Mes: julio 2010

VERDE VIENTO, VERDE RAMAS


Nos encaminamos a Beire, pequeña localidad navarra (creo que en el pueblo somos 20 habitantes más, o así…), donde se celebra la Universidad de Verano de Los Verdes, “un momento de intercambio, debate, formación, información, etc. sobre todo tipo de cuestiones que interesan a l@s integrantes y simpatizantes del movimiento verde y ecologista.” El jueves 29, proyección de “Mientras el aire es nuestro” y debate a continuación acerca del “asunto refinería”, cuyo hedor espantaría a cualquier criatura que no estuviera ya acostumbrada. El programa de ponencias, talleres y otras actividades es sumamente interesante, de tal manera que daremos por buenos los 1.600 kilómetros, en particular por la compañía que nos espera y que, además, nos llevamos. Pedro Fernández “Perule” ofrecerá un taller sobre plataformas ciudadanas -el caso de Villafranca, por supuesto-, habrá tiempo para saludar al compañero ubicuo e incansable, inasequible al desaliento (es decir, Paco Folguera) y compartir exclamaciones para poner en cuestión las térmicas proyectadas para la comarca de Mérida. En el momento más calamitoso de amenazas medioambientales en la historia de la autonomía extremeña, haremos un huequito para compartir tinieblas y esperanzas con un montón de gente verde, que tendrá mucho que decir en el futuro de la política española, como ha sucedido ya en Francia o Alemania, por ejemplo. Si no, al tiempo. Para los escépticos, recordar que España ha ganado el Mundial. Chúpate ésa…

¡¡¡DICCIONARIO TAURINO INFANTIL!!!

“Foro tradición e innovación en el arte del toreo”, “La tradición taurina sigue viva”, “El toro y la música”, “Pasión por los toros”, “El toro, su incidencia económica en la región”, “Marketing taurino”, “Diccionario taurino infantil” (sic),”La fiesta nacional, cultura por derecho propio”… Estas son algunas de las actividades con ayuda económica en la resolución de la convocatoria de subvenciones dirigidas al apoyo y fomento de actividades taurinas para el año 2010 por la Consejería de Administración Pública y Hacienda de la Junta de Extremadura. Se publican, curiosamente, el mismo día que Catalunya decide en sede parlamentaria sobre la prohibición de esta fiesta en aquel país. En este nuestro, se sigue conservando el mismo gusto que las vacas. Las prioridades del déficit y la contención del gasto público parecen ser otras. El coste total de estas ayudas es de 60.000 € anuales, muy superior a las becas para la creación literaria. Pero, claro, la justificación es que “mediante dicha convocatoria se pretende fomentar y conservar el rico patrimonio cultural taurino arraigado en nuestra Comunidad Autónoma”. Es curioso, teniendo en cuenta que el patrimonio cultural, sin el apellido taurino, les trae sin cuidado. El voto cautivo, siempre tan arraigado…a su vez.

PROYECCIONES VERANIEGAS

‎”Proyecciones Veraniegas” es el título del ciclo organizado (cada viernes de agosto, días 6, 13, 20 y 27) por el Camping Tentudía, en Monesterio. Las dos primeras fechas incluirán -gracias a las amables gestiones del compañero Jordi Macías- episodios de la serie “El lince con botas”: el día 6, “Las setas y la salud del bosque” -compuesto de dos partes: “Búsqueda y consejos” y “La recolecta”- y “Construir sabiamente”; el día 13, “La saca del corcho” (dos episodios también) y “La cuadrilla del Flaco”. Será un placer para nosotros que se exhiban estos títulos. Las últimas noches de agosto, el colectivo fotográfico “Las Baladas del Cíclope” concluirán con esta actividad, al norte del sur extremeño.

