Mes: mayo 2011

PLAZA DEL QUINCE DE MAYO

Tengo la impresión de que todo ha dejado de tener importancia. De que, aún esperándolo como el agua de mayo, no estaba preparado para esta sorpresa. De que veo y escucho a gente a quienes mis prejuicios me ocultaban. He pasado tanto tiempo pensando que nadie se daba cuenta…Porque en los últimos tiempos se ha criminalizado la pertenencia ‘intelectual’, los presidentes de gobierno sucesivos han cometido y justificado guerras y guerra sucia, las corrupciones y los escándalos hacían de los golfos maniquíes de Armani, la impunidad desfilaba como si tal cosa, los sindicatos desaparecían, los derechos conquistados aún más, los recortes sociales se alababan, los coches de lujo aún más, los medios son una mierda, la política aún más. Se perseguía la disidencia, se clamaba contra la buena voluntad.

Algunos gritaron basta y ésta era, mira qué fácil, la señal. Contra todo pronóstico, voy a vivir una revolución, y tan cordial. Qué más da cómo termine: la caverna es poderosa y su boca hiede a mal. Pero el mal nunca triunfa, ese siempre es el final. Por eso solo me conformo con poderlo contar. Y con que alguien me diga, susurrándome al oído: “¿ves?, ahora puedes regresar”.

EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO

A ver, ¿quién imaginaba el domingo pasado que esto se iba a cantar a voz en grito en el centro de Madrid?
Qué felicidad.

Texto leído en la Puerta del Sol, mayo de 2011

Nos piden propuestas, quienes nunca han tenido propuestas
Nos piden programas políticos quienes se saltan sistemáticamente sus programas políticos
Nos pide transparencia quien nunca nos ha contado nada. Quien nunca nos ha preguntado nada.
Nos piden propuestas quienes tienen millones y millones a quienes tenemos carpas y cartones, precariedad y paro, deudas y más deudas.
Nos piden propuestas porque el poder ya no son ellos, el poder somos nosotros y nosotras.
Nos piden propuestas porque tienen prisa, tienen prisa porque tienen miedo.
Pero nosotros y nosotras no tenemos prisa, porque el tiempo ahora ya no es el suyo. El tiempo es nuestro.
Tenemos paciencia porque sabemos que esto va a crecer.
Tenemos paciencia, porque no tenemos miedo.

SEIS DE CADA DIEZ

En las pasadas elecciones de 2007 votaron 664.854 personas en Extremadura. De entre esas personas, el 91’69 % votó bien al PSOE, bien al PP. Unas cifras escalofriantes.

208.953 personas se abstuvieron. 8.033 votaron en blanco y 4.993 fueron votos nulos. Es decir, cada vez que asomas a la calle, 6 de cada diez personas extremeñas que te encuentras han votado a uno de los dos partidos. El algodón no engaña…

¿Cómo contradecir a esas dos maquinarias, que ven perfectamente reflejada la soberanía popular en la Asamblea, dadas esas cifras? ¿Adónde van las sensibilidades restantes, las de esas 250.000 personas, y los adolescentes? Al sumidero…Esta misma mañana hay personas que están viendo las televisiones europeas y ¡africanas! para tener conocimiento de lo que pasa en Madrid y Barcelona: hasta las webcams de la Puerta del Sol se han apagado, y las tertulias televisivas cargan contra los ‘radicales’. Vivimos una contradicción: son gigantes porque las gentes les votan y asumen su poder y su representación. Pero, al tiempo, la sensación generalizada es que mienten y son inútiles…

La respuesta no tardará en llegar. Esa sería ya una revolución.

P.d: En 2007, Los Verdes obtuvieron 3.883 votos en Extremadura. La formación con la que nos presentamos ahora, Ecolo, a lo sumo puede aspirar a mejorar mínimamente ese resultado. Para ello ha habido que trabajar durante cuatro años en una precariedad de recursos total y en casi permanente desánimo, hasta encontrar un número suficiente de gente dispuesta a sembrar con su nombre y apellido una lista electoral, la peor decisión que puede tomar alguien en su sano juicio en una tierra donde 6 de cada 10 votan a los dos grandes… Pero aquellos a quienes se reduce a la invisibilidad incluso durante la campaña electoral tienen detrás un número de personas mareante. Porque a mí, casi cuatro mil almas me parecen, siempre, muchas, muchas…Al menos, forman parte de esos otros cuatro que hay que contar hasta llegar a diez.

