llamamos “El viaje imposible” en un alarde de tino. Es, definitivamente, el último.Mientras tanto, la vida con todos sus desfiles de mariposas ebrias, de trenes imperfectos, inventos y legañas, caracolas, más música…Volveremos, como diría Don Henley, cuando el infierno se congele.Y…¿ya va haciendo frío, no?

¿Y CÓMO LA DEFINIMOS?

-¿Y como la definimos?- digo, ansioso por iniciar las líneas que me conduzcan hasta resolver este artículo sobre “Portugal”.
-Como la historia de una mujer que deambula a pie por su propio imaginario.
Para eso sirve un guionista, en este caso una guionista. A veces no les hace falta ni el relato, ni la estructura: ni siquiera el principio o el final. Puede bastarles el título o una simple conversación. Creánme, es cierto. Pueden darle una patada a una piedra y les aparece una sinopsis, una síntesis, un compendio. Parece sencillo, pero reducir una película a una sola frase no es sencillo. Escribir esa película tampoco lo es, antes al contrario. Será necesario golpear muchas piedrecitas en los caminos. Y fumarse muchos cigarrillos, y elegir muchos restaurantes dónde se pueda fumar. E inventar diálogos que poner en la boca de desconocidos. Hacer la película es, simplemente, un infierno. Es otra escala de piedras. Hacerlo en Extremadura es como si al abrir la puerta de ese averno te lo encontraras congelado.”Hell over freeze”. Eso pone en el cabecero de mi cama.
Lugares comunes aparte -¿a quién no le cuesta sacar adelante proyectos culturales en la periferia?, bueno, ¿a quién excepto a los de siempre no les cuesta sacar adelante proyectos culturales en la periferia?-, “Portugal” es una huida hacia adelante, literalmente. De su protagonista, de sus autores y de su productora, una tan modesta como incapaz de haber sido breve productora de provincias llamada Libre Producciones. Veinte años atrás nacimos con ese nombre y ahora, convertida la letra del tango en anécdota, seguimos aspirando al mismo logro: vivir. Vivir sin trabajar, por supuesto. Haciendo películas y series de televisión, documentales y demás. Pero sin otra cosa que hacer, por las mañanas o las tardes –o por las noches- con que ganarse el sustento. En esto no nos parecemos a casi nadie, al menos por estos pagos conocidos como las tierras al extremo del Duero. Tamaña demasía, y además sostenida y no enmendada, unida a cuestiones menores como el poco deportivo ejercicio de los poderes públicos y económicos extremeños de disparar contra el disidente, nos ha llevado a agilizar el músculo de la imaginación más allá de lo exigible a esta noble tribu de perezosos. Nace así “Portugal”, como otros proyectos: hagamos lo que se pueda, pero hagámoslo bien.

“Portugal”, por si no se ha intuido, es, será, un largometraje de ficción, nuestro segundo proyecto en este género tras aparcar por ahora la producción del titulado “Tres cuartos de hora”, por tres veces consecutivas abandonado en la cuneta por el grupo de sabios cualificados de la Consejería de Cultura extremeña para distinguir a los proyectos con una ayuda económica para su producción. “Tres cuartos de hora” obtuvo 59 de los 60 puntos necesarios, tres años consecutivos. Abruma pensar que hay personas aún más tercas que uno mismo, y encima no son conductores de autoescuela.

La película comenzará con un desmayo y nació durante una siesta. Todo tiene explicación y también este despropósito. Surgió una tarde primaveral, durante un pase de diapositivas en casa de unos muy buenos amigos. Veíamos irrumpir una a una las imágenes proyectadas, obtenidas durante un período de años, y en las que se mezclaban azarosamente paisajes y tiempos, lugares y momentos muy lejanos entre sí: uno de los gatos del autor había volcado el estante conteniendo las filminas y a causa de ello se habían desordenado, motivo por el cual viajábamos a través de un espectáculo visual ecléctico y azaroso por la vida y los recuerdos de esa persona. Memorias desordenadas, nostalgia hasta cierto punto desconcertada. A Luis, que es su nombre, le costaba trabajo rememorar el lugar que en cada momento acudía a la pantalla. Pero siempre acudía en su auxilio, con mayor o menor lucidez, el momento en que apretaba el botón de su cámara. Quién dispara a conciencia raramente olvida. Más o menos repentinamente caí en estado de sopor, consecuencia no de las instantáneas sino del vino y las viandas previas. Cuando al poco –hay otras versiones menos condescendientes- recuperé la claridad pude reincorporarme a la sesión y casi en duermevela vislumbré en aquel fortuito hecho el argumento de un filme. El azar. El viaje. Las señales. La redención personal. Presentes todos en mi más que modesta obra previa. Pero presentes. Aquello era lo que buscaba. En medio de mi entusiasmo surgió otra señal: una fotografía en concreto. La de un anciano, hermoso como la luz que le rodeaba, la luz que consiguió imitar el artista que le retrató. Aquel sería el destino de mi protagonista: encontrar de nuevo a aquel anciano, o aquel lugar, o aquella sensación: la de haber creado belleza, la mórbida placidez de lo sublime. ¿Estaría allí esperando el regreso? ¿Porqué no hacemos durante nuestra vida aquello que mejor podemos hacer? Eran preguntas ya para el personaje principal. En ese momento se convirtió en mujer, en una persona presta a la jubilación, hastiada de vulgaridades, de vivir sola y de las luces de la navidad. Se convirtió en alguien que vio la luz. Y decidió emprender el viaje. Imaginario o no, hasta el lugar donde nació la fotografía que le hablaba de un tiempo idealizado, pero real, cuando el cuerpo le exigía su mirada y su mirada era de combate. Aquel abuelo estaría en Portugal. Quizás él no viviría ya, pero ella sí. Y yo me incorporé del tresillo y pedí cerveza, más cerveza.

El resto es trabajo de la guionista. Bastante hago con dormitar.


Nota: La foto es de Leo Simoes, del rodaje de “la ilusión” (2001)
Este artículo se escribió para la revista “Qazris”, que dedicará un espacio de su próximo número a “Portugal” y al veinte aniversario de la Libre Producciones. Con nuestro agradecimiento a Antonio Martín por hacernos hueco a los del bosque de Sherwood.

LAS PALABRAS DE VÍCTOR

Escribí en su día: “Víctor Chamorro, escritor. Una existencia dedicada a la palabra. Su casa de Hervás ha querido que sea, quizás como contrapunto, un castillo revestido de imágenes. Cada reaparición de Víctor Chamorro y su encendida, heroica y brillante literatura es un aterrizaje forzoso para el compromiso. Cada una de sus obras recupera el recuerdo de la desmesura, el drama de la amnesia, los atropellos de la injusticia. Argumentos que muy pocos toleran como entretenimiento, y menos como amenaza. Chamorro entrega con su obra lo que cabe exigírsele al escritor, y hoy ni siquiera se le sugiere como mérito: esfuerzo por enriquecer el lenguaje, jirones oscuros o cristalinos de la propia existencia, coherencia personal, pasión por el oficio de escribir. Víctima de sucesivas censuras con distintos ropajes, cada día es más difícil ver la luz para los alquimistas del lenguaje…” Como el propio Víctor tuviera la gentileza de adelantarnos, su hija Maite ha puesto en marcha “Planteamiento Editorial” para publicar su obra inédita, en forma de colección dedicada a su pluma. La primera novela que ve la luz en una mimada edición es “Guía de bastardos”, y tras ella vendrá la excepcional “Los marqueses del infierno”, “Los latidos de la memoria” y un poemario titulado “Zaguán de las cuatro estaciones”. Como la espléndida “Guía de bastardos” recalca -qué placer de lectura- Víctor lleva desde siempre desenterrando tesoros del lenguaje y la idiosincracia extremeña de los últimos siglos, un tiempo en la frontera provisional entre la existencia y el olvido. Su labor no tiene precio en este marasmo de rostros cambiantes, incluido el de la tierra en que nos criamos. Estaría por decir que su pluma no nos la merecemos, pero sería tan ingrato como tantos con su trabajo en sordina, tan coherente como esclarecido. Cuando todas las conclusiones del día de hoy son favorables al necio, siempre han de quedarnos algunas excepciones. La de Víctor Chamorro es tan clara como incomparable el olor a tierra mojada.

REGALO

La reproducción no le hace ninguna justicia, pero este original adjunto de Luis Hernández presidirá el zaguán de nuestra casa. Un regalo que enriquece, pues resume cualidades personales, profesionales y artísticas perfectamente acordes reunidas en una misma persona, la de su autor. Rara avis. Una metáfora proverbial en medio de la realidad más utilitaria, con esa colada en color gritando en medio del gris absoluto que se encamina al negro. Una más de las tantas y tan exquisitas fotografías -viajar por ahí con este hombre es convertir en un imposible que descanse la vista, de tanta plasticidad que descubre en lo ordinario- que guarda en el sobrado de su casa, infinitamente sutil, infinitamente trabajado, un santuario de cosas atractivas (y ocultas) en el que revoloteo feliz cada vez que acudimos.

CUMPLO Y MIENTO

Arrecian los buenos deseos de cara a las fiestas (sic) y el año nuevo. Tromba de postales electrónicas de gente buena, ingeniosa y cercana -los irreductibles amigos de Factoría de Video, siempre dando ejemplo, han donado lo que gastaban todos los años en cumplidos a Intermón-Oxfam- y lluvia de lisonjas de corporaciones y empresas de servicios.Entre ellas, la adjunta, un envío grandilocuente en cartón y couché del diario “HOY”. La campaña, para dar pie a su setenta y cinco aniversario (qué tendrán que ver con aquellos que lo empezaron), incluye un artefacto que imita el envoltorio de un turrón de almendras marca “Hoy”, cuyos ingredientes, asegura, son los siguientes: “Objetividad, cercanía, profesionalidad, historia, innovación y calidad”. Como “Propiedades nutritivas” dice contener: “Energía, confianza, información y entretenimiento”. Como no he visto las casillas, me temo que no pretendían que marcáramos con una “x” aquello que nos parecía cierto. En fin, cumplen, al menos con aquellos “privilegiados” que aparecen en su base de datos, y mienten, como a diario. La campaña la firma una agencia cuyo primer ejecutivo nos dejó una frase para la posteridad en nuestro primer y último trabajo en común: “La imagen es importante; yo sin un BMW no me atrevería ni a salir de casa”. A estas alturas, aquí, con ese trabajo y esos clientes, tendrá unos pocos.