http://www.facebook.com/v/1363653784239

MATAMOS


50 personas,civiles, inocentes, han sido asesinadas por la OTAN en la inexistente guerra de Afganistán. 50 que se suman a un número siempre descomunal que pasa desapercibido por que así lo quieren los poderosos y también nosotros, los demandantes de información limpiada… Mientras tanto, políticos y militares condenan la difusión de esa otra información acerca de la guerra sucia que llevamos a cabo contra países, por mor del poder sobre el petróleo, la heroína o la doble moral, según sea el caso. Mientras tanto, la lamentable y triste muerte de dos estudiantes, atrapadas por una estampida en una macrofiesta, devora titulares, bajo el argumento de la nacionalidad de las chicas. Nos levantamos cómplices de asesinos y nos acostamos cómplices de asesinos. Sólo nos falta que, encima, nos consideremos víctimas.

GRANDE (SEGÚN WILDE)


Padre de familia numerosa, aficionado a la fiesta, conservador y gris en sus opiniones, terco en sus principios ordenados…Pero discreto y eficaz, y algunas veces extraordinariamente sutil y genial en su trabajo. Falso culpable, falso inocente, una figura del balompié como ninguna otra -salvo Xavi Hernández y Luis Suárez- de entre los nacidos en este país. Enerva pensar que, como dijera Oscar Wilde, el trabajo es el refugio de los que no tenemos, como él, nada que hacer. Pero, como dijera también Wilde -o eso parece- lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas. Y ha hecho muchas: por ejemplo, tres copas de Europa. En esencia. y también lo dijo Wilde, cualquiera puede simpatizar con las penas, pero simpatizar con los éxitos requiere una naturaleza delicadísima.

LOS AMANTES

En una de mis películas favoritas (“Ostre sledované vlaky”, “Trenes rigurosamente vigilados”, de Jirí Menzel, 1966) aparece esta asombrosa secuencia de amor y sexo, un tratado de imaginación, belleza y sensualidad. Viendo escenas como ésta se siente uno un triste inadaptado. Porque, como dijo la poeta, así quisiéramos caernos antes de todo sueño, con esos sellos en la paz de la piel.

SALVEMOS ALANGE

Es importante salvar la población con el cura más impresentable de entre tantos curas impresentables, amenazada como está Alange, por lo demás, y especialmente, por un delirante proyecto de central térmica. Así, me propongo sugerir otro argumento para insistir en su rescate: el ‘Champú a la miel’ de la Nueva Línea Cosmética “Agua de Alange” comercializado por el celebérrimo Balneario de la localidad, glosado en su día por el mismísimo Larra. El Balneario, no el champú. De éste me ocupo yo, que no le llego ni al talón al suicida. Parece frívolo, pero no va por ahí uno con estos pelos -y a esta edad- usando cualquier cosa. En esto, soy un experto inasequible al desaliento. Por cierto, fue un obsequio de los dueños de la instalación por llevar hasta La Zarza los cortometrajes de “La Pequeña”. Lástima que no se beba, oiga.

LA CIUDAD ‘CULTA’