EL SAINETE


Solo un par de entre los periodistas que ejercen en Cáceres, a los que conozco desde hace décadas, me saludan por la calle: nos inspiramos respeto mutuo, quizás porque recordamos aquello de que hay que aceptar en esta vida algunas ortodoxias si queremos que nos de tiempo a predicar nuestras propias herejías. El resto de personal cantea la cara, se cambia de acera o muestra su repugnancia ante mi figura con un característico gesto en el que se agitan ojos y nariz, como queriendo desprenderse de su rostro y buscar asilo en alguna fachada cercana. Como se les conoce por sus andares de plena satisfacción, procuro evitarlos para ahorrarles distracciones. Pero hay que reconocer que algunos nunca dejarán de sorprender, al ver su trabajo publicado a diario y suministrarnos así un arsenal de errores, medias verdades, mentiras y barbaridades varias. Por ejemplo, en pleno sainete -y van…- con el proyecto refinero, me salta a la vista la redacción de este titular, “Industria retrasa un mes más el permiso para la refinería” (sic), seguido de otro más ligero que versa: “El consejero Navarro confirma que se abre un nuevo permiso de exposición pública, pero que la luz verde debería estar no más allá de julio”, al que sigue lo siguiente, ya en el texto de la noticia: “El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, aclaró ayer que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) no ha abierto un nuevo período de exposición pública del proyecto…”. He de reconocer que me burlo continuamente de ellos, pero imaginemos que fueran cirujanos: ¿quién se pondría en sus manos? Pues eso. Como dijo aquel: ¿que trabajan para el Hoy o El Periódico Extremadura? Pues haber estudiado.

En fin, los medios convencionales han tardado más de 96 horas en hacerse eco de una información que todos los particulares, colectivos, empresas e instituciones relacionados de una forma u otra con el proyecto petroquímico sabíamos desde el día 13, como adelantara una misiva del Gobierno y La Gaceta Independiente. Ahora se esfuerzan promotor y administración en difundir la especie de que el ‘retraso’ estaba previsto…Quizás tirando de su propia hemeroteca podrían los plumillas haber destrozado algunos argumentos…Pero lo dejan pasar, como la visita de la tercera ministra del ramo desde que, en los tiempos del barbudo caudillo, se dio por hecha la refinería. Una ministra, la Aguilar, que conocía perfectamente -es obvio pensarlo, aunque conocido el nivel de los ministros hay que ponerlo en cuarentena, también- este nuevo giro en la situación, propiciado por la presión popular hacia el cumplimiento de la legislación vigente. Sin embargo, nadie le preguntó y ella tampoco estaba por la labor de decirlo. Se encontró en Villafranca, Los Santos y Zafra sin novedad que añadir, en un mitín junto al presidente de la Junta que pasará, sin duda, a la historia del surrealismo patrio-político, casi al nivel de aquellos mendigos de Buñuel bailando el Mesías de Haendel en la última cena. Aunque Buñuel, como artista, lo planificó a propósito. A estos les sale de oficio. El oficio de mentir.

Alcalde profetiza con seguridad
Para antes del verano
Para abril
Para antes del verano…de 2009
Estará construida…en 2009
Quedan ‘pocos trámites’
Se despeja el futuro
La culpa es del MARM
La culpa es de Narbona

PATTON Y EL RHIN


Siempre he sido de la opinión de que achacar la autoría total de una película a su director no es de recibo: semejante trabajo coral reducido al presunto talento de una sola persona resulta singularmente absurdo. Salvo casos muy excepcionales, por supuesto (Welles, Chaplin, Cassavettes, Godard…), la fórmula ha sido una estrategia comercial amparada en el cliché creado por los franceses de “Cahiers…” Desde entonces, fue adoptada tanto por los medios de comunicación como por los propios directores, en su afán de consideración a la altura del escritor, auténtico paradigma del autor total. Y, bueno, es raro que no se cite al director cuando se difunde un proyecto cinematográfico, menos cuando lo cuenta su futuro protagonista, menos cuando se trata de un contexto geográfico y cultural en el que hay un número reducido de directores de cine, de tal manera que se suele celebrar cualquier asomo. Sin embargo, puede suceder que, de forma azarosa, se olvide la mención o, casualmente también, se suprima.
El director de “El mal del arriero”, la película a la que se refiere el actor José Vicente Moirón en la entrevista adjunta, emitida por el canal autonómico extremeño en uno de sus programas sobre la cultura, es un servidor. Libre Producciones la produce en su integridad. La patética cuchilla que se lleva por delante nuestros nombres continúa afilada. Los responsables de ese medio público, donde ninguno de nuestros trabajos se programa desde hace casi cinco años, se han negado a intercambiar palabra alguna sobre éste y ningún otro proyecto con la productora desde 2006, acusándonos en sede parlamentaria de una presunta falta de ética.
Afortunadamente, solo nos queda sentarnos a ver pasar sus cadáveres por delante de nuestra puerta. Ya no puede quedar mucho para que se repita, pues, uno de esos acontecimientos a los que tanto estamos acostumbrados desde que empezamos, allá por el 88…Como no tengo ya ganas de bailar, me limitaré a hacer sobre esas tumbas lo que el general Patton sobre el Rhin.