EL TEATRO DE LA CORTE

“Rajoy alaba a Felipe González: “Ha demostrado que tiene ideas sobre Europa”
Trabajan en el teatro de la corte.Y comparten el papel y las ideas.Y los hechos, que es aún peor. Terrorismo de estado, consolidación de estructuras sociales, entreguismo a las corporaciones, introducción de los lobbies, liberalismo ideológico y financiero, finiquito del sector primario, imposición de tratados, apoyo a la energía nuclear y petroquímica, flirteo político y comercial con genocidas, política medioambiental errática e hipócrita, cierre de fronteras a la inmigración, belicismo, empleo de la cooperación para consolidar mercados, control y manipulación mediática, persecución de la disidencia, desinversión en investigación, ciencia, educación y cultura, corrupción política y social…Eso sí, todo en un clima de bonanza económica (para una sexta parte de la población mundial). Cuando se llega al punto de sostener que éste personaje es uno de los sabios que “reflexionarán sobre el futuro de Europa” (y él acepta) solamente queda sentarse a escuchar como silba la tormenta a través de los cristales rotos del manicomio.

http://www.elpais.com/articulo/espana/Rajoy/alaba/Felipe/Gonzalez/Ha/demostrado/tiene/ideas/Europa/elpepuesp/20071219elpepunac_6/Tes

GALLARDO ENSEÑA A LEER

Andaba yo preguntándome como habría sentado en la plantación de algodón llamada “El Periódico Extremadura” la noticia de que el Grupo Zeta, del que depende, esté barajando desprenderse de la cabecera extremeña por su difícil rentabilidad, cuando resulta que las huestes de Tinoco y compañía bien podrían haberse ahorrado sus gratuitos esfuerzos en apoyo de la corporación Gallardo y la administración regional: dentro de nada puede ser obediencia debida, lo que podría permitirles conciliar el sueño sin reparo alguno. Una información de “El Confidencial” alude a que “Zeta controla, entre otros medios, El Periódico de Cataluña, Tiempo, Interviu o Ediciones B. y que el propietario del grupo, Antonio Asensio Mosbah, había encargado a Société Générale la búsqueda de un socio para hacerse con un porcentaje del capital del 30%, pero la mayoría de los grupos interesados prefieren pujar por la totalidad del grupo.Según ha publicado este diario, al menos cuatro bancos han hecho saber a Société Générale que tienen clientes interesados en realizar la operación, aunque no ha trascendido el nombre de los interesados. De todos modos, en diversas fuentes relacionadas con la operación se daban como seguros los nombres de Prisa, Planeta y Mediapro. Otros posibles compradores son Vocento, RBA o Grupo Moll”.
Continúa el diario digital diciendo: “Según otra fuente, el Grupo Alfonso Gallardo se ha sumado al pelotón de candidatos, “pero está interesado en todo el grupo”. Alfonso Gallardo es un empresario que compró a Prisa El Correo de Andalucía y Diario de Jaén y que ahora quiere construir una refinería en Extremadura. Un portavoz de este grupo consultado por El Confidencial “no confirma ni desmiente” el interés del Grupo Alfonso Gallardo por la operación.”

La cosa está clara: el imperio pesado, precavido y nervioso, se ha asesorado y los estrategas del control de la comunicación le han hecho ver donde tiene que poner la carne para convertirnos en un asador. A su industria de la contaminación se suma ahora la de la toxicidad y la manipulación. El Grupo Gallardo con una editorial es como un santo con dos pistolas. Noticias como ésta ponen los pelos de punta, en particular porque difícilmente llegaran siquiera a oídos del común de los mortales. Nunca mejor dicho. Si finalmente Gallardo no adquiere el Grupo Zeta en su totalidad (ya podemos imaginar cuantas cabezas caerían en “Interviú”, una molestia en su plan de expansión y refinero) bien podría quedarse solo con la “hoja parroquial” cacereña, o compartirla con Prisa o Vocento. En fin, hay que ver qué cantidad de dinero invierte esta gente en convertirse en grandes y mezquinos, con las necesidades que tantas personas pasan en el mundo.

LISBOA PORQUE SI

El nuevo Tratado de Lisboa. Las reglas del juego son sencillas: si convencemos a los ciudadanos por los medios acostumbrados, está bien. Si no, elevemos el telón del auténtico espectáculo: la imposición.Y aquí paz y después gloria. Las quejas, al maestro armero. Extraigo del blog de Attac: “Acción de calle realizada el Jueves 13 de Diciembre en el centro de Madrid por Attac y Ecologistas En Acción. Se denuncia la falta de democracia en el proceso por el cual se ha firmado el tratado de Lisboa, imponiendo a los ciudadanos de la Unión Europea un texto muy similar al rechazado por las urnas cuando se le llamaba Constitución Europea.”

Ha sido un enorme placer encontrarse con personas como Françoise Chuffart, de Attac Madrid, y su esposo. Con ellos, profesionales de altura, gente hospitalaria y entregada, coordinamos otras proyecciones en Madrid de “Mientras el aire es nuestro”,  y la organización de un taller y otras acciones que den a conocer el proyecto de polo petroquímico durante la celebración del Foro Social Mundial en Madrid, en Enero. Hasta entonces, podemos firmar y apoyar la petición de un referendum para el nuevo Tratado. Aquí se puede leer la petición de un referendum iniciada por Attac
… y aquí se puede firmar la petición.. No damos abasto, pero tampoco es que vayamos a mear sangre por el esfuerzo…

GORA EXTREMADURA (O antes se pilla a un mentiroso que a un cojo)


http://www.extremaduraaldia.com/extremadura/el-presidente-de-la-comision-de-industria-del-senado-aboga-por-la-industria-petroquimica-para-consolidar-las-nuevas-sociedades/49566.html
Hay días en que uno se desayuna con buenas noticias: Francisco Fuentes Gallardo no forma parte de la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado. A partir de ahí, los daños están limitados. A fecha de hoy, afortunadamente su competencia se reduce a ser el Portavoz de la Comisión de…Incompatibilidades. Hombre, pues el turbio gris de la mañana vira al rosa encantador. Así, la gira de la citada Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado por Extremadura, con el sr. Xabier Albistur al mando, nos ha deparado estimulantes nuevas acerca de nuestro destino como los ciudadanos más confusos de la autonomía más contradictoria. Nos quieren carne de cañón y así los mensajes que se dan, a conveniencia del poder económico y político de turno, varían en función de las necesidades del promotor. Ya me gustaría escuchar al Sr. Albistur sostener en su país o en Madrid mismo lo que ha asumido en Mérida, contradiciendo de forma alarmante no ya los informes financieros y científicos relativos a los combustibles fósiles sino además las prácticas políticas de su propia formación.Y por lo demás, su propia actuación como responsable de la desmantelación industrial de Euskadi en los años ochenta en beneficio de su actual economía financiera y de servicios.

El sr. Albistur (EAJ_PNV) es el clásico profesional de la política desde la transición, no en vano fue alcalde de Donosti y viceconsejero de Trabajo y Empleo en el gobierno vasco con Carlos Garaikoetxea, entre otros muchos cargos públicos. Navarro en Navarra, vasco a conveniencia, fue nombrado en 1982 Consejero de la Sociedad para la Promoción y Recorversión Industrial en representación de aquel Gobierno vasco acosado por el terrorismo. Asumió el cargo sólo un año después de la transferencia de competencias en materia energética desde el gobierno central: ¿adivinan qué proceso tuvo que llegar a cabo en el marco de su responsabilidad? Además de lidiar con el asesinato de José María Ryan y la campaña de ETA para el cierre de Lemóniz (con éxito para la banda: “en septiembre de 1982 el gobierno central asumió, mediante un decreto de intervención, la continuación y la realización de las obras de Lemóniz por el Estado. Sin embargo, un mes más tarde el PSOE ganó las elecciones generales y no volvió a reanudar las obras. En 1984 el gobierno del PSOE, decretó la moratoria nuclear produciéndose la paralización de las obras”) el sr. Albistur emprendió junto con sus colegas el proceso que ha convertido a Euskadi en el destino imposible para la industria pesada que, paradójicamente, propone como modelo para Extremadura dado que “la ampliación de la Siderúrgica Balboa o la construcción de la Refinería Balboa, son instrumentos claves para consolidar sociedades nuevas que tienen que adaptarse a un mundo globalizado, como consecuencia del progreso de la economía.” Sociedades nuevas, dice el tío. Dónde dice nuevas hay que leer dispuestas al sacrificio, inútiles o vagas. No conflictivas: aquí no hay pistoleros. El olvido está lleno de memoria selectiva y eufemismos violentos. Chantajeados por las corporaciones de las que alimentan sus patrimonios y sus egos, el cinismo de estos personajes sería cómico si no fuera por que contemplan la situación desde lo alto sin sentir compasión alguna por el pueblo.Sus lindezas (“los vascos tienen una deuda con los extremeños”, dice en público en Mérida) son extremadamente benéficas para la causa antirefinera. Semejante reflexión salida de un nacionalista vasco con veinticinco años de responsabilidades de gobierno local, autonómico y estatal tendentes a influir, manifestar y justificar exactamente lo contrario lo dicen todo acerca de las reservas que en la opinión pública conservadora, sensiblemente antivasca, puede provocar el personaje.
Po lo demás, sin novedad en el frente. Solo faltan Serrat y Sabina y ya tendremos todas las opiniones favorables a la defenestración económica y cultural de Extremadura en favor de un desarrollismo decimonónico y nuestra conversión en una anacrónica reserva india para turistas burgueses, que puedan llegar a ver a los catetos, que diría Manuel Amigo, a la mayor velocidad posible. Tendremos que mantener el culo lo más limpio posible, no en vano tal parte del cuerpo estatal se nos considera. No hay que descartar pues a la industria celulosa para ayudarnos en tan higiénica tarea. Sarcasmos aparte, uno agradece siempre sentirse informado y tutelado por los padres de la patria y por los medios de comunicación, siempre prestos a servir con ecuanimidad y contraste las noticias. Así, la figura del rondón influyente no pasará desapercibida entre los lectores. Loa pues a una Comisión de Industria en la que estaba incluido en los papeles y no sabemos a santo de qué el sr. Eugenio Álvarez, bien conocido ex-consejero extremeño y actual senador, a pesar de que no figura oficialmente en ella desde marzo de 2005. En la actualidad es el Presidente de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación en la Cámara baja, lo que ya es amenazar. Menos mal que son floreros. Si no, no queda de nosotros ni el recuerdo.