Para los que no somos muy viajados -pero un poco, sí-, la posibilidad de que la ciudad de Cáceres albergue la capitalidad cultural europea en 2016 es algo tan caprichoso como las persecuciones de los Ewoks en “El retorno del Jedi”. Comprueba uno las actividades culturales de ciudades como San Sebastián (jazz), Córdoba (poesía) o Zaragoza (programación alternativa) y se te caen los palos del sombrajo, en comparación con el rancio olor a naftalina de las ombliguistas programaciones y los enérgicos cronistas locales, y ello sin pensar siquiera en el nivel de las autoridades locales, provinciales y autonómicas, prestos al canapé y el autógrafo (a pedirlo, por más señas), aunque los asientos del público estén vacíos o ocupados por los habituales: aquí todo se hace para la prensa. Pero lo peor no es eso, sino el hecho real de que la identidad de la ciudad voló por los aires hace tiempo, para hundirse en el fango más estrepitoso en la actualidad del (des)gobierno socialista. A nivel urbanístico, la gravedad de actuaciones como el hotel de hormigón en la plaza alta del casco monumental; la voluptuosa urbanización de la Ribera del Marco; el finiquito al Calerizo y al Poblado Minero, y su reafirmación como barriada residual; el portazo a los trabajos arqueológicos en Maltravieso, el Conejar, Santa Ana…y bajo el edificio de Caja Extremadura; la barbarie contra los solados portugueses del arrabal y las puertas del casco antiguo; las deplorables y feístas obras con firma en la Plaza Mayor; la apuesta sin rubor por el coche como monocultivo; la guerra declarada contra el árbol y la sombra; el definitivo enterramiento de la Universidad en la trinchera de los alrededores y el crecimiento insostenible de la ciudad hacia la periferia, alrededor de los mamotretos llamados centros comerciales, han convertido a una capital siempre bochornosa, pero entrañablemente vetusta, en una capital bochornosa y agresivamente vetusta. Despilfarradora y decorativista casi sin parangón, aferrada a sus ídolos siempre casposos (desde el futbolista de vuelta de todo al presentadorcete cinéfilo, pasando por los humoristas franquistas o el galán de turno con barba de tres días) sus habitantes se mueven casi exclusivamente en vehículos a motor como peces en un agua turbia. Que el gobierno socialista acabara, a base de prebendas y poco disimulo, con la práctica totalidad de las muy cansadas plataformas ciudadanas creadas contra el anterior gobierno (excepción hecha de los irreductibles mineros, por supuesto) , al tiempo que no sólo emulaba su mal hacer, sino que lo ampliaba con descaro, advierte del futuro de la urbe: un nuevo gobierno municipal del PP que arrasará con lo que quede sin pararse en barras, como represalia ante la frustrante contención exhibida por la ciudadanía ante la brutalidad de esta legislatura, que ha acabado por convertir Cáceres en un barrio de Fuenlabrada, asesinando con inusitada tontería a una gallina de los huevos de oro cuyo gallo, a estas alturas, los tiene ya por corbata.

QUEMANDO LA CASA


La Administración extremeña es un auténtico desastre, en todos los sentidos: en la gestión de la energía eólica, da un paso más en su gremial incoherencia. Siendo Ibarra mandamás juró y perjuró que sólo aquellas empresas que crearan empleo podrían optar a implantar los molinos en la región, sellándose las condiciones en un decreto. Hoy, la nula recaudación (sin primas y con la obligación de crear empleo, pues…¿quién invierte?) y la precariedad económica de la Junta, sumadas a la política del bandazo que tan bien define su consistencia como gobernantes, les hace recurrir a un fórmula desquiciada y desquiciante para “atraer” inversores: que se pague en líquido un tanto por ciento a los ayuntamientos en cuyo término se adjudique la instalación de los postes eólicos. “La escasa potencia de vientos en las sierras autorizadas, la exigencia de puestos de trabajo añadidos, y la incertidumbre y luego cierre de la prima al kilovatio, han evitado esta industria en Extremadura”, dice el periódico. Para corregirlo, se favorece de forma indiscriminada a los promotores y se les vincula con los ayuntamientos y las mancomunidades, cediendo a estos la gestión de promover empleo mediante una mordida sobre la facturación del parque eólico, de un 8%, evitando así que el promotor cree empleo directo. En este país, tal decisión abre literalmente la caja de Pandora, si nos atenemos a la gestión de los recursos desde las administraciones locales y a su nivel de corrupción y nepotismo. Por si fuera poco, la Junta levanta el veto a la instalación de molinos en “las sierras al sur de Azuaga; las sierras colindantes a la ZEPA Dehesas de Jerez como son las de María Andrés, Feria, Zafra, Alconera, Salvaleón y Salvatierra de los Barros; las cotas por debajo de 880 metros en las sierras de Monesterio, Segura de León y Fregenal de la Sierra, y los Llanos de Alcántara y Brozas”. Todos paraísos medioambientales (sin Gallardo de por medio, en algún caso), ecosistemas potencialmente riquísimos en los que la falta de imaginación política para propiciar la desurbanización, retomar el contacto con la tierra, efectuar inversiones de apoyo a las nuevas iniciativas de transformación económica y social, lleva camino de romper el saco. Por poner un ejemplo, las aves (¡¡protegidas por las directivas y los dineros europeos!!) de Brozas y Alcántara (es decir, las de mi casa) se verían comprometidas y en severo riesgo. Con ellas, buena parte, sino la principal, de los recursos turísticos del Tajo Internacional y las iniciativas privadas, de mayor o menor envergadura, asociadas a ellos. Lo que unos cosen, el recitado de las bondades de esta tierra para gentes sensibles y de bolsillo ancho que garanticen estabilidad económica a la zona, otros lo descosen: nada les importa salvo atraer codiciosos, a la caza de primas y subvenciones, devastando lo que haga falta para ello. Están prendiendo fuego a la valla de la casa para calentarse. Y aunque España gane los mundiales, la vida sigue y la casa está ya ardiendo..