SIMPATÍA POR ELVIS

Que veinte años no son nada resulta cuestión indiscutible cuando se vuelve al Womad. Entre lo desafortunado: los mismos cargos de toda la vida, oliendo a sueldazo y disfrazados de womeros, cada vez más metidos en carnes y en desaciertos; también la misma tripulación callejera, perdida entre el sofoco del clima y la aspiración a disfrutar del coyuntural -y diriase que siempre insospechado- intercambio de papeles en el mundo; el mismo desdén de buena parte de la concurrencia hacia la música, a menos que sea cañera y de ritmo sostenido; la misma rutinaria intervención de los ignorantes presentadores, que dan un aire blando y cateto a todo lo que dicen y hacen. El mismo sonido de siempre, la misma duración estándar de los conciertos. La misma insignificancia de resultados: la ciudad se pliega al estímulo de ‘la música del mundo’ mientras dura el show. El lunes despierta antigua como siempre, portadora de una culpa colectiva, y las vocaciones que ha dejado el festival apenas llegan al uno por ciento. Ya, ni siquiera se venden compactos.

Lo afortunado: el impresionante olor a humo de primera categoría; la impresionante lista de músicos que han tocado en la ciudad: Geoffrey Oryema, Totó la Momposina, Salif Keita, Cheb Mami, Khaled, Rachid Taha, Afro Celtic S.S, Ayub Ogada…por citar solo unos pocos de entre los más populares y grandes nombres de la música contemporánea. Su sola existencia es afortunada e histórica: en el futuro solo quedará la excitante lista. Y el hecho cierto de que, año tras año, siempre coincidas con las mismas personas en el mismo lugar, y siga allí aquella maceta de cerveza abandonada.

Con la decepción enorme de no poder escuchar a Imelda May, el viernes acudimos a dos conciertos, uno espídico y sobrado de la Orchestre National de Barbès, que terminó con una rendida y dubitativa versión del “Simpathy for the devil” de los Stones -hasta tal punto que prescindieron del guitarrista-, y otro de una mujer septuagenaria (quién lo diría) que tenía sometida a su banda a sus conveniencias vocales, un carácter muy norteamericano, debe ser. Sin metales, y encadenando versiones con sus propios y nostálgicos hits setenteros, Candi Staton perpetró un concierto pasado de moda hasta la estupefacción: después de su verbenera versión de ”Suspicious minds”, debería haber sonado una marcha fúnebre, puestos a ser coherentes. Parecieron gustar, lo cual no es buen síntoma de la exigencia de un público decidido a celebrar hasta los acoples, como los ingleses los saques de esquina. A su término, de madrugada, desfilamos de vuelta los talluditos, en mi caso asombrado ante el hecho cierto de que los Stones y Elvis sonaran a plato fuerte a los veinte años de aquel 92, en una plaza mayor de la que no me suenan ya más que las torres y las cigüeñas.

UNA COPA EN BRASIL


A la espera de conocer su categoría (Arara de oro, plata o bronce, como en el medallero), ya tenemos noticia de que “Tierras de Cáceres”, nuestra (arriesgada) promo para el Patronato de Turismo de la Diputación de Cáceres, realizada en 2009, se trae del prestigioso Tour Film 2011, celebrado en Florianópolis, en el Estado de Santa Catarina, en Brasil (con cincuenta países inscritos), un nuevo premio para un trabajo de la productora. Siempre es un placer recibir estas noticias (en particular, cuando te llegan en medio de una fiesta y de una voz amiga, como fue el caso), que elevan nuestro entusiasmo por seguir haciendo las cosas de la misma o mejor manera, dentro de lo posible.