INEXPUGNABLES

“¿A dónde se va el pasado cuando emigra? Si no todo es vanidad, quizás hay escondidos resortes de belleza en las piedras labradas. Pequeñas islas sólidas de historia cercadas de presente, donde laten alientos de romances mozárabes y de jarchas cristianas, moaxajas y zéjeles de piedra, masa y ladrillo que han perdido su música de antaño. Voces de una vida real que, hoy como ayer, acariciaba la luz del sol como un bien cotidiano. Hay una época a la que nunca han puesto fecha cierta ni nombre claro los libros de historia, quizás porque nunca acabó definitivamente. O quizás sólo porque durante siglos detallaron los cronistas más la intolerancia, los intereses y las leyes de unos pocos que los sentimientos reales de una gran mayoría olvidada. Se trata, claro está, del pueblo llano, de la gente común que padeció o se alegró, según los casos, bajo las decisiones de sus gobernantes. Ellos, más que señores, condes y duques, protagonizaron esa época imprecisa de franca tolerancia que es el fondo real de la época medieval y pre-moderna en una Europa enriquecida por muchas influencias. Ellos compusieron los primeros poemas líricos escritos en el suroeste de la península ibérica. Los señores edificaron monumentos. Ahora desnudos pies de turistas pisan las losas, donde antaño resbaló la sangre… “
Esta era la introducción del episodio “El Castillo de Luna” de nuestro “lince con botas”. Se produjo el año 2002.Seguía diciendo el guión de Ana: “Es imposible resumir la historia de Alburquerque. Una larga época árabe empezó a terminar en Abu-el Qurq, el país de los alcornoques, cuando en 1166 el rey leonés Fernando II tomó el enclave fortificado. Victorias y derrotas por ambas partes se sucedieron durante más de 50 años, y a principios del siglo XIII queda el lugar en poder de Alonso Téllez de Meneses, pariente del rey Fernando III. Es entonces cuando se atraen nuevos pobladores de los reinos vecinos, y su fuero ordena el gobierno de la villa, las relaciones entre señor y vecinos dentro del cercado común de unas murallas. Para la población actual, el Castillo sigue siendo una presencia cercana, aunque el significado del impresionante conjunto elevado en un extremo del espacio que ocupa la villa de Alburquerque ha cambiado. En los siglos XIII, XIV y XV , se alzaron las paredes acumulando piedra como símbolo de la autoridad y el poder que representaban. Pero también se construyeron con la complejidad de una máquina de guerra moderna. Siempre se agradecen las explicaciones en lugares tan vastos como éste, donde hay muros construidos, precisamente, para impactar a los visitantes”.
Las explicaciones las ofrece ahora el blog de la “Asociación para la Defensa del Patrimonio de la Sierra de San Pedro-Los Baldíos”, consciente de la fuerza de la unión ante el alucinante proyecto originario de hospedería en el Castillo de Luna, suspendido por el sonido vibrante de su oposición a una idea incluso más propia de encastillados que de lunáticos. Pero la cosa continúa y así me lo advirtió un amigo. “Más que las palabras de los violentos temo el silencio de los buenos”, citan en el diario de la Asociación. Cito aquí el final del texto de Ana para aquel programa: “Pero al sol del Castillo de Luna, sólo vale una palabra: “Inexpugnable”. Así se narró en el siglo XV una de las muchas rebeliones de un señor insumiso que le dejó su nombre poético. Habla el rey:

¡Oh don Álvaro de Luna
cuán mal me habías burlado!
Dijiésteme que Alburquerque
estaba puesto en un llano;
Veóle yo cavas hondas
y de torres bien cercado.
Dentro la caballería
gente de pie y de caballo
Y en aquella torre mocha
Tres pendones se han alzado…

Álcese luego el real,
Que excusado era tomallo.”

Que vuelva pues la razón, que la fuerza no se ha ido.

La “Asociación para la Defensa del Patrimonio de la Comarca Sierra de San Pedro-Los Baldíos” denuncia que, una vez más, las autoridades locales y regionales siguen con su actitud de silencio ante todo lo relacionado con la conversión del Castillo de Luna en Hospedería de Lujo. Desde esta Asociación se da a conocer públicamente que en el llamado “Recinto de los Portugueses” se están llevando a cabo intervenciones encaminadas a realizar un estudio geotécnico. Suponemos que se trata de comprobar la composición del terreno donde irían las habitaciones de la hospedería según el nuevo proyecto. Desde el lunes 3 de diciembre de 2007, una máquina perforadora de una empresa de Sevilla ha realizado, hasta el momento, una cata que ha alcanzado 21 metros de profundidad, según los propios operarios. Más o menos, ésta es la distancia que hay desde la parte superior del baluarte hasta el suelo de la iglesia de Santa María del Mercado. Esta prospección ha sido practicada en el baluarte central, por el que discurre el túnel de acceso a la entrada del castillo. Nos tememos que las intenciones sean las de vaciar los baluartes hasta la profundidad antes señalada. También nos preguntamos cómo puede alterar esta intervención a una zona declarada como Bien de Interés Cultural. Somos conscientes de que, en cualquier monumento y su entorno, debe realizarse un estudio arqueológico e histórico previo a cualquier intervención, cosa que no se ha realizado todavía. Una vez más son las propias autoridades las que se saltan los pasos que hay que seguir en el protocolo de preservación y conocimiento de nuestro patrimonio. Del mismo modo nos preguntamos qué pasará con el famoso túnel de acceso al castillo. Se respetará o, por el contrario, desaparecerá para construir las habitaciones.

Denunciamos, además, que el alcalde de Alburquerque, en contra de lo que él mismo anunció en los medios de comunicación de informar a la ciudadanía sobre el proyecto, sigue ocultando las diversas intervenciones que se están llevando a cabo. Podemos entender, hasta cierto punto, que la Junta de Extremadura muestre poca sensibilidad hacia este conjunto histórico, segundo conjunto medieval extremeño después de Guadalupe; sin embargo, nos sorprende que el alcalde, siendo hijo de esta villa, esté tan obcecado en la idea de sacrificar el principal símbolo histórico y cultural de Alburquerque. Se trata, asimismo, como ya apuntó el experto en castillos E. Cooper, de un proyecto de corte franquista ya que muchos castillos, durante la dictadura, fueron convertidos en hoteles para el disfrute de unos pocos. Esta situación cambió con la llegada de la Democracia, que consideró los monumentos como patrimonio de todos. En este caso, el de Alburquerque cumple esta función con creces ya que desde hace muchos años funciona como albergue juvenil, gestionado por la Junta, se puede visitar la mayoría de la fortaleza y, en su interior, el pueblo realiza actos culturales que dinamizan la vida sociocultural de la población.

Señalamos igualmente que nuestra Asociación seguirá en la misma línea llevada hasta ahora, esto es, informando puntualmente, ante el silencio del gobierno regional y local, a todo el pueblo de Alburquerque y a la ciudadanía en general de todo lo que suceda en torno a este despropósito.

Asociación para la Defensa del Patrimonio de la Comarca Sierra de San Pedro-Los Baldíos

La Junta amenaza con un nuevo Proyecto para el Castillo de Luna

La Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Alburquerque siguen obcecados en el intento de construcción de una hospedería de lujo en el entorno histórico del Castillo de Luna. Esta nueva alternativa (o propuesta de reforma, como la Junta de Extremadura la ha denominado) es todavía más descabellada, si cabe, que el anterior proyecto. Con ella han intentado minimizar el impacto visual de la torre de 35 m. y la pasarela horizontal de 20 metros; pero ahora, la idea es todavía más absurda, además de que, en este caso, el impacto ha pasado a ser funcional.

La nueva propuesta recoge la construcción de unas diecisiete o dieciocho habitaciones (en el anterior eran 40). Dieciséis de ellas se construirían en los baluartes externos defensivos (conocido como Recinto de los Portugueses, obra del siglo XVIII). La suite, o las dos siuites, irían en el interior de la Fortaleza. Para ello se vaciarían varios de los baluartes, uno de los cuales serviría de parking subterráneo. El restaurante y la suite serían los únicos servicios ofrecidos dentro del Castillo, aprovechando, según dicen, las instalaciones del anterior albergue juvenil. Finalmente, para ubicar el ascensor, que sería interior, pretenden oradar la masa de roca de cuarcita sobre la que se asienta el Castillo, lo cual, además de ser muy peligroso, por las posibles repercusiones que pudiera tener en su estructura, resulta insólito. A todo esto hay que añadir lo descomunal de la inversión. Ha pasado a ser de unos mil millones de las antiguas pesetas, sólo por la construcción de diecisiete habitaciones, algo que resulta, desde el punto de vista económico, cuando menos, asombroso, y más tratándose de una inversión de dinero público. La mayoría de esta inversión la aportaría Europa. Cómo se puede observar, la Junta de Extremadura sigue obcecada en este absurdo proyecto.

Hay que recordar que los baluartes donde pretenden construir las habitaciones están protegidos y declarados monumento nacional. Además, uno se queda perplejo ante la idea de que alguien pudiera querer hospedarse en unas habitaciones subterráneas, en unas especies de búnkeres. Esta nueva propuesta ya ha pasado por la comisión provincial de patrimonio, y que se le ha dado el visto bueno. Por lo que se ve los técnico de patrimonio han dado su aprobación a la idea, ¡¡increíble!!!.

Nuestra Asociación se opone frontalmente a esta nueva propuesta, pues consideramos que se vulnera gravemente la esencia del entorno del Castillo, amén de las intervenciones, bastante preocupantes, que se pueden realizar en el interior, sobre todo si el ascensor es interno. Piénsese en que no se sabe cómo puede afectar a la estructura de la Fortaleza las perforaciones que se hagan en la masa rocosa de cuarcita sobre la que se asienta.