CON LA FRESCA


Al final, organizamos una proyección doméstica para amigos, colaboradores y equipo de “Despacio”. Con la fresca, a las seis de la tarde en pleno mes de julio. Para celebrar el premio en “Memoria Rural”, y la selección oficial de la película en “Alcances”, entre buena gente. Como siempre, un placer. El documental viaja ahora a Ourense, Pamplona, Barcelona, Betanzos y Jaén. Para curiosidad, la referencia en el facebook de Marca Extremadura. En fin…

EL EPÍGONO


“Hombre que sigue las huellas de otro, especialmente el que sigue una escuela o un estilo de una generación anterior.”

“La cinta blanca”
(“Der Weisse Band”, Michael Haneke, 2009) reduce a cenizas debates sobre puesta en escena, al crear la ideal; reconstruye la historia de la iluminación; incorpora al guión cinematográfico la amplitud de la novela; introduce -junto a “Caché”, del mismo autor- un nuevo orden en las relaciones entre la sospecha del sujeto (el espectador) y las obligaciones del verbo (el cineasta); eleva al cine desde el desván de lo manierista al zaguán de lo pictórico; desnuda el siglo XX a metáfora limpia y, al tiempo, sucia; describe la dirección de actores como un abanico asombroso; exhibe la interpretación como una lógica sin posibilidad de error; calienta el corazón, encoge el estómago, droga el culo, aumenta el entusiasmo. “La cinta blanca” es el epígono del cine contemporáneo. Agota los adjetivos: podrá haber otra parecida (y la hay, “Mouchette” de Bresson) pero ésta es la película perfecta para comprender al género humano y cómo hemos llegado, como dijo el poeta, a un tiempo en el que los locos conducen a los ciegos.

EL GOL DE MAIZ

Hay que dar por bueno, incluso, que el gol fuera conseguido de un derechazo: los Mundiales son la gloria e Iniesta y compañía serán difícilmente repetibles: lástima que mi padre y mis tíos no hayan conocido este espectáculo. El empeño en la belleza de estos futbolistas es enternecedor. Pero, como dijo José Martí, toda la gloria de este mundo cabe en un grano de maíz. Y esas banderas en los balcones, los coches y las calles son un abuso de recordatorios. Inmunizan contra la alegría -por el resultado de un extraordinario juego de estrategia y azar-, tanto símbolo sin azar, sólo con estrategia.

