Mes: octubre 2010

DE AQUELLOS POLVOS…


…estos lodos, o las barbas de los vecinos en remojo…

“Los Verdes de Extremadura” alertan sobre la amenaza latente de la balsa de residuos de la Mina de níquel de Aguablanca, que explota la empresa Río Narcea Recursos en el término municipal de de Monesterio. Los argumentos son evidentes: “Mientras que el cierre de la explotación de la mina tiene un plazo cada vez más cercano, a punto ya de concretarse, los residuos embalsados no tienen fecha de caducidad, lo que los convierte en una bomba de relojería”. El hecho de que los materiales con lo que se construyen los muros de contención de estas balsas de residuos tóxicos no garanticen su durabilidad ni resistencia en el tiempo, ni contemplen los cada vez más frecuentes imprevistos climatológicos, propicia accidentes como el sucedido en Hungría, en una mina de características muy semejantes a Aguablanca, o el bien recordado de la Rotura de la Presa Minera de Aznalcóllar.

La amenaza de rotura, filtraciones y contaminaciones de dicha balsa de lodos, situada a menos de tres kilómetros de la población sevillana de El Real de la Jara, seguirá en pie mucho tiempo después de que su explotación sea un mero recuerdo. De hecho, “el oscurantismo sobre las garantías técnicas y medioambientales, y los compromisos posteriores al cierre que deben ofrecer la empresa y la administración acerca de la Mina de Aguablanca, no deberían tranquilizar especialmente a la ciudadanía”, como tampoco los conflictos laborales en el seno de la empresa que explota Aguablanca, ni el hecho de que empresas como Bolidén no hayan asumido responsabilidades de ningún tipo tras catástrofes como la citada de Aznalcóllar..

El macroproyecto minero “Aguablanca” en Monesterio, para extraer níquel y cobre, es un ejemplo de un proceso devastador a efectos sociales, sanitarios, medioambientales y culturales. Así, se asumen industrias potencial o directamente contaminantes que menosprecian el desarrollo sostenible, la riqueza natural y los usos tradicionales en Extremadura, en base a decisiones con firmes cimientos en el histórico predominio de la oligarquía sobre el interés común, y que dejan en evidencia la política llevada a cabo por el gobierno extremeño en estos años. “La explotación de Aguablanca ha hecho confluir en la comunidad extremeña turbias decisiones políticas con evidentes intereses económicos privados, degradando valores naturales hasta erosionar la calidad de vida de una población que tendrá que asumir riesgos para el futuro.”

“Los Verdes de Extremadura” suscriben a fecha de hoy las críticas que se hicieron en su día, antes de la apertura de la Mina, por las organizaciones ecologistas: “que no se aprenda de los errores pasados y desde la clase política se apueste por, o no se impidan, proyectos mineros muy contaminantes como esta Mina a cielo abierto de Aguablanca en Monesterio (Badajoz), un modelo de desarrollo insostenible y depredador del medio ambiente.” La responsabilidad del gobierno extremeño es absoluta, al haber aprobado y subvencionado en su día la explotación en beneficio de una corporación multinacional que ha hipotecado medioambiental y económicamente un espacio protegido, y el agua que ha de beber una población de un millón de habitantes.

http://www.facebook.com/v/1349994922776

PIETRA

Cerveza corsa, la única del país, oscurita, no muy densa pero de buen sabor, y graduación competitiva (a 1’2º de la Voll Damm, por ejemplo, lo que dice mucho de los bares de la isla, y no digamos nada de las siestas). Indistinguible, con un único ejemplar, el desconcertante hecho de estar ‘accumudàta cù a castagna”, es decir, hecha con harina de castaña, muy de este tiempo, por otro lado. Además, compartimos entre buena gente su medio litro, con el agradecimiento a su portadora desde aquellas tierras, otro obsequio dentro de una tradición que me ha traído ya sorpresas de Turquía, Namibia, Eslovaquía, Nicaragüa, Escocia, Rusia o Ecuador. Qué bien vivo, ¡hip!