No acabamos de entender, o sí (podereso caballero don dinero, decía nuestro ilustre escritor Francisco de Quevedo), el por qué de esta obsesión de las autoridades locales y regionales por desvirtuar un conjunto histórico medieval, considerado como el segundo más importante en Extremadura.

Nuestra Asociación seguirá su lucha para que finalmente, la hospedería se construya fuera del conjunto histórico. En este únicamente se debería intervenir para restaurarlo y ponerlo en valor, como se ha hecho con otros castillo extremeños.

EN LA SALA DE ESPERA

Antes de ver “La petición”, pasé el fin de semana en Villafranca de los Barros, que es como ir a la aldea de Asterix, pero con los romanos alternando en las tascas y ocupando la “casa del pueblo”. Me había llevado para leer en el autobús “El regreso”, de Bernhard Schlink, una maravilla de la que extraigo la descripción de mi estado de ánimo: “La esperanza que mantenemos con más obstinación es que lo bueno sea también verdadero y hermoso, y lo malo, falso y feo.Yo aún conservaba vestigios de ella en mi corazón y no me decepcionaría un final trivial. Sólo necesitaba saber ese final”. Aunque aún no lo sabemos, lo intuimos. Al final, el aire será limpio y de todos, también el de algunas de las personas con las que se topa uno en los andenes de las estaciones, en las terrazas de los bares, caminando en el silencio de la siesta invernal, personas a quienes no conmueve la resistencia, integrados en un orden respetuoso con la autoridad, colaboracionista con la apariencia de comodidad a la que se escamotea, sin rubor, la dignidad personal: el atrevimiento, la curiosidad, la comprensión. Todo da igual, todo está escrito. Pero no, no somos una cifra, no somos insignificantes. En las hileras de casas blancas, las pancartas diciendo “no” se dejan mirar deprisa o despacio, según los andares del viandante o su vehículo. Unas horas antes de la proyección tomaba un café en un bar del pueblo para comprender mejor: cuatro jóvenes reían y charlaban sobre un particular: el rodaje de la película “Rambo 2008”, algunas de cuyas anécdotas habían visto en televisión. Pagaron entre risas los 26 botellines consumidos y se montaron en un Clio que les esperaba a las puertas y cuyas ruedas se hundieron en el suelo al recibir su risueña carga. Una señal, pensé, un buen motivo para explotar los clichés en que venía pensando. En fin, mi dogmatismo se alimenta de azares. Después vino la proyección de “Mientras el aire es nuestro”, el debate y la cena. Y todo era verdadero y hermoso, jovial y cálido. El pequeño y antipático atentado contra el sillín de la bicicleta de Diego, embadurnado con alguna cosa repugnante a las puertas de la Casa de la cultura, se soluciona con una bolsa de plástico y unas risas aliviadas. Las viandas del Monterrey se consumen porque así ha de ser, indignado con razón el mesonero por nuestra interminable cháchara. Y lo que en su día parecía una tarea desesperada aparece tres años después como lo que es: una reunión de seres humanos obstinados y esperanzados, charlando en la sala de espera de la historia, de la insignificante historia del principio del fin de la era de lo falso.

LA PETICIÓN, FILME COLECTIVO

El domingo asistimos al preestreno -casero- de “La petición”, un “film colectivo”, como a mí me gustan. “Una comedia en tres actos sobre como adelgazar ante la cámara. Mercedes, impertinente directora de “reality shows” para la televisión, se entromete en la vida de un grupo de actores de provincia para realizar el que será su proyecto más ambicioso”. Tal es la sinopsis. En el largometraje -conocido en la intimidad como “el corto de Rafa”: fue creciendo a ojos vista e inevitablemente, como los bebés- han estado implicados muy buenos amigos, en plan cooperativo frente a las espinosas dificultades: su inspirador y espíritu tan intrépido como reconcentrado Rafael Mellado y el conjunto de actores de la Escuela de Olivenza, entre otros caracteres dispuestos a poner su amor a disposición del arte. La película, no en vano, es una burlesca y reflexiva epístola amorosa hacia la palabra, el sonido y la imagen, y muestra la liberación del pesado fardo de la vocación por la interpretación o por la expresión a través del lenguaje audiovisual. Y lo hace de manera tan personal como espontánea. Convierte en matrimonio la premeditación y la improvisación, que tiene toda la pinta de haber sido su propósito. Vamos, la horma de mi zapato. En conseguir esta alquimia Rafa siempre ha sido un maestro. Obtendrá alabanzas allí dónde tengan ojos para la abundancia y la sencillez, al ser una obra tan frugal como compleja. Que ustedes lo vean, aunque aún no sé como.

UN DOCUMENTAL INCÓMODO

Como decidí en su día no leer una sola palabra de lo que se publique en el HOY mientras no cambie de patronos, me perdí una carta que hoy amablemente me hacen llegar. Es del día 11 de diciembre y se refiere al estreno de “Mientras el aire es nuestro” en Mérida. Me parece realmente divertida: me encanta la ironía. Los -y las- citados y citadas le agradecen el esfuerzo de acercarse a la proyección y dedicarle además un tiempo a su valoración. Por cierto, que el mero hecho de su publicación supone un nuevo triunfo de la quintacolumna del “va a ser que no”. Gracias también.

Un documental incómodo
10.12.07 – JAVIER GALLEGO ÁLVAREZ

Aquí un servidor, debido a su temprana edad por aquel entonces, nunca corrió detrás de los grises, algo que estaba muy de moda según parece cuando el dictador mangoneaba a sus anchas en este país (el grande, el llamado España). Tampoco vi nunca que alguien lo hiciera por estos lares. No sé si porque aquí nos tenían atados y bien atados o porque lo de ‘correr delante de los grises’ se queda más que nada en leyenda urbana para la gran mayoría de los que afirman haberlo hecho.

Ahora la cosa, afortunadamente, es muy diferente. Primeramente porque si hubiera que correr lo haríamos delante de una amplia gama cromática que va desde el azul marino de la Policía Nacional, hasta el verde caqui de alguna empresa de seguridad.

El empleado de una de éstas que el sábado de la semana pasada se acercó a retirar un cartel contrario a la refinería durante la proyección de un documental de Libre Producciones en la Biblioteca Pública del Estado ‘Jesús Delgado Valhondo’ de Badajoz vestía de color marrón. Posteriormente, el susodicho mandado también invitó amablemente a un periodista a abandonar la sala. Afortunadamente para él, no había muchos más periodistas en la sala, con lo cual terminó pronto la faena.

Según parece no había pedido permiso a alguien en un gabinete que debía andar tres o cuatro plantas más arriba, no sé si del edificio o del escalafón político. Por cierto, tengo un amigo cuya máxima aspiración es tener su propio gabinete, sea de lo que sea. Me pregunto qué tendrá la cosa que tanto atrae.

A pesar de estas ‘anécdotas’, pudimos visionar todo el documental. Los y las de Libre Producciones nos mostraron su buen trabajo que venía a certificar lo que ya sabíamos, pero cuya reiteración nunca será demasiada, a saber: que una refinería es altamente contaminante, que no va a traer un El Dorado a nuestra región, que sólo unos pocos saldrán más ricos de lo que ya lo puedan ser, que las voces disidentes son amordazadas desde el Poder, y que los y las de Libre Producciones tienen lo que hay que tener.

El hecho de que desaparecieran de la puerta los carteles que anunciaban el evento lo achaco a un intento de hacernos llegar más luz para que no nos tropezáramos en los escalones de la entrada. Y como en la sala estábamos gente preocupada por el medioambiente, nos cortaron la calefacción, supongo que para ahorrar energía en un gesto de solidaridad.

Comentario, también publicado en el medio.
Es muy revelador que cuando los poderes que mandan están empeñados en sacar algo adelante no se paran en nimiedades, y menos aún si las presiones del dinero aprietan por varios lados. No olvidemos que estamos a un tiro de las generales y las campañas electorales no son baratas. Ya han sido varios los “porquesí” que hemos tenido que tragarnos los extremeños por mor de un progreso que parece que tiene que ser para ya mismo, recuerden ustedes por ejemplo lo de llenar las aulas de ordenadores y luego echen un vistazo a los resultados de tan “progresista” azaña pedagógica. Lo peor de todo es que intenten hacernos luz de gas y liarnos con datos vacíos: una refinería contamina, no me vengan con puñetas. Es muy loable que alguien quiera invertir en su región y hacerla crecer, pero, por favor, no a costa de lo mejor que conservamos. Termino como empecé, es normal que quieran amordazar a aquellos que se atreven a poner la realidad en la cara de la opinión pública que, por falta de información, al final terminan conformándose con lo que les imponen.

LIBERTAD EN LA CIUDAD FRANQUICIA

De la sórdida pereza a la ordinariez de una franquicia arrogante en apenas un soplo. Este es mi resumen de la última época de la ciudad en la que nací, donde aún así hay lugar para los mejores -incluido algún espléndido diseñador gráfico, como el autor del cartel adjunto-. A las pruebas me remito. ¡Una concentración antifascista frente a la subdelegación del Gobierno! Vivir para ver. Falta hace: así no será tan fácil el mensaje píldora de “peleas entre radicales”, concebido para no perturbar la paz de las permanentes en las peluquerías o en la cola para lavar el coche. De paso podemos abrir algunas puertas y ventanas y airear las poltronas, las sillas giratorias de las redacciones, los profesores de batín, los administrativos caducados, los traficantes de salud, los perfeccionistas abúlicos, los ociosos golfistas, la cuadra de los artistas, los leones disecados que odian a los catalanes y los falsos corderos para quienes los vascos asesinan. A diario conviven con nosotros.También los asesinos de árboles, los atropelladores, los especuladores y  los dueños del cortijo. Airearlos para que aprendan a usar lo que hemos comprado: la libertad. Y para que dejen usarla a quienes emplean su tiempo en sembrarla. Todo es fruto de la educación (de su falta) y de quienes se benefician de esa falta. Siembra vientos y recogeremos telediarios. Salud y suerte. Otros ya se han mudado. Obviamente, no eran los mejores.