PIRATAS Y GURISES


Ana y un servidor viajamos a Villafranca de los Barros para asistir a la conferencia del catedrático Roberto Bermejo titulada “Análisis socio-económico del proyecto la Refinería Balboa”, enésima actividad de la PCRN, ahora en coincidencia con el informe de la Unesco en contra de esta amenaza: Nueva adhesión contra el delirante proyecto petroquímico que, milagrosamente, ha publicado, entre otros, el medio progubernamental “Público”, dando así pábulo a los rumores sobre la guerra abierta entre los sectores garrulo y estupefacto del PSOE y sus satélites a causa de este tema, como puede desprenderse de la comunicación entre el Ministerio y un concejal de Ciudadanos Independientes de Los Santos, Alejandro Romero, en la que se lee que “la razón de que el expediente no avance no es culpa de este departamento (ministerial) , sino que AL NO ENVIAR EL PROMOTOR LA DOCUMENTACIÓN QUE LA DIRECCIÓN GENERAL LE SOLICITA ha hecho que se interrumpa el curso de la tramitación”. Cinco años después, la causa es la misma que a un servidor le expuso, durante una entrevista, el por entonces director general de calidad Ambiental del Ministerio de medio Ambiente. La respuesta del presidente Vara a esta verdad es señalar, a través de los medios, por supuesto, que “el proyecto de refinería tenía insuficiencias,como todos”. Así, en pasado. Y punto. Sin entrar, pues, en que hace más de un año concretó, él mismo, la fecha de publicación de la DIA del Ministerio, a pesar pues de esas “insuficiencias”. Estos personajes nos gobiernan: nada les importa más que el interés general…Este señor miente más que habla y no lo digo yo, lo demuestran hasta las hemerotecas. Debería pues, proceder a confesarse, si es que no lo ha hecho ya.

Mañana, por lo demás, serviremos también en Villafranca, de anfitriones virtuales a nuestros amigos argentinos Lázaro Llorens y Dimas Games, y a todo su equipo de La Centrifuga, la productora argentina responsable del documental “Gurises, al abordaje”, sobre las pasteras (papeleras, celulosas) ubicadas en la frontera entre Uruguay y Argentina, y cuya instalación está provocando una gran movilización social y choques de importancia entre las poblacioens y las autoridades de ambos países. La celulosas, en principio un proyecto español (de Ence, gallega), quedaron en manos de una corporación finlandesa, Botnia, cuya actuación se recoge en el excelente trabajo de Lázaro, Dimas y su equipo: “Ocho adolescentes uruguayos y argentinos investigan a fondo el tema de las fábricas de celulosa. Con una mirada limpia que trasciende lo ambiental, se evidencia una falsa controversia entre pueblos hermanos y se cuestiona firmemente el modelo de desarrollo adoptado por los países del tercer mundo. Botnia es una mega-empresa finlandesa que se instaló en un río fronterizo de Latinoamérica para producir pasta de celulosa a gran escala. Su funcionamiento es la causa de un fuerte conflicto internacional entre Argentina y Uruguay. La corta edad de los investigadores obliga a los adultos a dar respuestas claras, sinceras y precisas. De esta manera se completan los diferentes temas relacionados: el proyecto turístico-ambiental de Gualeguaychú y Fray Bentos, los tratados internacionales, la instalación de la pastera española Ence, la antigua fábrica inglesa Anglo, la forestación, el rol de los organismos internacionales y la complicidad de los gobiernos locales. Concluyen en Chile donde otra pastera similar a Botnia ya tuvo problemas de contaminación. Allí todos estos temas se repiten con exactitud demostrando que la misma metodología es aplicada no sólo por las grandes fábricas de celulosa sino por la mayoría de los emprendimientos transnacionales.Descubren así una realidad que trasciende lo ambiental, supera la controversia entre pueblos hermanos y deja al descubierto el rol de los medios de comunicación, las políticas de estado y el enorme poder de las grandes empresas extranjeras en los países subdesarrollados.Poder que utilizan, como toda empresa, para concretar sus negocios.Negocios en los que no hay fronteras y donde el futuro, en manos del estado, es un tema menor”. Lázaro nos transmitió su interés por difundir su trabajo, y en ello estamos.

