HUYENDO HACIA ATRÁS

La alternancia en el bipartidismo (como en el caso francés, español o el portugués) es una de los escenarios ya previstos en el reglamento de esta crisis provocada, milimétricamente exigida a sus actores principales, la clase gobernante, por sus principales hacedores, la élite económica. Angustia razonar sobre las consecuencias últimas de la, cada vez más cristalina, estrategia: el resurgir del fascismo. Casos como el del avance de un partido nazi en Grecia, una nación que, como España, ha aligerado la belicosa sombra de la dictadura mediante la ficción del desarrollo económico ‘igualitarista’, resuenan con furor: es el fin del viaje al que nos encaminamos. Es lamentable pensarlo, pero si los urdidores de la crisis y sus máximos responsables son las mismas personas que se ocupan de pronosticarla, medirla o ‘atajarla’, no caben medias tintas. Estamos ante un cambio de modelo de civilización basado en la huida hacia atrás. El miedo siemrpe lleva a los hombres a los extremos. Y la cosecha de miedo les está resultando excepcional. No así la de memoria. Básicamente, porque ésta nunca se cultiva. Y menos en España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s