UN RESPIRO

El sábado próximo día 15 a partir de las 18 horas y en sesión doble, proyección en Villafranca de los Barros de “Mientras el aire es nuestro”. En la buhardilla de la Casa de la Cultura. En peores plazas hemos toreao, pero no en mejores que ésta. En la mañana del mismo día presentación del libro -imprescindible, por cierto: yo lo he comprado ayer en Cáceres, lo cual dice mucho de la distribución de lo que edita MR-Planeta- “Conspiraciones tóxicas” de tres periodistas que merecen tal nombre, Miguel Jara, Rafael Carrasco -con quien estamos trabajando en sacar adelante un nuevo documental- y Joaquín Vidal. El proyecto de refinería cada día está más en entredicho (rumores, antesala de noticias) afortunadamente, y aunque las compensaciones puedan depararnos algún que otro disgusto, tiene ya la pinta de que vamos a poder dibujar con nubes la blanca “uve” de la victoria en el cielo despejado. La razón siempre sale adelante, tarde o temprano, y en este caso no hay color.Habrá blanco sobre negro.Y no habrá hecho falta ni la honda.

SESIÓN CONTINUA

Nos sentamos a la espléndida mesa -en la terraza- del Hotel Rural Sierra de San Pedro y mientras comemos la mar de bien alabamos su meticulosa recuperación de la edificación tradicional -y Luis si que sabe de esto-, la gentil paciencia del personal -que son nuestros vecinos, además- y el mero hecho de su existencia, pronto a convertirse a buen seguro en lugar de peregrinaje: difícilmente habrá destino más apacible. A los postres,recogemos las sobras del fin de semana para que se las papeen los perros y acabamos hablando de Hitchcock, a causa de que esa mañana vimos una garza en el riachuelo, el día antes las grullas y dos noches atrás “Los pájaros” en la tele. ¿Y qué hacemos?¿Y si vemos “Encadenados”,propone Geles? Dicho y hecho. Nos metemos en casa y héte aquí los diálogos insuperables de Ben Hetch, la planificación magnífica del cineasta, disfrutando con sus dibujos de cámara en sus rebuscados decorados, el “tempo” de montaje con la regularidad asombrosa del clasicismo, lo radiante y burlesco de su reparto, la trama caricaturesca y a la vez concienzuda. Noventa minutos de ceremonia para quitarse el sombrero, si es que lo usáramos. A continuación, ya con el mono, buscamos otra que ver y nos decidimos por “Offside”, de Jafar Panahi. Una melancólica comedia iraní del autor de la espléndida y gravísima “El círculo” y de la también alegórica y sutil “El globo blanco”. Probablemente una de las mejores películas con el fútbol como telón que haya podido ver, utilizado para polemizar -sin excesiva acritud- sobre la desigualdad entre hombre y mujer en aquella república islámica. Panahi rueda con brío una historia en el tiempo real que transcurre entre los prolegómenos y las celebraciones por una victoria de la selección iraní en el campo de fútbol, al que no pueden acceder mujeres, pese a lo cual muchas intentan colarse con métodos tan ingenuos como onerosos. El cineasta total -escritor, productor, montador y director- actúa como muchos de sus personajes masculinos en la película: allanando el camino de las mozas aplicando el sentido común. Una película sencilla y quebradiza al tiempo -su guión dependía del resultado del partido, favorable finalmente al equipo local: su planificación entre lo documental y lo ficticio es un gran atractivo para el lector de la delicada tramoya de la película, cuyo epílogo dependía de esta circunstancia- que completó una sesión continua en la que solo echas de menos a otros más con los que también disfrutar de este patio de butacas invisible.Afortunadamente, vuelve el domingo.

A TIRO LIMPIO EN MONFRAGÜE

Si no se tiene nada que objetar, si solo se sonríe cuando se destruye, pues nada, a vivir que son dos días. Pero si se tiene un tesoro que no se puede llevar uno a casa en brazos, se puede actuar en su defensa ganando, que no perdiendo, un tiempo precioso. Una carta es suficiente.

http://ecologistasextremadura.blogspot.com/

Activistas de Ecologistas Extremadura han informado a los visitantes del Parque Nacional de Monfragüe sobre las monterías que se vienen celebrando dentro de dicho Parque, pese a que Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales prohíbe expresamente la caza deportiva en el interior de éstos.El Sábado 1 de Diciembre, a partir de las 11:00 en Villarreal de San Carlos y en el mirador de Peñafalcón, activistas de Ecologistas Extremadura informaron a los visitantes sobre las últimas monterías celebradas y sobre los inconvenientes que acarrean para los visitantes y para la conservación del parque. Los ecologistas portaban una pancarta con el lema “menos caza, más conservación” y otras pancartas de mano con alusiones a las monterías que denuncian se vienen realizando dentro del Parque Nacional. A los visitantes se les ha explicado los motivos de la protesta y los hechos que vienen sucediendo ante lo que los visitantes mostraban sorpresa e indignación.
Además, este colectivo ha puesto en marcha una campaña de protesta por Internet contra dichas monterías, suscrita por cientos de ciudadanos contrarios a lo que está sucediendo en Monfragüe y otros espacios protegidos, donde la práctica de la caza repercute negativamente en la conservación y el disfrute de sus valores naturales.
Desde esta Asociación piden nuevamente que se deje de alimentar de forma artificial a los grandes herbívoros del parque, ya que esto propicia un aumento de la densidad natural de especies como el ciervo y el jabalí, y también que desde la administración se utilice después esta superpoblación como excusa para permitir la celebración de monterías, muchas de ellas en zonas de reserva a las que ni siquiera se permite el acceso a los turistas.
Lamentan asimismo el hecho de que algunos de los cientos de perros de rehala que se sueltan en estas acciones vaguen los siguientes días por el parque, como también confirmó alguno de los visitantes, así como el que durante el transcurso de estas acciones (que no son selectivas, como argumentan desde la Consejería), los cazadores intenten abatir los mejores ejemplares a causa de sus trofeos.Con esta acción reivindicativa también pretenden poner de relieve cómo estas actuaciones cinegéticas inciden negativamente sobre los visitantes del parque quienes, además de verse obligados a presenciar el desagradable espectáculo, tendrán más dificultades a la hora de observar la fauna, que como resulta obvio tiende a ser más confiada allí donde no se la mata o molesta.Con estas medidas de presión e información, los ecologistas pretenden que se renuncie a cazar en el Parque Nacional de Monfragüe así como reivindicar que tampoco se cace en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos ni en el resto de los parques naturales extremeños, y hacer una llamada de atención a la Junta de Extremadura para que respete la legislación vigente, en este caso la ya mencionada Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales, que prohíbe taxativamente la caza deportiva en estos espacios protegidos.
Asimismo solicitan medidas que permitan la recuperación del lobo ibérico, el depredador natural de los grandes herbívoros, medida que ya se ha puesto en práctica con éxito en Parques Nacionales como el de Yellowstone (EEUU).

Desde la Junta de Extremadura están autorizando la celebración de monterías dentro del Parque Nacional Monfragüe pese a que la Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales prohíbe expresamente la caza deportiva en el interior de éstos.

Envía un mensaje al Presidente de la Junta de Extremadura, al Consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, a la Ministra de Medio Ambiente y a los grupos políticos con representación en la Asamblea de Extremadura, PSOE y PP, para que no se permita la caza dentro del Parque Nacional de Monfragüe, en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos ni en los Parques Naturales extremeños, para que se priorice el disfrute y la conservación de la naturaleza a la práctica de caza y para que se tomen medidas que permitan la recuperación del lobo ibérico en Extremadura.

Esto lo puedes hacer de tres maneras:

1) Firmando en alguna de estas páginas; lleva sólo unos segundos.

http://www.firmasonline.com/1Firmas/camp1.asp?C=971

http://www.petitiononline.com/monfrag/petition.html

2) Enviando por correo ordinario cartas similares a éstas:

http://www.ecologistasextremadura.org/descargas/monteria_ministra.rtf

http://www.ecologistasextremadura.org/descargas/protesta_monterias_consejero.rtf

3) Copiando y pegando en tu correo el texto de más abajo y dirigiéndolo a los siguientes destinatarios.

consejero.iema@juntaextremadura.net,
presidente@prs.juntaex.es,
ministra@mma.es,
grupopp@asambleaex.es,
grupopsoe@asambleaex.es

(No olvides ponernos a nosotros como destinatario oculto para que podamos contabilizar los correos): coordinacion@ecologistasextremadura.org

——————————————————-

Estimado Sr/Sra.:

He tenido conocimiento de que en el Parque Nacional de Monfragüe y en otros espacios naturales protegidos se vienen celebrando Monterías, pese a que la Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales prohíbe expresamente la caza deportiva en el interior de éstos.

Creo que, además del respeto a la legislación vigente, en un Parque Nacional debe prevalecer el derecho de quienes desean ver animales salvajes autóctonos en libertad sobre cualquier otro tipo de intereses. Este derecho se ve conculcado de forma evidente si en las rutas se sitúan puestos con cazadores o a los animales se les persigue y mata, pues no sólo mueren ejemplares, sino que el resto se vuelven más asustadizos y difíciles de observar.

En estas monterías los cazadores, lejos de seleccionar las presas, tienden a matar a los mejores individuos por sus trofeos y además se fomenta la masificación de perros en rehala (de todos son bien conocidas las pésimas condiciones de vida de los mismos, su mala alimentación por no hablar del abandono y sus consecuencias).

Estas actuaciones de batidas, rehalas y disparos pueden repercutir de forma negativa sobre especies en peligro de extinción (lince, Águila Imperial, Buitre Negro…), que encuentran en estos santuarios sus últimos reductos, pues son sometidas a un estrés que ocasiona en estas poblaciones un efecto negativo que puede suponer su definitiva desaparición de estos lugares o al menos una merma en el número de ejemplares, por no hablar de los “accidentes” que sin duda ocurren en estas cacerías. Se da la contradictoria circunstancia de que la mayoría de estas monterías se desarrollan en lugares a los que no está permitido el acceso a los turistas para su mejor conservación.

Contradictorio es también que, con el pretexto de la creciente población de venados (cuya causa reside en la alimentación artificial por intervención humana, amparada e incluso llevada a cabo por la propia Administración), se justifiquen estas matanzas que no satisfacen otra cosa que intereses particulares, retorciendo el verdadero sentido y fin de las normas y fingiendo no incumplirlas. Algunos responsables de la Administración parecen burlar las leyes para ponerlas, no al servicio de los ciudadanos, sino al de oscuros intereses personales.