La nota de prensa original de la Diputación la recogen los medios en su tónica habitual: el habitual estilo sintético y despreciativo; la agencia que traslada literalmente; el generalista; el que dedica tres líneas y cita ruborosamente a la productora ante la estupefacción de un lector y el vergonzante, con uno de los titulares más reveladores de cómo se las gastan algunos.
Este reconocimiento va dedicado a quienes apostaron por el inusual tono de este trabajo, en algún caso frente a mi enquistado escepticismo: su guionista, Ana, que peleó incansable por el Romance del Conde Olinos; los músicos Carlos Ojeda y Enrique Cordero, capaces de vestir de contemporáneo lo tradicional; el exquisito empeño de Juanjo ‘Txi’ Rodríguez, y sus no menos incansables actores y actrices de figuración, Chus, Roberto, Rüll, Celia, Rosa…Dedicatoria extensiva a Rafa, Sonia, Geles, Román, Manuela, Virginia, Jesús, los cacereños Fratres… y toda la peña habitual que nos ayuda en nuestras gracias, y que en este trabajo están para comérselos.

TEÑEN O PRACER DE CONVIDALO…

LIBRERÍA FOLLAS NOVAS E “LA GALBANA PEQUEÑA EDITORIAL”
Teñen o pracer de convidalo a Presentación do libro
“LA VIRTUD DEL MOMENTO (Inventario incompleto 1994-2007”),
de Ana Baliñas.
Na presentación intervirán o crítico literario e profesor D. Armando Requeixo,
o catedrático e investigador D. Luis Alonso Girgado, e maila autora.
Terá lugar a lectura dunha pequena escolla de poemas.
O acto celebrarase o Luns, 23 de Maio, ás 17:30 h.
na sede Editorial de Follas Novas,
Rúa de Sto. Domingo de la Calzada, 1, entrechán, de Santiago de Compostela

EL NARCÓTICO DE LAS CONCIENCIAS

El próximo 22 de mayo se celebran Elecciones en Extremadura. Antes, el día 15, hay una convocatoria abierta por Democracia real ya para que los ciudadanos manifiesten en la calle precisamente eso, la necesidad de una democracia auténtica y no este infame sucedáneo que nos aplasta. El ‘narcótico de las conciencias’ de estos tiempos son los medios de comunicación, los referentes de esa ‘tercera piel’ que convierte la virtualidad en presunta realidad, una estrategia que los gobernantes extremeños -el bipartidismo cerril que une las mayorías del parlamento con la de los gobiernos locales- han hecho suya hasta completar su hegemonía por la vía de la desinformación más abyecta que pueda imaginarse, primero por lo grosero de su táctica (consistente en pretender ocultar lo obvio de la propaganda, aprovechando para ello el nulo tirón de la Comunidad como referente en cualquier ámbito, lo que evita dar explicaciones acerca de la consolidación de un modelo social intervenido, que se reprocha a los dirigentes en cuanto surge en cualquier otro espacio) y segundo por el ínfimo nivel de los informadores y las empresas de comunicación privadas y públicas, con las excepciones que todos tienen a bien conocer, y de hecho se conocen.

En este periodo de campaña, el tratamiento de los medios ante los planteamientos alternativos a los dos grandes partidos de implantación nacional (y su pequeña cohorte de dos más con su protagonismo prestado) es, como siempre, inverosímil desde la ética, pero natural desde la óptica de una prensa no ya influida por el poder, sino directamente implicada en el mantenimiento del status quo económico y social por la (lamentable) cuenta que le tiene a sus propietarios, corporaciones del ámbito industrial antes que el de la comunicación o la cultura. Así, las noticias sobre agrupaciones ciudadanas con representación en las instituciones, de propuestas desde la horizontalidad (como Ecolo- Los Verdes, para no ir más lejos) u otros modelos de participación activa en el proceso político tan respetables como interesantes, son objetadas, discriminadas, eliminadas: consideradas ‘residuales’ desde un principio, el crimen de oponerse es cosa de la minoría y así se refleja en los medios: con su apartamiento. No comparecer en las ruedas de prensa ni hacerse eco de las notas emitidas -al contrario que ocurre con los Gabinetes de comunicación de los aparatos de partido o institucionales- es moneda común. En concordancia con su respeto habitual a lo minoritario en una democracia que no es el gobierno de las mayorías, sino el gobierno de todos, del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, los medios de comunicación extremeños de mayor difusión hurtan el relato de las, no ya posibles, sino existentes alternativas, sin argumentar siquiera su postura. Sencillamente, se impone el silencio. En algún caso (el extremo es el diario HOY, que por motivos estrictamente personales de algún comunicador llega a negar ¡en artículos de información! la existencia misma de las candidaturas que personalmente decide ocultar), como expresa El Roto, el dato es también opinión. Bien es cierto que las minorías se equivocan al dorar la píldora a los medios cuando estos se deciden a darte cancha, cuando deberían leerles la cartilla y negarse al compadreo que vehicula cualquier relación medio-información. Craso error que se paga con elevados intereses.