"DESPACIO", EN ‘ALCANCES’

“Despacio” ha llegado con un pan debajo del brazo. Nuestro documental ha sido seleccionado en la Sección Oficial de Mediometrajes a Concurso de ‘Alcances’, 42 Muestra cinematográfica del Atlántico, el más prestigioso escaparate del cine documental en este país, que se celebrará en Cádiz del 9 al 18 de septiembre, hasta dónde acudiremos en plena faena de dsitribución comercial de éste y otros trabajos, así como de la preproducción del largo de ficción “El mal del arriero”. La elección en este certamen de gran relieve, consolidado como referente para documentalistas, supone un importante paso más para la exhibición del documental y para Libre Producciones, de cara a la consolidación de nuestra obra entre las más representativas, al menos, de entre aquellas que se elaboran desde la periferia, lejos de los principales centros de producción del Estado. Eso al menos queremos creer, dadas las dificultades que siempre ha habido para competir con gentes de la profesión capaces de mover mayores presupuestos, adecuarlos a los deseos de la mayoría de programadores de televisión o a las exigencias de la presión y los contactos. Las agradables sorpresas que nos está deparando este último trabajo, en particular acerca de las consideraciones acerca de su originalidad, sugieren que va a haber “Despacio” para rato. A estas alturas de la película -en un sólo año, hasta cuatro películas distintas de entre nuestras últimas producciones han competido en festivales internacionales-, resulta un tanto risible que los medios públicos extremeños de televisión y radio continúen negando el pan y la sal a nuestros trabajos, pero ya no nos corresponde a nosotros reivindicarlo: debemos estar y estamos muy por encima de sus pueriles rencores.

MARAVILLAS EN LA SERRANÍA


La mirada de los Ojos del Guadiana, en las Tablas de Daimiel, te devuelve agua. Atrás quedan esas imágenes de gente volcando unos pocos litros, llevados cada cual de un lugar, como ofrenda al río perdido. El año ha sido de salvación para estos lugares, dónde las aves colaboran hasta lo asombroso al dejarse ver. Tiempo después de comprobarlo (y de comprobar también cómo la refinería de Puertollano se ve y se siente desde la mayor lejanía) llegamos a la Serranía de Cuenca, el último tramo de viaje desde Landete a Santa Cruz de Moya a través de una carretera sinuosa que hoy es pista para incautos…hasta el punto de hacer dudar de la propia existencia de nuestro destino. Pero llegamos a salvo y contentos, El II certamen de Cine Documental “Memoria Rural”, organizado por La Gavilla Verde en este paraje guerrillero ya mítico por la labor de este colectivo, que se mueve entre los límites de Castilla, Aragón y Valencia, iba a vivir la aventura de enfrentarse a nuestra correosa presencia. Si el tiempo vivido apenas hace un mes en Zaragoza -durante Ecozine- fue tocar la gloria merced a la calidad de la compañía y de las películas visitadas, lo de “Memoria Rural” ha sido también irrepetible: los festivales que van creciendo desde un entusiasmo por promover la convivencia, rodeándose de películas y personal que colabora con su predisposición, acaban arrojando, como ha sido el caso de éste, vistas magníficas: al cansancio brutal de la generosa organización (Joaquín, Pedro, Fina, Vicente…todos los gaviller@s, mil gracias) se opone el placer inmenso de sus invitados, con el resultado del afloramiento de un agradecimiento eterno por parte de los segundos hacia los primeros. El detalle de las suculentas comidas y el alojamiento en una casa rural en La Olmeda, una pacífica localidad en un montuoso valle a la orilla del Turia, merecía cumplimentarse viendo allí amaneceres entre huertos, batanes, riscos imponentes y tráfico de sencilla humanidad.