FUERA

Nuestra irreductible administración, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta extremeña, ha preferido dejar fuera a “El sabio mudo” de su catálogo anual de cortometrajes, editado en DVD y con copia en 35 mm de regalo, en beneficio de otras películas, es posible que mejores, de autores más ‘jóvenes’, de temáticas más ‘universales’, más ‘exportable’ como ‘cine extremeño’ (sic), aunque alguno de los elegidos, para más inri, sea considerado ‘andaluz’. El hecho de que detrás de estas decisiones (¿por qué cinco y no seis, o siete, o diez películas?) y de estas instituciones, estén personas con nombres y apellidos, que llevan años insultando nuestra inteligencia, nuestro compromiso con Extremadura, y no digamos ya la dignidad de nuestro trabajo, no debería ser razón para desconfiar de la objetividad de sus criterios. En cuanto a nuestro corto, por ejemplo, se obvia que la productora esté radicada en la Comunidad, que se haya rodado en ella en su integridad, que sus autores artísticos y técnicos o sean extremeños o residan en ella, que se hiciera el esfuerzo de editar el cómic original, y que en la convocatoria pública de ayudas a la producción “El sabio mudo” obtuviera la mayor puntuación y, de hecho, la mayor inversión pública en su producción…para luego no apoyar su difusión, sino todo lo contrario. Son cuestiones tan ‘baladís’ como el indiscutible hecho de que, puestos a elegir, preferíamos no estar, aunque fuera nuestro derecho. Pero que te menosprecien y no te den argumento alguno, siempre duele. Decir lo contrario sería mentir. Y no, nosotros no mentimos, como diría Chus Lampreave.

A DESALAMBRAR

Los amiguísimos de ‘Mundobriga’, de San Vicente de Alcántara, organizan, el próximo sábado 16 y domingo 17, unas Jornadas Técnicas sobre el Uso Público de la ‘Zona de Interés Regional’ Sierra de San Pedro, la joya de la corona medioambiental extremeña, un espacio vetado en la práctica al disfrute por mor de la presión cinegética, y el hecho de que la práctica totalidad del territorio sea propiedad privada. El cierre ilegal de los caminos públicos es moneda común. Las jornadas tienen mucho interés: ponentes como el excelente Álvaro Casanova o Manuel Trujillo, éste de la Plataforma “A desalambrar”, y talleres dinamizados por miembros de esta misma Plataforma (con el expresivo título de “Estrategias y experiencias para la recuperación de caminos”) y cierre campestre de la mano de Godfried Schreur.

PEQUEÑOS DELINCUENTES

Un gobierno autonómico al borde la bancarrota, con una deuda descomunal, un paro desatado, el personal bailando como puede hasta fin de mes, y un porvenir electoral, por primera vez, complicado, se gasta cuatro millones de euros en que la televisión pública emita la Champions…y ¡aquí no pasa nada! ¡Lo que tiene que haber padecido ese interventor hasta conseguir que se publique en el DOE semejante despropósito, una subvención directa, en pago único y por adelantado, por ‘interés social’, para pagar el fútbol de élite en una televisión pública presuntamente austera! El PP es cómplice -lo aprobó en el Consejo de Administración, que comparte en exclusiva con el PSOE-, el resto de partidos y agentes sociales no dicen ni pío; los ‘medios’ -salvo el Hoy y algunos digitales- ni se lo plantean…Que corra el aire, es la consigna…pero el caso es que cada partido de la Champions equivale a 90.000 € de coste, que es un presupuesto nada desdeñable para la alimentación de un instituto o la inversión en centros de salud, o colegios rurales, por ejemplo. Es un síntoma de lo que yo llamo ‘la teoría del pequeño delincuente’: como todo el mundo tiene un cadáver debajo de la alfombra, lo mejor es hacer el avestruz…y ver el fútbol. Un servidor, en su afán fundamentalista, ha de reconocer que, por primera vez en cuatro décadas, prefirió no ver al Madrid que verlo de esa forma. Un sacrificio impensable…pero coherente. Ese importe por partido emitido supera partidas destinadas a la sanidad, el campo, la educación, el desempleo, el deporte…, corresponde al montante de producción de ¡50 episodios! de “El lince con botas” y se justifica por esas razones ‘de interés social’ y contra la ‘discriminación’ de los ciudadanos extremeños. De verdad, nunca creí en lo del opio del pueblo, me parecía poco respetuoso. Pero debe ser cierto, para llegar a estos extremos. En mi opinión, esta región está en coma.