¿Qué consiguen con ello? Las cifras son relevantes. Llamados a votar 900.000 electores, y contando con la abstención de los últimos comicios (el 23%, 207.000 personas), al sumar los resultados que las encuestas atribuyen a ‘otros’ (4’7, es decir 42.300 personas, apenas a tres décimas del 5% que otorga la aviesa ley D’Hont como límite para la representación en la Asamblea), se concluye que 250.000 hombres y mujeres extremeños son discriminados como receptores de la auténtica comunicación social, cargan con cuatro años de gobierno ‘mayoritario’ por diversas razones, entre otras su disconformidad con el sistema o su apoyo a opciones consideradas irrelevantes por los medios y el poder por ¡no tener opciones de gobierno!, es decir, no poder o no querer llegar a ser una mayoría, aún actuando en política para exponer, ofertar, contribuir con ideas o experiencias. Descalificación de lo ‘residual’ propia de profesionales como el actual alcalde de Mérida, en un prodigio de educación para la democracia propio de su evidente ideología sectaria, bien visible desde su talante y desde su gestión. Con el tope mediático y toda su maquinaria de bombardeo puestos en reflejar las expectativas de los mismos que nos han llevado a la crisis brutal que padecemos, los ciudadanos quedan narcotizados, para su tranquilidad en algún caso, su indiferencia y su rabia en algún otro. Los culpables de la situación están entre nosotros, tienen nombres y apellidos, trabajo, familia y tiempo para el ocio, pero parece que no para pensar en su responsabilidad profesional y personal. No faltarán quienes se lo adviertan ni quienes se lo reprochen. Pero por un oído les entra y por el otro les sale. Lo importante es comer, pero ojalá nos traicionaran por el pan y el agua. En realidad lo hacen primero por miedo, y después por incapacidad.

PRESENTACIÓN EN SANTIAGO

La sede de la Editorial Follas Novas, la propia de la popularísima librería de Santiago de Compostela, acogerá la primera presentación en Galicia de “La virtud del momento”. Para ello contaremos con dos anfitriones de gran prestigio, el crítico literario y profesor Armando Requeixo, y el catedrático, director de la colección “Los Libros da Frouma”, investigador y asesor literario del Centro Ramón Piñeiro, Luis Alonso Girgado, que abrirán el acto, tras el cual la autora leerá poemas de este libro y también otros en gallego. Será en la calle Santo Domingo de la Calzada, 1, el próximo 23 de mayo a las 17’30 horas. Todos los lector@s de esta bitácora están invitados aunque, visto que el viaje corre por cuenta de cada uno, quizás los gallegos lo tengan más fácil para acudir, si les place…