Sería necesario y conveniente restablecer el equilibrio evitando la eliminación de los depredadores que regulan sus poblaciones y permitiendo su existencia en la zona de una manera racional, lo que podría hacerse con el lobo ibérico -en fase de expansión en otras zonas del país-, y que podría volver de nuevo a Monfragüe si se crean las condiciones adecuadas, poniendo en marcha un comprometido plan de recuperación de la especie.

Espero que la postura de este Departamento se encamine en una dirección más acertada que la actual, y se depuren las responsabilidades por estos actos brutales, como titulares competentes en materia medioambiental. Este esfuerzo es fundamental para desarrollar la educación de los ciudadanos y, en este caso, de los ciudadanos de Extremadura, que quieren dar ejemplo de hombres y mujeres respetuosos con la naturaleza y el progreso, en vez de ser siempre el eterno paradigma de la España inculta y bárbara, que, a pesar de algunos astutos codiciosos, nada tiene que ver con la mayoría de quienes viven en esta tierra.

Por todo ello solicito: No se vuelva a autorizar o permitir la caza dentro del Parque Nacional de Monfragüe, así como en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos ni en los parques naturales extremeños y se tomen medidas para permitir la recuperación del lobo ibérico en Extremadura.

Espero asimismo, que no hagan caso omiso de este escrito, y me gustaría tener noticias y una contestación respecto a la postura de esta Consejería acerca este preocupante tema.

Atentamente,

Nombre

Dirección

Cp Localidad

LUNES

Te preguntas
cuáles son las cosas de la vida que realmente te importan:
¿tu barriga creciente? ¿el verde de los árboles?

Pero la única realidad de la vida es presente en concreto
en concreto el presente que te rodea ahora
como un palmo de mar que es entero el océano.

Ana Baliñas “GÉNEVA, ARIAL, PALATINO” (2003)

ADIVINA QUIEN VIENE A MERENDAR MAÑANA

Pues los que vamos a merendar somos nosotros.Y nuestro anfitrión nos espera en la Avda José Fernández López, de Mérida. Para algo sirve un blog, me dicen al oído, además de para poner tan nerviosa a esa “mediocridad que me niego a poseer”, que diría Rosendo. A ver qué tomamos con el café, pastas o explicaciones.

ASIENTOS DE LUJO

De cómo se parecen el pasado al futuro de Extremadura dan buena cuenta los pequeños o menos pequeños detalles de nuestro devenir cotidiano.Ese eterno complejo de inferioridad que se compensa con la compra compulsiva de bienes o males, pero de relumbrón. La ciudad de la “cultura” invierte 400.000 euros en traer tenis de élite a la misma ciudad dónde cuesta un madrugón o un disgusto -o el trance de sobornar a un pensionista, un parado o un ocioso- el poder jugar a ese mismo deporte en una de las escasísimas pistas públicas, prácticamente el mismo número en las dos últimas décadas. De ese montante el Consorcio 2016 podrá recuperar un máximo de entre 112.00 y 120.000 euros en taquilla, más los derechos televisivos que abonarán,en su caso, las televisiones públicas estatal y autonómica -ésta siempre al quite del interés general para endeudarse-. El resto o bien lo enjuga la “publicidad” (?) o bien gastada estará esta inversión si pone en todas las casas de la Comunidad una caras felices divirtiéndose con los fastos propios de la burguesía.Un día es un día. El problema es que es un día tras otro así. En la ciudad hermana, Badajoz, se reponen vía concurso público las butacas (homologadas, esto sí, por Patrimonio Nacional) del Teatro López de Ayala, butacas que en número de 454 se adquieren a El Corte Inglés: otra meca. A razón de 55.000 pesetas cada una, 330 euros del ala por poltrona. 150.000 y pico de euros. Es obvio que estamos ante una región sin necesidades acuciantes en materia de salud, cultura, deporte o educación, por ejemplo. Así las cosas, ya puestos a tener algo contento, tendremos contentos los culos. Al fin y al cabo, es con lo que se piensa y con lo que,verdaderamente, más se disfruta.

RESOLUCIÓN de 19 de noviembre de 2007,
de la Secretaría General, por la que se hace
pública la adjudicación definitiva del contrato
de suministro para la “Adquisición de 454
butacas para el patio de butacas del Teatro
López de Ayala de Badajoz”, homologadas
por la Dirección General de Patrimonio del
Estado. Expte.: RI073PR03011.
1.- ENTIDAD ADJUDICADORA:
a) Organismo: Consejería de Cultura y Turismo.
b) Dependencia que tramita el expediente: Secretaría General
(Régimen Interior).
c) Número de expediente: RI073PR03011.
2.- OBJETO DEL CONTRATO:
a) Tipo de contrato: Suministro.
b) Descripción del objeto: Adquisición de 454 butacas para el
patio de butacas del teatro “López de Ayala” de Badajoz,
homologadas por la Dirección General de Patrimonio del
Estado.
c) Lote: No procede.
d) Boletín o diario oficial y fecha de publicación del anuncio de
licitación: No procede.
3.- TRAMITACIÓN, PROCEDIMIENTO Y FORMA DE ADJUDICACIÓN:
a) Tramitación: Ordinaria.
b) Procedimiento y forma: Homologación por la Dirección General
de Patrimonio del Estado.
4.- PRESUPUESTO BASE DE LICITACIÓN O CANON DE EXPLOTACIÓN:
Importe total: Ciento cincuenta mil seiscientos euros con ochenta
y ocho céntimos (150.600,88 €), I.V.A. incluido.
D.O.E.—Número 139 1 Diciembre 2007 18781
18782 1 Diciembre 2007 D.O.E.—Número 139
5.- ADJUDICACIÓN:
a) Fecha: 07.11.2007.
b) Contratista: El Corte Inglés, S.A.
c) Nacionalidad: Española.
d) Importe de adjudicación: Ciento cincuenta mil seiscientos
euros con ochenta y ocho céntimos (150.600,88 €), I.V.A.
incluido.
Mérida, a 19 de noviembre de 2007. El Secretario General, AGUSTÍN
SÁNCHEZ MORUNO.

http://www.hoy.es/20071120/deportes/tenis/caceres-sera-sede-master-200711201639.html

SIMBIOSIS

Una jovencita me llamó desde la redacción de “El Periódico (Extremadura)” a propósito de la presentación de “Mientras el aire es nuestro”, de la que le había avisado un teletipo de Europa Press.La atendí paseando por la calle Marqués de Urquijo, en Madrid, y aproveché para informarle de los pormenores de la película y también de las ambiciones petroquímicas y térmicas de Gallardo y sus socios en la Comunidad, que al parecer desconocía. Finalmente, le pregunté si la dirección y algún otro redactor del medio estaban al tanto de su llamada. Me contestó que no. Obviamente, adiviné que había perdido mi tiempo -ya me habían avisado antes de descolgar-, a pesar de lo cual llamé a la “produ” para que le enviaran a su correo más información. Ni una palabra, naturalmente, se publicó en el diario. Tampoco nada de lo que se le envía acerca de Canal Extremadura TV -nuestro caso se “archivó” por falta de “novedades”, argumentaron en su día-. La dependencia de los medios acerca del poder político y empresarial es tal que las publicaciones no son más que un relincho desquiciado, hastiado del dolor que les provoca el bocado cuando les tiran de las riendas. Además, las asociaciones entre las empresas públicas y privadas tejen una estrechísima línea dónde importa el negocio y se olvida la verdad. Por ejemplo, es el grupo Zeta, la misma empresa editora de “El Periódico” la que gestiona la contratación de publicidad de Canal Extremadura TV y Radio. ¿Que interés podría tener un medio de comunicación en publicar cualquier información crítica o dañina, aún con argumentos a la vista, hacia otro medio “hermano”, al que convendrá mostrar como un estupendo soporte publicitario, ya que sus espacios son comercializados por el primero? Excepción hecha de los institucionales, de los que se encarga la propia Junta de Extremadura, según el artículo anexo, en el que, además, la opinión del director de una de las principales agencias de medios del país viene a decir que, a pesar de todo, esta alianza no garantiza un buen negocio para nadie (?). De hecho no lo está siendo. ¿Dónde están pues los réditos? En la acumulación, en la simbiosis en pos del mantenimiento de los respectivos “status quo”, el político como acaparador -y censor- y el informativo como captador de dividendos. Y círculo cerrado. A esperar sentados,pues.

http://www.marketingnews.es/Noticias/Medios/20060717007

Zeta Gestión de Medios comercializará la publicidad de la televisión extremeña
17 de julio de 2006
Zeta Gestión de Medios (ZGM), perteneciente al Grupo Zeta, gestionará la publicidad del Canal Extremadura Televisión después de haber ganado, a finales de junio, el concurso de adjudicación convocado por el canal autonómico.

ZGM se convierte, así, en la primera exclusivista de España por el número de televisiones autonómicas que gestiona, ya que comercializa, también, la publicidad de Televisión de Galicia y de la Radio Gallega, la de Castilla-La Mancha Televisión y la de la Radio Televisión del Principado de Asturias, así como la del periódico digital de esta comunidad. Zeta Gestión de Medios se encargará de la publicidad nacional y local de la cadena, excepto de la institucional promovida por la Junta de Extremadura.
Canal Extremadura Televisión, dirigido por Pablo Sánchez, está encuadrado en la Corporación Extremeña de Medios de Comunicación. Inició su programación a mediados del pasado mes de febrero y su facturación de publicidad anual estimada es de 700.000 euros.
ZGM, cuyo director gerente es Pablo San José, tiene un volumen anual de facturación de 150 millones de euros. Su cartera incluye todos los periódicos, revistas y publicaciones en internet de Grupo Zeta y tiene acuerdos de gestión de publicidad con el grupo Prensa Ibérica, la Corporación La Voz de Galicia, diferentes diarios locales y regionales, la televisión local BTV y la cadena de radio COM Ràdio, además de las citadas televisiones autonómicas de Extremadura, Galicia, Asturias y Castilla La Mancha.
Para Eduardo Medinaveitia, director técnico de ZenithMedia, “las nuevas autonómicas se mueven en mercados con relativo poco peso, tanto de población como de consumo. Además las televisiones nacionales con las desconexiones territoriales ya estaban llegando bien, por lo que las autonómicas lo tienen complicado”.