MUERTE EN OTOÑO

El nombre del cineasta, recientemente fallecido, Arthur Penn (cercano a otros de su generación, como Sydney Lumet, Sam Peckimpah o Alan Pakula) se asociaba a etiquetas-píldora: surgido de entre los pioneros de televisión, discurso y reflexión sobre la violencia, dificultades para rodar, primero por su ideología ‘izquierdista’, después por su edad…Penn es uno de los escasísimos directores de los que conozco la filmografía íntegra, en principio porque es corta, después porque sus trabajos se distribuyeron bien (salvo excepciones), también porque he tenido mucho tiempo libre en los años ochenta y, por supuesto, porque su cine era interesante. Algunos de sus títulos han envejecido mal, como se suele decir (“La jauría humana”), otros sin embargo permanecen intactos (“El zurdo”, “Pequeño gran hombre”), incluida su obra maestra, “Bonnie and Clyde”, cuya secuencia de todos conocida supera aún cualquier expectativa sobre su obra. Películas como “Missouri”, la humilde y preciosa “Georgia” (fundamental para saber por qué Hollywood le permitiría rodar poco más, un filme que debe haber influido mucho en Paul Auster) o la curiosísima “Muerte en invierno” se exhibieron de hurtadillas en el legendario cine Coliseum, en Cáceres capital. De ésta última (dado el frío en los últimos años de la sala, el título era casi premonitorio) incluso escribí un comentario para la prensa local. Han pasado 23 años y el director ha muerto a los 88 años. Aquella sala de cine no le sobrevivió. Su obra, por supuesto que sí.

MI DULCE PUEBLECITO

Dada nuestra admiración por el cineasta checo Jiri Menzel, nos sentamos a disfrutar de “Mi dulce pueblecito” (Vesnicko ma strediskova,1986) su comedia de los ochenta, anticipatoria de la caída del muro. De tono nostálgico y jovial, con un sutil poso amargo (la advertencia acerca de la desaparición de un modelo de gestión comunitaria de lo público, y de convivencia social en el entorno rural, a manos de la degradación del sistema comunista, y el nuevo modelo económico que se avecinaba), la constante en la obra de Menzel se identifica a la perfección: una preciosa sensualidad (este señor es el que mejor, de largo, ha rodado las escenas amorosas), una dirección de actores exquisita y una ambigua comicidad conseguida a base de mezclar lo surrealista con un naturalismo hiperrealista, de una forma muy mediterránea, cinematográficamente hablando. En este filme, Menzel riza el rizo alterando la linealidad temporal de la acción (es decir, la continuidad del relato) en lo que respecta a un personaje, avanzando su futuro en medio de la sucesión de los acontecimientos. Lo hace sin prejuicio alguno, aceptando que semejante decisión la toma en beneficio de la emoción (el sentimiento) del relato. Y la sorpresa inicial se transforma en admiración por la libertad creativa del cineasta: de hecho, eso es hacer cine.

Una comedia estupenda, lograda a base de un guión excepcional en el que la reiteración de las situaciones conduce al espectador a la identificación con los personajes: el transportista que guarda las cerillas gastadas en la misma caja, pese las hilarantes advertencias de sus paisanos; el maravilloso personaje del doctor que empotra sistemáticamente su coche por su debilidad ante el paisaje, su loa y contemplación (con el cual me identifico yo personalmente); el joven retrasado que adecúa su paso al de su patrón para imitarle en todos sus gestos; el marido celoso que persigue a su esposa interrumpiendo hasta las reuniones cumbre en el municipio; la pareja de nuevos ricos que hacen continuamente deporte ataviados a la occidental; el enterrador que avanza el trabajo para aquellos que, ‘como ya tienen casa, televisión y coche, sólo les falta por comprar la lápida’ o, mi favorito, el albañil que enfría la cerveza en el “septimo escalón” de bajada al sótano de su casa, porque ni en el sexto -demasiado caliente- ni el octavo -demasiado fría- obtiene la cerveza checa la temperatura ideal. Impresionante. Con películas como ésta, me pregunto para qué hace falta viajar.

PORTAVOZ

Por si no tenía bastante que hacer, escribir, o que contar, a partir de esta fecha el que suscribe se convierte en portavoz (¡dios santo!) para la provincia de Cáceres de ‘Los Verdes de Extremadura’. Y para que conste, procedo a notificarlo, en particular al muy buen amigo que me preguntó ayer mismo que de dónde sacaba el tiempo. Pues, nada, como dicen en Gata, “el tiempo lo dan dao”.

¡AIRE!

¡AIRE!