LA VITALIDAD ETERNA

Diez días intensos, con presentación de libro, grabaciones de campaña y fin en nuestra ya clásica fiesta doméstica: alud de encuentros y reencuentros. Si ya disfrutamos de una tarde gloriosa oyendo recitar poemas cercanos, bajo el techo sonoro de un local en el Cáceres antiguo, cuando pudimos admirar nuevos rostros y palabras, no lo pasamos tampoco mal oyendo versos y mensajes bajo el sol primaveral, junto al río Salor, durante un rodaje que hacía hombres y mujeres-puente hacia el confuso pero nunca inútil idealismo. Es un acicate escuchar a Galeano o Benedetti en voces que creen todavía en la poesía, en la palabra, como aquel arma cargada de futuro.
El asunto en Villafranca de los Barros, adonde acudimos a grabar de nuevo el video de Ciudadanos, se zanja siempre de la misma manera: asumimos que nuestra vida extremeña es un paréntesis entre una y otra visita a esas gentes, que son como un atajo por el barrio para comprender que, al menos, no nos hemos equivocado de época. Ellos son la prueba de que las quimeras son vencibles.
Por lo demás, en la fiesta con musiquita en vivo nos encontramos más de ¡medio centenar! de invitados, aprovechando que en los pueblos como el nuestro hay hospitalidad, respeto por el gusto ajeno y capacidad de maniobra para quien quiera ilusionarse y hacer algo inviable en cualquier ciudad de medio pelo: usar lo público y tratarlo como tu casa. Como siempre, salimos ganando: personal nuevo que nos visita, los nuestros de siempre -y para siempre-, los regalos inesperados que nos hacen afortunados: ¿Quienes se permiten el lujo de recibir tres versiones de sus canciones favoritas grabadas en video por sus amigos músicos? ¿A quién le traen vino ecológico con etiquetas personalizadas; o excelentes grabados originales, o artesanías creadas ex-profeso para la ocasión? ¿O compactos editados en Bruselas y comprados conspirativamente en Londres? ¿Y que le dejen a uno entonar a voz en grito “Sultans of swing” con guapas mozas a su alrededor, tocado por una banda de colegas en el parque del pueblo? Pues sí, probablemente a más de uno, incluso a muchos miles les ha pasado algo parecido. Pero, como dijo el amigo Friedrich, lo importante no es la vida eterna, sino la vitalidad eterna. Y alguno de estos hombres y mujeres que son nuestros amigos, cumplen con ello al pie de la letra. Y menuda suerte alternar con ellos. A estas horas, todavía queda resaquita en el lado izquierdo del pecho.

GENOCIDAS

Asumir que el terrorismo de Estado se festeje, es duro. Asumir que asesinar a sangre fría cotiza al alza en los mercados de quienes defienden la legalidad, es duro, aunque la historia nos ha inmunizado, o acostumbrado, que es peor. Asumir que EEUU reclame para sí la justicia (tras su siglos de historia, difícilmente comparable en cuanto a belicismo) por el hecho de eliminar físicamente a sus enemigos, es duro. Pero ya lo que no se puede asumir es que a su particular malvado le llamaran “Gerónimo”, como el gran apache que se resistió al genocidio de los nativos norteamericanos. Que un negro al mando se arrogue semejante triunfo, y bajo esa retórica, dice mucho de los poderosos de aquel país: son capaces de convertir en un asesino a cualquier elemento que caiga en sus manos, en el caso de que no vinieran ya formados desde la cuna. No en vano es a lo que se han dedicado durante tanto tiempo, Hiroshima incluido, que ya no cabe dudar de que quizás Hitler desapareciera físicamente, pero fue lo único que con él desapareció. Y lo demás son eufemismos.

UNA PENA

Era el momento oportuno para felicitar a los muchos y buenos amigos culés que tengo. Y nobleza obliga. Abrumadora mayoría entre mis cercanos, hoy, sin embargo, no he de abstenerme, pero sí hacerlo en duda. Lamentablemente, el fin de fiesta de la tetralogía de clásicos ha enjugado los tópicos y refuerza únicamente las tesis de Mourinho: el arbitraje, bajo la evidente consigna de la organización del torneo -si no, es demasiado azar-, ha tumbado a los blancos, cuyos abnegados jugadores han intentado poner en evidencia las tesis catastrofistas de su entrenador, para fenecer por hastío. A base de sutiles decisiones muy condicionadas y partidistas -y otras que no son de recibo ni a ese nivel ni a ninguno- ha decidido él solo que el Madrid no haya completado una gesta a base de su estilo, bien reconocible, el que se impone por encima de quien quiera desprestigiarle. Humillante decisión para el juego, el plantel -con la consigna bien trabajada de la criminalización del adversario a base de fingimiento, otra lástima-, y el estilo del Barcelona, que ha superado esta prueba en gran medida por aquello que denunciaba el portugués. A partir de ahora, nunca se cansarán de recordarlo. Espero que su entrenador tenga la honestidad de reconocer la manipulación del resultado, al menos en el día de hoy, a su favor. Y darle la razón a Mourinho duele, sobre todo porque habrá que cargar con él durante más tiempo, habiendo sido uno de los cuatro causantes de la eliminación de su equipo. Pero, como dijo Benedetti, la impunidad es una droga dura. Y la suerte estaba echada, al parecer y aunque me costaba creerlo.