GRULLAS

Abres la puerta de casa, hace un frío seco, pero el sol en el rostro parece que juega en su contra. Sales, treinta, cuarenta pasos y ya estás en el campo. Sobre un muro encalado, la primorosa colada de ropa interior de mercadillo y chalecos reflectantes.La dehesa, sonora como un solo árbol. Y las grullas grises y azules te desafían a saltar los muros de piedra a ver quien llega antes a las bellotas. Los tres perros pasan volando junto a ellas, que ni se inmutan. Siguen comiendo, tranquilas, dueñas del escenario. Los perros no comen bellotas. El señor pasa en bici junto a mi y, aunque me habla en castellano, yo le entiendo en francés.Y le deseo los buenos días comiéndome las “eses”. Efectivamente, le digo, es un día bien hermoso. Seis, siete, doce buitres, dos de ellos negros, baten alas o planean sobre mí. Uno de los perros se mete en el riachuelo y al salir se sacude, espantando a una de las grullas, que vuela diez metros y se posa de nuevo. Al fondo, en el cementerio a horcajadas de la loma se distingue una pequeña humareda. De su interior sale al aire una tenue conversación de mujeres sin luto. Son la diez y cuarto. ¿Dónde están las cámaras, dónde los infelices cuando pasan cosas como éstas, casi todos los días? Ganémonos la vida, así cualquier día podremos reconocerla cuando abramos bien los ojos, me digo. Y las tres cerdas, una de ellas sorda, me miran pasar, felices en su charco. Este lugar, más que otra cosa, es un género literario.

CANAL EXTREMADURA: UN CAPRICHO DE TELEVISIÓN, UNA TELEVISIÓN CAPRICHOSA

¿Para qué sirve una televisión pública, esto es, un medio de comunicación de titularidad estatal o autonómica que sufragamos los ciudadanos? A la vista de la realidad cotidiana de la práctica totalidad de las existentes en este país –salvo alguna excepción muy puntual- está uno tentado de responder que para nada en absoluto, más allá de ofrecer un lienzo económico a imagen y semejanza de buena parte de los sectores productivos en este país: estructura anquilosada con enormes diferencias de la cúspide a los sótanos, concentraciones y subcontratas a la orden del día y predisposición a la sintonía con los poderes públicos. Pero la respuesta a la pregunta que abre este escrito está bien visible, en todos los casos, en la exposición de motivos de las leyes que hicieron posible su existencia. En el caso de la televisión pública extremeña, también. Y no está de más recordar que Canal Extremadura TV y Radio se crearon, y cito textualmente, como “instrumentos fundamentales para facilitar la participación de todos los extremeños en la vida política, económica, cultural y social de Extremadura, así como servir de cauce para potenciar las peculiaridades del pueblo extremeño y el afianzamiento de la identidad extremeña, a través de la difusión, conocimiento y desarrollo de los valores históricos y culturales en toda su variedad y riqueza como base para el desenvolvimiento pleno de los derechos y libertades de los extremeños”. La redacción de este párrafo, enfrentada a la gestión y programación de ambos medios públicos durante sus ya dos años de existencia, podría incluirse en un diccionario como equivalente a la definición de la palabra sarcasmo. Más allá de la socarronería de esta aseveración, no cabe duda de que se trata de un asunto preocupante, dado el coste elevadísimo –más aún si incumple sus funciones- que supone un medio televisivo para una Comunidad como la nuestra, con el acento siempre en la pobreza pese a los inusitados esfuerzos del poder autonómico para convencernos de nuestra holgura. Tras dos años de actuación, el medio público ha alcanzado el dudoso mérito de enfriar el entusiasmo de la población extremeña por disponer de un canal autonómico propio, apareciendo como un escaparate completamente alejado de los extremeños, de sus satisfacciones y de sus preocupaciones. Objetivamente inútil. Una situación, al cabo, coherente con la obsesiva fortaleza en que los gobernantes extremeños están convirtiendo los espacios públicos e incluso privados de convivencia y comunicación, cuando las teorías ilusorias y pagadas con generosos fondos públicos se oponen con brusquedad a la realidad social y creativa, auténticamente precarias.

Un capricho de televisión, costosísima en lugar de austera; una televisión caprichosa, pueril y lejana. Ese es el triste logro de veinticuatro meses de consignas. Vayamos por partes. Decía Demócrito que el arte y la sabiduría eran cosas inaccesibles para quienes nada habían aprendido. Y en esta deliciosa sentencia se encuentra la primera piedra sobre la que la televisión pública extremeña ha edificado su momentáneo (y probablemente perenne) fracaso: la falta de autonomía del medio con respecto al poder político. Su gestión, su dirección, su producción y sus responsabilidades de informativos y de programación quedaron desde un principio en manos de personas en absoluto adecuadas para hacer cumplir los exigentes principios de la exposición de motivos citada en la ley. Las carencias profesionales, que acaban saliendo a la luz como la gravedad atrae a un piedra lanzada al aire, y las peculiares trayectorias de los elegidos (personas apegadas al poder desde cargos de representación corporativa o siempre vinculadas a un insignificante ejercicio de comunicación institucional, carentes en todo caso de un perfil técnico y específico adecuado a lo exigente de sus funciones: es decir, aficionados afines) dejaba bien a las claras no tanto una elección errónea como una estrategia política de control que, lamentablemente, viene dada como una condición por el enquistado funcionamiento de los medios públicos en este país, abonados a esta miserable concepción del servicio público concebido como prestación disciplinada –a escote entre los ciudadanos- al gobierno de turno. Con toda vulgaridad, pues, la televisión extremeña adquirió, para pasmo de los ingenuos y solaz de los desconfiados, un perfil bien reconocible desde el primer día. Al respecto, las funciones de comisariado político de los altos cargos del medio con respecto a los contenidos han vivido sus situaciones más penosas –dignas de una antología de la manipulación solo pareja a los niveles de ausencia y sumisión alcanzados por las principales cabeceras extremeñas, de las que no azarosamente provenían unos y otros responsables del CEXMA- en aquello que ha tenido relación con el gran tabú de los veinticinco años de gobierno socialista: el proyecto de Refinería Balboa en Tierra de Barros, lamentablemente –según sus criterios- coincidente en el tiempo con el inicio del medio. Por citar algunos ejemplos puede recordarse como se vetó un debate acerca de este particular en un programa -de producción ajena a la casa- para impedir la presencia de la oposición ciudadana al proyecto petroquímico. El resto de participantes enfrentados al invento de la familia Gallardo se solidarizó con los vetados por la dirección del medio no acudiendo a la cita y dejando bien a la vista los plumeros de la televisión pública y la productora plegable. Para entonces, los episodios de la serie “El lince con botas” relativos a los efectos sobre la salud de las partículas contaminantes y al propio proyecto refinero se hurtaron a la audiencia, en alguno de los casos justificando la medida en ¡criterios de proximidad! –tratándose de una televisión pública que oferta sin rubor largometrajes de acción norteamericanos, dibujos animados japoneses, series latinoamericanas o programas de humor producidos en las antípodas-. De hecho, la serie íntegra –presentada en su día como referente de la calidad a perseguir por el canal- se suspendió tras haber sido perjudicada a conciencia en horarios y frecuencias de emisión por decisión del medio –el director de CEXMA lo reconocería en la Asamblea, según demuestran las actas-. La causa de la supresión, como nunca han llegado siquiera desmentir, fue el empeño de algunos de sus autores –como quien esto firma- en denunciar el flagrante incumplimiento de la ley desde el medio público, incluida la aplicación de una condenable censura.
En el caso de los informativos elaborados por el canal público con el proyecto petroquímico de por medio, dos casos bien evidentes de contenidos tan anímicamente transparentes como desnudos de integridad profesional: en la fecha electoral de mayo último y con motivo del programa especial propuesto para la audiencia, no se citó en momento alguno el caso refinero… hasta el preciso momento en que se conocieron los resultados en Villafranca de los Barros, instante en que se trató el tema de modo amplio y desde una perspectiva hiriente para la objetividad periodística: amén de la euforia incontenible de los conductores e informadores del programa ante los aparentemente flacos resultados de la agrupación de electores Ciudadanos de Villafranca, se llegó incluso a mostrar en pantalla un gráfico comparativo con los resultados de la anterior elección (en 2003) en el que se incluía dicha agrupación ciudadana -¡que se había creado durante el propio 2007!-, y que desde luego concurría por primera vez a las urnas. El último desliz al respecto fue el tratamiento magnificado de un informe encargado a profesionales de la UEX por el propio Grupo Gallardo, a todas luces inclinado, tanto el propio informe como la apariencia de la información, a satisfacer al cliente. Obviando lo notorio del significativo hecho de ser una certificación interesada y enviada a las ondas como una primicia sensacional, el titular que abría la información no dejaba lugar a la duda respecto a su catadura periodística y científica: “La refinería no afectará a la agricultura”, decía, basándose en una experiencia a todas luces insuficiente, pues se contrastó uno -¡uno!- de los cientos de elementos que vierte a la atmósfera una planta industrial de estas características. Frente a ese dato, la evidencia de la destrucción agrícola que cualquiera puede comprobar, simplemente, viajando a las comarcas en que existen refinerías.

Aún hay más. En otro alarde de ligereza, la empresa pública CEXMA ha servido como pocas de ejemplo de esa predilección por el favoritismo que tanto daño hace a la competitividad y la honestidad en este Estado: el hijo de su director general obtuvo la mejor puntuación en una oposición en la que su padre actuaba como juez y parte: el fin de la historia fue la dimisión del hijo y la continuidad del padre; el director de la televisión incluyó a un familiar en un cargo de influencia de la sociedad pública; la contratación de un gerente coincidió con el desembarco de una productora ajena a la Comunidad en la que asumía responsabilidades su propia pareja, empresa cuya actividad para el canal continúa a día de hoy. El director de la Filmoteca pública cedió ésta a una empresa privada para servir de plató a un programa que emplea a su propio hermano como presentador. Y también el director de Fundecyt de la propia Junta comprueba cada mañana como la productora de su hermano, anteriormente una editorial multimedia con apenas experiencia previa, es una de las principales suministradoras de contenidos audiovisuales al medio. Y así, hasta contar mil.