I. PREÁMBULO
Ante la crisis socio-ecológica que padece el planeta y la incapacidad de los partidos tradicionales, es urgente pasar a la acción en el campo socio-político. Es ahora o nunca y debe ser ahora.
Ahora, porque el modelo de desarrollo basado en un crecimiento ilimitado e irracional es insostenible. Si durante un tiempo pudo parecer que mejoraba las condiciones materiales de vida, hoy en día ya sabemos que esto no es así: las estructuras económicas y sociales asentadas sobre la idea del crecimiento ilimitado son inviables. Se han demostrado contrarias a la equidad social, la sostenibilidad medioambiental y la supervivencia, tanto de la naturaleza como de los seres humanos.
Por eso, afirmamos que el contrato social “desarrollista” y “productivista” ha caducado. El bienestar de los países del Norte se mantiene a costa de la profundización de la miseria de los países del Sur. La calidad de la vida media de la sociedad consumista es cada vez menor. Las diferencias económicas, a nivel global, no han hecho más que aumentar continuadamente. En vez del desarme y la paz, han crecido el poder militar y la violencia .
Los hombres y mujeres que suscribimos este manifiesto queremos superar el modelo socio-económico actual. No aceptamos un sistema que antepone sus propios intereses a los seres humanos, y que actualmente ofrece como única respuesta su propia perpetuación.
Si no conseguimos reaccionar, seguiremos sufriendo una crisis energética, climática, de biodiversidad y ambiental sin precedentes. Es urgente conseguir un equilibrio ambiental, y que este equilibrio combine la justicia con el aprovechamiento de los recursos y oportunidades de las generaciones presentes y futuras.
La ecología política abre nuevos horizontes para repensar el mundo y cambiarlo desde la sociedad civil. Con una visión profundamente radical, y con el reformismo de los pequeños pasos.

II. HACIA DÓNDE
Reorganizar exige saber a dónde se quiere llegar. El modelo de vivir mejor con menos es el de una vida más sobria, feliz y consciente de los límites ecológicos. Necesitamos un nuevo modelo productivo. En él, los recursos naturales y la biodiversidad deberán ser considerados como un bien común global e intergeneracional. El despilfarro, la sobreproducción y la sobreexplotación de la naturaleza, indicadores reprobables de ignorancia y de falta de solidaridad. Una sociedad más ecológica y equitativa, que procure la concienciación y educación de sus miembros y facilite y anime la creatividad y la la autonomía humana en sus múltiples facetas. El crecimiento que defendemos no es el económico ni el productivo, sino el desarrollo de las capacidades y facultades del ser humano.
Apostamos por una economía que respeta los ciclos de la biosfera, y pretende resolver las graves deficiencias del mercado. La economía ecológica, social y alternativa, la economía de los cuidados, es piedra angular de este proyecto. Un “Green New Deal” como paradigma dominante, fuente de empleo y actividad humana sostenible.
Además, hay que responder a lo que se ha convertido en la tercera preocupación social de los españoles, tras el desempleo y la crisis económica: la clase política. La desafección social, la corrupción, el descrédito de los partidos y las instituciones requieren formas innovadoras y cooperativas, de participación de la ciudadanía en la política para que la democracia, como autogobierno social, recupere su verdadero sentido. Tenemos que involucrarnos para que la actividad política recupere la credibilidad, el prestigio y la estimación moral que nunca debió perder.
Es hora de buscar un nuevo contrato social y ecológico. Conseguir pueblos y ciudades sostenibles, sobrios, solidarios, conscientes, preparados ante la escasez, resilientes y con una rica vida comunitaria.

III. EL CAMINO PASA POR LAS ELECCIONES DE MAYO 2011
Convocamos a cuantas personas y colectivos, organizaciones políticas, asociativas, sindicales, intelectuales, empresariales, etc., estén dispuestos a poner su capacidad al servicio de este proceso de cambio ineludible desde la generosidad social, la visión política y la responsabilidad histórica.
Hacemos un llamamiento en particular a todas las personas y asociaciones que conforman el movimiento ecologista y a quienes simpatizan con éste. Y, en general, a todos los que , provengan de donde provengan y estén donde estén, quieran enfrentarse a la crisis social y ecológica, en lugar de seguir dejándose llevar, inermes bajo la tormenta.
Organicemos asambleas verdes y presentemos cuantas listas electorales ecologistas sean posibles en las próximas elecciones munipales y autonómicas bajo un “paraguas” común, con el compromiso de promover este manifiesto, diseñar conjuntamente y respetar en su momento el programa colectivo que se apruebe.
Iniciar la transición hacia una sociedad sostenible y equitativa es posible, y la tenemos que buscar con ilusión y sin complejos.