En cuanto a la parrilla, los continuos bandazos en la orientación de las propuestas y los formatos han contribuido a desorientar al espectador, llegando a una estructura calcada del resto de emisoras y basada en los tópicos más rancios. La programación se forja a base de subproductos, la inmensa mayoría comprados a grandes distribuidores, consolidando el aspecto de franquicia de una televisión presuntamente original, que debía servir, también según la ley, al desarrollo del sector audiovisual extremeño. Los programas producidos expresamente para el canal se han estrenado -y extinguido- según criterios particulares de personas que han usado la nula fiscalización de sus funciones y decisiones, y la confianza de sus superiores, como trampolín para elevar su ego e intimidar al sector, que se ha rendido ante las circunstancias. Un contexto desolador que no en vano han contribuido a crear y extender a través de un instrumento asociativo de empresas ingeniado y financiado directamente desde la Presidencia de la Junta y cuyo silencio ha resultado tan clamoroso como su incapacidad para vertebrar una línea de actuación más justificable.

Como ya escribí hace doce meses, Canal Extremadura TV “no ha intentado siquiera sacudir esa estética tópica, y nació, como modelo a imitar, vieja o viejo. La imaginación que cabía exigirle a una televisión nueva -y austera, lo que según reza el refranero debería estimularla- brilla en general por su ausencia”. El tiempo pasa y la percepción empeora: apenas un 4% de la audiencia se plantea enfrentarse a diario al canal público, en lo que supone un mayúsculo fracaso habida cuenta del contexto, una Comunidad relativamente virgen de oferta y ansiosa de contenidos próximos. Contexto que explicó el poco sorprendente éxito del experimento Canal Sur Extremadura, oportunidad malgastada por Canal Extremadura TV-. Sin duda, en una televisión pública los niveles de audiencia no han de ser el principal objetivo. Sin embargo, en su gestión los responsables de este medio se han empeñado, precisamente, en emplear los más banales recursos a su alcance para intentar ganarse al público. El resultado es escandalosamente ridículo, pese a haber invertido recursos en ofrecer programas denigrantes, filmes hollywoodienses, algo de violencia extrema, o programas inclinados al tópico más ruin. Sin haber conseguido aún captar espectadores en el escenario analógico, el apagón de 2010 llevaría al modelo televisivo extremeño actual, en competencia con una oferta amplísima y gratuita, a márgenes aún más residuales. Lo cierto es que probablemente un modelo más ingenioso y coherente con los criterios de programación exigidos (recordemos: la objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones; el respeto al pluralismo político, social, cultural, religioso; la promoción de los valores históricos, culturales y educativos del pueblo extremeño en toda su riqueza y variedad o la separación entre informaciones y opiniones, la identificación de quienes sustentan estas últimas y la libre expresión de las mismas, entre otros) habría obtenido, sin duda, niveles de audiencia muy superiores. Obteniendo además una consideración social como referente y desde luego, creando una muy diferente perspectiva para las capacidades de los profesionales extremeños a la hora de hacer o inventar televisión. En el futuro digital, sólo podría salvarla una personalidad de la que en la actualidad carece.

Me remito de nuevo, pues aún es una apreciación válida, a mi escrito “El emperador está desnudo”, publicado en medios alternativos hace ahora más de un año. “Todo depara un escenario bien conocido entre los frecuentadores de las televisiones públicas, al que hemos llegado en Extremadura por la vía rápida: control político de los contenidos; mirada eminentemente casposa sobre la sociedad; apropiación de los criterios de lo que a ella interesa; compra de voluntades y dominio político entre las empresas afines del sector; prepotencia en las relaciones mercantiles y represalias hacia terceros que no se someten a sus criterios. Cohesión en las filas de los trabajadores del medio mediante la selección dirigida, la orientación en consignas y la creación de universos paralelos de bienestar en los que no cabe la réplica a la autoridad de los superiores, agitándose para ello el miedo a la precariedad en la que subsiste el resto de la profesión en el ámbito privado… A los trabajadores se les incrimina con métodos sutiles, para que hagan su labor sin percatarse de que se arrodillan ante un dios que quizás no han elegido: convenciéndoles de formar parte del avance extremeño hacia la modernidad más aséptica a través de lo políticamente correcto”.

Algo más que añadir, desde entonces: la creación de un canal gemelo llamado “Extremadura TV” para su difusión vía satélite se lleva a cabo pese a carecer del control parlamentario exigible por ley a cualquier medio de comunicación público. El imperativo legal se incumple en este caso. No es el único déficit democrático de medio, dado que a resultas de la no aprobación de los presupuestos por el Consejo de Administración del CEXMA (se requiere mayoría cualificada para ello y no la obtuvieron los presentados por el Director General durante el trámite), Canal Extremadura ha funcionado en un marco al margen de la ley: sin presupuestos. Algo en realidad coherente con el resto de su panorama, dado que la emisora pública incumple de forma sistemática los señalados principios de programación, actúa bajo la imposición de que las actas de los diferentes consejos encargados de su control y asesoramiento no sean públicas por decisión de la mayoría en el gobierno; ni sean tampoco conocidos cuántos, ni quiénes, ni cómo, ni en calidad de qué ejercen los empleados en el ente público, dado que tan sólo realizan los informativos, y con las corresponsalías a cargo de empresas privadas. Incluso las autopromociones de la cadena y las retransmisiones deportivas son realizadas por empresas ajenas al medio público. Tampoco se han explicado cuáles son los criterios de contratación de contenidos de producción ajena, que nos dan, por ejemplo, programas monográficos sobre toros. Ni por supuesto se vigilan las subcontratas, que actúan en la mayor precariedad, ni siquiera se ha contemplado a fecha de hoy la inevitable necesidad de fijar el porcentaje de producción propia. Irregularidades supinas que a nadie parecen importar. Como el propio medio público a los extremeños.

Por lo demás, en esas pantallas y en lo que a este articulista toca de cerca, no se programa ni un solo programa, reciente o lejano, de Libre Producciones (que co-dirige un servidor) a consecuencia de escritos y comentarios como este mismo artículo: se da la circunstancia de que el medio dispone de más de 100 horas de episodios de la serie “El lince con botas” –producida por esta empresa- cuyos derechos de emisión sin coste alguno finalizan en 2010. Puestos al tanto el Consejo de Administración y el Consejo Asesor del medio público, aún se espera respuesta a tamaña contradicción entre el disponer de programas ya pagados –y que gozaron de algún crédito entre los espectadores- que no se emiten, y el hecho de optar por rellenar horas de emisión con reposiciones, o lo que es aún más sintomático, con subproductos comprados a corporaciones, tristes rellenos de archivo del más lejano mercader. Convertidos desde el principio sus mecanismos de control en ornamentos colosales a beneficio de inventario, la gestión de un medio público está en manos de un grupo de emboscados que, literalmente, gobiernan el barco bajo criterios testiculares. El problema de la televisión pública extremeña -una más en el fracasado modelo, casi generalizado, de instrumentalización política de las televisiones autonómicas- es que está en las manos que está. En esto se parece a muchas otras empresas públicas. Y me autocito de nuevo: “cuando se decide qué personas han de gestionar un medio público, se decide su perfil y su inclinación. Cuando se razona que lo mejor es elegir a nuestra imagen y semejanza, que sobran los profesionales y más el criterio, que el humanismo no es grado y que bastan cancerberos prepotentes capaces de despreciar cuanto ignoran, se siembra cinismo y se recolecta mediocridad en abundancia. Y un miedo a la palabra que no puede disimularse, y de hecho no se disimula siquiera”. Cuando mantener a toda costa la falsedad es el reto diario, habría que preguntarse cuales son los límites del desvarío. De no comprobarse alguna variación, habría que ir pensando en cuanto costaría deshacerse del enojoso capricho del que nadie parece querer saber nada.

AFECTO Y ESPERPENTO

Desde 1990 que fue la primera,en Plasencia, habré acudido más o menos a unas 90 presentaciones o proyecciones de nuestros trabajos, en localidades y espacios bien distintos, muy cerca de casa o en el quinto coño, adónde no se podía llegar sino en barco o volando. Y siempre, casi sin excepción, han sido tardes o noches muy especiales. En la inmensa mayoría de las ocasiones -incluso en festivales internacionales- yo mismo he tenido que acompañar al técnico de turno para iniciar la proyección, si es que había técnico (eso, cuando no hemos llevado nosotros mismos el equipo). Y de todas ellas he salido contento, con una sola excepción hace poco más de un año. Pero la del sábado en Mérida fue estupenda -gracias a Paco y Nuria, Los Verdes de Extremadura, la Plataforma Refinería No, Térmicas No y el Foro Alternativo de Mérida-, singular y abundante. Por de pronto, fue por la mañana. Y ha de tener cierto mérito reunir a casi doscientas personas en una Biblioteca un sábado de noviembre a las 11. Difícil de olvidar la respuesta de los asistentes tras la presentación del documental: es obvio que pasar hambre no vamos a pasar, y afecto tampoco ha de faltarnos. El esperpento tampoco faltó a la cita, con la prohibición de que se franqueara el paso a los “medios de comunicación” al interior del salón de actos de la Biblioteca Pública, con el argumento de que era preciso haber solicitado un permiso previo para “fotografiar o grabar” el edificio (el mismo espacio donde habitualmente se hacen presentaciones de todo tipo sin cortapisa alguna a los “medios”, antes lo contrario). Ello teniendo en cuenta que, como era de esperar, allí no apareció ni dios, salvo la delegada de Europa Press -cuya nota reprodujo “Extremadura al día”) y Telemérida, un operador amable y solo que fue expulsado del recinto. Particularmente, el suceso me provoca más lástima que exasperación (lo mismo que siento por los “profesionales” de los “medios” extremeños), pero semejante orden basta por si sola para hacer un retrato de la paranoica realidad de un régimen secuestrado por fanáticos de medio pelo, cuyo paternalismo hacia con los suyos y la ciudadanía en general no puede por menos que acabar en una rebelión de sus infantes.Veremos a ver.