En Madrid, 26 de septiembre de 2010. En Extremadura, octubre y noviembre 2010.
MANIFIESTO POLÍTICO DE LOS VERDES DE EXTREMADURA, a partir del aprobado por la Coordinadora Verde estatal.

ESTO ES EXTREMADURA

El que avisa, no es traidor. Lástima saber la verdad.

“Instrumentos fundamentales para facilitar la participación de los extremeños en la vida política, económica, cultural y social de la Región, y cauce para potenciar las peculiaridades del pueblo extremeño y el afianzamiento de su identidad, a través de la difusión, conocimiento y desarrollo de sus valores históricos y culturales.” De la ley de creación de la Televisión Autonómica extremeña.

La Presidencia de la Junta y la Vicepresidencia Primera, señores Vara y Pallero, justifican ¡con el párrafo anterior! una ‘subvención directa’ a Canal Extremadura TV de 3.500.000 € siendo “la finalidad colaborar en la financiación de los gastos que a la “Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales” le haya ocasionado la producción y difusión del programa denominado “Zona Champions 2010”, y los que han de derivarse de la puesta en marcha de nuevos informativos en la franja horaria del mediodía.”

Así se publica en el DOE. Para sonrojo de cualquier persona minímanente sensible acerca de los problemas económicos, laborales y sociales de Extremadura, la adquisición de los derechos de la Champions League y su pago (dinero que vuela hacia las arcas de los grandes clubes y organziaciones profesionales del fútbol europeo) es a causa de “favorecer las posiciones de igualdad de expectativas de derechos y de condiciones de accesibilidad de los ciudadanos extremeños con los del resto de Comunidades Autónomas”, entendiendo “que existen razones de interés público y social que justifican la concesión directa de esta subvención”. Interés público y social, nada menos. Como propugnaba la doctrina Álvarez Cascos. No me extraña que el PP no se asombre…

Además, sigue la justificación del gasto, “los citados medios de comunicación de masas, cuya labor resulta imprescindible para el desarrollo de una identidad cultural reconocible, contribuyen al desarrollo económico de la Región erigiéndose en el motor de la industria audiovisual en Extremadura”, razón por la cual no sólo se ‘subvenciona’ un programa sin repercusión alguna -todo lo contrario- en el (arrodillado) sector audiovisual de la región, sino que se paga también la producción de un nuevo informativo a mediodía (meses antes de las elecciones), siendo esto, la información, ocupación única de la abultada plantilla del medio hasta la fecha, dado el nivel de externalización de los trabajos (incluido, para más inri, la subcontratación de la grabación de noticias). Vara ha tardado toda una legislatura en ponerlo en marcha, algo que, al menos, no puede decirse de una refinería en Tierra de Barros.

Por supuesto, la afirmación en documento público de que la televisión -los medios de comunicación de masas- resultan “imprescindibles para el desarrollo de una identidad cultural reconocible” es propia de un ignorante, de un analfabeto. Los mass media no llegan a las ocho décadas de vida; la identidad cultural de un pueblo ha costado siglos sin ellos.
Dice la publicación: “Entre las aludidas demandas emergentes, vinculadas a fomentar la competitividad de la tele- visión pública extremeña y a favorecer las posiciones de igualdad de expectativas de derechos y de condiciones de accesibilidad de los ciudadanos extremeños con los del resto de Comunidades Autónomas, la Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales ha decidido ampliar la parrilla de programación de Canal Extremadura Televisión con nuevos contenidos de especial aceptación en la población. De una parte, previo acuerdo de su Consejo de Administración adoptado por unanimidad, la Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales decidió afrontar la producción y difusión de un programa propio denominado “Zona Champions 2010”, para llevar a los hogares extremeños en abierto un partido de fútbol de la competición europea “Champions League”, y evitar así la discriminación negativa que se hubiese producido de no garantizarse el acceso universal a este tipo de retransmisiones deportivas; y de otra parte, entre su objetivos a corto plazo, se contempla la puesta en marcha de nuevos informativos en la franja horaria del mediodía, con lo que podrá completar la oferta informativa en un horario comúnmente adoptado en los medios televisivos para este tipo de programas.” El acceso universal a este tipo de retransmisiones deportivas, al fin y al cabo un negocio, hace más de una década que no puede garantizarse por su coste y además, no es sólo discutible, sino temerario, considerarlo de interés general y por ello pagarlo con fondos públicos.

En realidad, la Junta paga con dinero de todos este escándalo, igual que TVE y la FORTA pagan la Champions con dinero público, con el visto bueno de los gobiernos bipartidistas, en su afán conjunto de limitar la influencia de Prisa. Tapamos las vergüenzas, y el agujero millonario que provoca la gestión de estos medios, y su uso partidista, populista, estratégico y alienante por parte de la clase política. El fútbol profesional no es gratis, ni mucho menos. Tampoco lo será para Extremadura haber mantenido en el poder (y en la oposición) a estas personas cuyas prioridades de gasto público, e ideas sobre la discriminación, la democracia y la interpretación de las leyes, son las que han metido en sus ilustres cabecitas las personas más miserables de esta sociedad.

EL HOMBRE INVISIBLE


Como Claude Rains en la película de James Whale, soy el hombre invisible. No siempre, claro. Es extraña la sensación de convertirse, a veces, en transparente, incorpóreo, impalpable. Me sucede cuando viajo, a Cáceres, a Mérida o a Badajoz, por poner tres ejemplos donde sucede mi insólita mutación hacia lo etéreo. Como ayer mismo sucedió, de nuevo. No me ven un número muy concreto de personas, y me da que pensar el hecho de que corresponde la reacción a algunos de mis aludidos en estas líneas, o en otras voces que pueda yo haber dado. Ellos no me ven, no parecen percatarse de mi presencia ni de mi cuerpo casi de corcho, pero yo si les veo a ellos, su incomodidad, su visible estrategia de huida, su ensañamiento en la represalia. Responden a perfiles determinados (unos son periodistas, otros cargos públicos, otros empresarios, otros artistas, otros educadores, otros escritores, por lo general es difícil distinguir entre sus ocupaciones, pues se mezclan continuamente entre estas categorías) y deben estar erosionados por las ofensas de aquel, o aquellos, a quienes convierten en invisibles. Carecen de sentido del humor, por supuesto. Para la calle son progresistas, modernos, simpáticos, referentes, útiles, solventes. Amigos de sus amigos. Entre muchos como ellos están construyendo esta región, conduciéndola al progreso, puente abajo. Con esa educación de gente sobrada de estímulos y recursos que les permite no verte aún cuando le enfrentas la mirada, rodeados de conocidos. Todos ellos tienen otra patología en común. Tienen muy mala memoria. Justamente, lo único de lo que no padezco yo.

‘A MODIÑO’

“Si tuviese que traducir vuestro documental al gallego, tarea harto difícil dado el copioso diálogo existente, lo titularía “A modiño”. “A modiño” no significa sólo ‘despacio’ ‘lentamente’ sino también ‘con cuidado’ ‘con atención’, ‘con mimo’, pues Despacio es una caricia sin prisas.

Las imágenes son hermosas, demoradas; rodadas para ser saboreadas como cuando éramos niños y estábamos en posesión del último trozo de un postre casero que los demás ya habían engullido y nos regodeábamos en mantenerlo en el paladar consciente de que para ellos ya era memoria, reciente sí, pero inaprensible, y nosotros saboreando y saboreando.

Los sonidos, los sonidos de la naturaleza…Ernesto Cardenal publicó un libro titulado Antología de la poesía primitiva en el que recoge más de un centenar de textos de los Apaches, los Cunas, los Congo, los Guajiro, los Yorubas y otros muchos pueblos de los llamados primitivos, “los más futuros de todos”, según la acertada definición de Eduardo Galeano. Uno de esos poemas dice:

“Menos tonos tiene un sapo
y canta toda la noche.”

En vuestro documental hasta las ranas suenan bien, los cortes de las tijeras suenan bien, la recogida de la mies, suena bien, la vida suena bien e incluso los artificios suenan bien. Digo que los artificios suenan bien porque es elegante romper con el fraude (con F de Fake) de que se filma la verdad, se filma verdad, se filma con verdad, se filma de verdad. Si se filma una verdad sólo puede ser como diálogo, por eso son tan interesantes esas aparentemente irregulares preguntas de los filmados al cámara. Es posible que los puristas las eliminasen pero es evidente que por más “naturalistas” que quisiesen ser, el medio, el medio audiovisual, es una inferencia cuando no una interferencia; ya Heinsenberg nos advertía en su célebre principio que nos podemos estar seguros de que nuestra presencia (o la del instrumento) no distorsione la realidad hasta el punto de transformarla radicalmente.

Vuestro documental es un acto contemplativo, una meditación. La meditación decía Unamuno es “hacer pensar al sentimiento y sentir al pensamiento”. Creo que Despacio es, al tiempo, una idea que se encarna en pálpito, una emoción que circula por un armonioso cauce reflexivo.

Claro que es preciso señalar algún defecto porque no me parece correcto que os vayáis “de rositas” sin recibir la pertinente –sobre todo por venir de un curioso impertinente– amonestación. No me gusta como desfiláis, camináis con inexistente naturalidad, se nota que los paisanos son de verdad y vosotros de atrezo. Por otro lado sospecho, por el uniforme de los escolares –el cámara debería dejar de ruborizar a las colegialas–, que estáis publicitando un colegio privado en un tiempo en el que la enseñanza pública necesita de tanto apoyo.”

Salvador Castro

"EL SABIO…", EN ARGENTINA Y PORTUGAL

Ayer día 4 de octubre se proyectó “El sabio mudo” en el 5ª Festival Nacional de Cortometrajes “Pizza, Birra y Cortos”, en Gálvez – Santa Fe, Argentina. Nuestra película fue exhibida dentro del marco del Festival, gracias a la gentileza de la Agencia del Cortometraje Español (ACE), encargada de la promoción de la película. El nombre del festival homenajea a uno de los títulos señeros del último gran cine argentino, “Pizza, birra, faso”, filme de Bruno Stagnaro e Israel Adrián Caetano que vimos en su día, y nos pareció estupendo, pese a no entender ni una jota de los diálogos. Tras su presencia en Chile (Festival DIFF de Viña del Mar), es la segunda ocasión en que el corto ‘cruza el charco’. Después, “El sabio mudo” se exhibirá en el FIKE 2010 – 9º Festival Internacional de Curtas-Metragens, en Évora. Portugal. Será también este mes de octubre, del 19 al 23, a través de la Promoción de cortometrajes de los Cineastas de la citada en festivales internacionales. Las proyecciones serán en el Auditorio de la ciudad. El próximo día 26 el cortometraje se proyecta en Lisboa, en el Instituto Cervantes, dentro de la programación del festival “El mes + corto”. Fin de la nota.

EL REPARTO


Personalmente, detesto la palabra “casting”, un anglicismo insoportable que, por lo demás, se ha popularizado como un sinónimo pueril de examen, de selección por la autoridad, de humillación crónica. En el sensacional filme “Looking for Richard” de Al Pacino, el cineasta emplea cuando se refiere a la búsqueda de sus actores la expresión más afortunada “election of cast”, elección del reparto, que prefiero por concreta. Después de tanto tiempo trabajando en documentales y comerciales, con interludios de ficción, el enfrentarse a una selección de treinta personajes está resultando una experiencia tan intensa como agotadora. De hecho, ha resultando frustrante, reveladora de mi incapacidad para la docencia o la pedagogia. En ‘petit comité’, mi equipo insinúa que no puede decirse que los intérpretes que, amabilísimamente, acudieron a las pruebas, se marcharan menos confusos de lo que acudieron, gracias a mi enrevesada retórica (‘aproximativo’ es el calificativo con el que, en la intimidad, se califica mi verbo) y al original tratamiento interpretativo que pretendo para la película, para “El mal del arriero”.


Pero es que tan complicada para ellos ha resultado su interpretación como para nosotros la elección: de hecho la calidad artística de los actores y actrices -la inmensa mayoría extremeños y protagonistas de la función en esta Comunidad- que aceptaron nuestra invitación está fuera de toda duda, como también una cierta tendencia, en según qué casos, y a fuer de ser sinceros, hacia una cierta informalidad, que casa tan bien con la bohemia como con la precariedad en que se desenvuelve, demasiadas veces, su trabajo. Elegir es una desgracia habitual, decía Gracián, y en especial se cebaba el maestro en la de aquellos que se engañan al elegir profesión. No es el caso ni nuestro ni de los profesionales que vinieron. No hubo ningún engaño entre nuestros amigos, que hicieron un trabajo asombroso al intentar -y conseguir- dar vida a personajes que, hace poco tiempo, sólo existían muy al fondo de este mismo teclado del ordenador. Ha habido que elegir porque no había sitio para todos, pero todos deberían haber tenido sitio en esta aventura, y aspiramos a que tarde o temprano se embarquen en otra semejante. Les envidio, por memorizar textos, por empeñarse en no engañarse y luchar por su profesión en una sociedad que se desintegra mientras mira sólo a la cima o al arroyo; les admiro, por vivir para disfrazarse, por expresarse con el cuerpo, por la expresividad de sus rostros, por enfrentarse a la ilusión desde una cruda realidad y a la realidad más cruda con ilusión. Ser buen actor es mentir convenciendo, es perseguir la belleza tantos días al año que no me extraña que incluso en los momentos más vulgares no les sea esquiva. He aquí, con mi cansancio, lo que he descubierto estos días.


Fotografías de Luis Hernández Alvarado, foto-fija de la película.

FLOREROS

Dice el reportaje del HOY titulado “Bodegones, luces de interior”
“…una de las piezas más destacadas de la exposición (en el Bellas Artes de Badajoz) es un cuadro de pequeño formato titulado sencillamente ‘Florero’ que fue pintado en el siglo XVII por Juan Fernández ‘El Labrador’, al que se atribuye un origen extremeño por parte de algunos autores y que forma parte de la colección de El Prado.
Este pintor era contemporáneo de Zurbarán y dibujó con profusión uvas y flores. Se trata sin duda de uno de los cuadros más valiosos de la muestra y llegó desde Madrid y fue depositado en el Bellas Artes entre grandes medidas de seguridad.
Delante de este cuadro se llevó a cabo el pasado día 28 la inauguración oficial de la exposición, a la que asistieron el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara y el presidente de la Diputación pacense, Valentín Cortés.”

Esos ‘algunos autores’ que atribuyen el nacimiento de Labrador en Jaraícejo son Palomino, estudioso de profunda imaginación e incomparable alcurnia, Pedro de Navascues, o el especialista contemporáneo Dr. Félix Scheffler. Gracias al profesor y ensayista Rogelio Pérez Mariño (persona de cátedra en fondo y forma, obnubiladores ambos) encontramos el argumento de nuestro documental “Juan de Labrador, la mosca en la uva”, producido durante 2008. Rogelio recogía en uno de los ensayos de su libro “A contratiempo” (en el titulado “Anonimato”) una amplia referencia a la figura de este pintor “de renombre internacional ya en el siglo XVII, del que apenas se sabe nada, si exceptuamos su insistencia en añadir a su nombre auténtico, Juan Fernández, el apelativo de “El Labrador”. Quizás su vida retirada de la corte impidió que llegaran a nosotros notas biográficas más precisas”.
“Extremeño (como apuntó Nabokov en el párrafo de “Ana o el ardor” que desató el interés por su obra), al parecer muerto en Madrid hacia 1600, resultaría entonces paradójico que su actividad más importante esté fechada, sin embargo, entre 1630 y 1640, según se desprende de la documentación relativa a sus encargos. Citado como queda dicho por Nabokov, la figura del enigmático pintor, coherente con su cuna humilde , y genial artista llamado Juan de Labrador era una golosina a la puerta de un colegio para nosotros: reconstruir su biografía (o teorizar sobre ella), recuperar el eco del Siglo de Oro en aquella Extremadura campesina y moderna, imitar el claroscuro y dirigir nuestras inquietudes hacia el arte, en particular el de la grandeza en el anonimato (y encima, con todas las apariencias de haber sido una elección personal del protagonista), resultaba emocionante, como no puede dejar de serlo este oficio de iluminaciones. Ésta procede de la inspiración de otro grande de incógnito, de quien no sabemos decir si procura más placer leerle que escucharle, que ya es decir.: Rogelio Pérez, cuya intervención en el documental, en su calidad de investigador y divulgador, se nos antojaba imprescindible.” Esto escribía yo hace un par de años en la memoria de producción del proyecto.

Del documental ya terminado, producido con una ayuda de la propia Junta, nadie de la administración autonómica nos ha traslado una sola palabra, ni el mínimo gesto para su difusión o distribución no comercial. Ninguneo total, como siempre. Por supuesto, a la televisión autonómica tampoco le interesa. Ahora, delante de la obra del gran maestro en el Museo, podrían haber llegado nuestros dos políticos-florero y su cohorte a la conclusión de que su ignorancia acerca del gran pintor no procede de no saber, sino de no querer saber. Es nuestro sino, el de los gobernados y los anónimos.

http://www.facebook.com/v/1279669164676