El certamen deparó elogios para nuestro trabajo “Despacio”, aunque al enfrentarnos a su primera proyección en público no las teníamos todas consigo. En particular, al comprobar la altura de trabajos exhibidos previamente y, lo que es más, también posteriormente. La película “El tiempo en la maleta” de José Miguel Iranzo narraba con pulso y un guión estupendo, de retórica sincera y poética, la singular emigración, durante décadas, de los habitantes de un pequeño pueblo aragonés a Canadá. “Voces que se apagan”, de José A. Vallejo, resultó incluso más emocionante, un trabajo espléndido sobre los cantos de labor (durante el arado, la siembra, la siega,la trilla…) con la presencia del músico Eusebio Mayalde en una de las entrevistas más preclaras y jugosas que un servidor haya visto nunca en una película. En la competencia, “La mina”, la película producida por Survival para denunciar las barbaridades de la corporación Vedanta Resources. “Los dongria kondh son uno de los pueblos indígenas más remotos de la India. Viven en las colinas de Niyamgiri, en el estado de Orissa, y veneran una montaña como a un dios. pero Vedanta Resources, una empresa con sede en Londres, se prepara para destruir sus bosques y su montaña sagrada con el fin de construir una enorme mina a cielo abierto…” dice la sinopsis de un filme tan sobrio como contundente. De menor nivel, esencialmente por su planteamiento artificioso, “Maquis, Les ombres del bosc”, un filme de Joan Antoni Barjau co-producido por las televisiones públicas catalana y aragonesa que contaba con las declaraciones del guerrillero José Manuel Montorio i Dimas , por ende protagonista absoluto de otro filme a concurso, “Chaval”, de Raúl Gómez y Alfonso Villadangos,-ganador del festival TirantAvant-, pelicula con puesta en escena de una severidad implacable. Otros trabajos de gente tan reputada en el género como Daniel Orte (“Chaves, la memoria expoliada”), Jorge Tsabutzoglu (“Pueblos cin camino”), Juan Manuel Blázquez (“Cuadernos de El Soplao”), Ivan Golovnev (“Starik Petr”) o Eugenio Monesma (“Los pueblos del agua”) se nos escaparon, no así el impresionante documento de Álvaro Toepke “Guerrilleros”, con las claves del desastre social provocado en la Guatemala contemporánea expuestos en un documental iniciado en 1996 y terminado diez años después. Pero emocionante hasta la agitación de pañuelos y toses en el auditorio fue la presentación de “As silenciadas”, un proyecto documental que recupera historias de vida de numerosas mujeres gallegas que fueron durísimamente represaliadas por su apoyo al movimiento guerrillero. Dirigido por el joven gallego Pablo Ces, con especial ayuda de su familia, fue uno de los descubrimientos de estos días, por la dignidad personal de sus autores a la hora de abordar un tema tan doloroso con una sensibilidad enternecedora, que para sí quisieran otros trabajos semejantes, afines a la versión oficial o, lo que es lo mismo, destinados al olvido.

Pablo, como José Antonio Vallejo, Jorge Moreno -autor de “Volar a Sanhgri-La”, sobre los aviadores republicanos-, el propio Álvaro Toepke, el artista mexicano Carlos Martínez -director de “El alma en las manos”, un documental sobre el asedio a la creación artística manual-, los jóvenes periodistas Mariola Olcina y Carlos Corominas, la agroveterinaria Sofia Arguilés, el erudito historiador Ferrán Sánchez Agustí o los antropólogos Julián López y Luisa Abad compartieron mantel, jovialidad y alcoholes con nuestra expedición, que reservó unos papelitos en la futura “El mal del arriero” para los actores Domingo Chinchilla y Álvaro de Luna, que por allí estaban, uno trabajando y otro departíendo con unos y otros, huyendo alegremente del encasillamiento que persigue a su personaje. El fin de fiesta, con la aparición del auténtico Álvaro de Luna, Condestable de Castilla, conquense señor de Trujillo, fue el prólogo de la entrega de premios que compartió “Despacio” con “Los hijos de los pastores”, del albaceteño Luis Alfaro, que no pudimos ver pero que nos resulta tan familiar como es posible.

De vuelta, nacidas nuevas amistades y proyectos, debatimos sobre la impresionante majestuosidad de Cuenca y la ciudad encantada. Del Hotel Princesa Galiana y del restaurante Madre Tierra, decir que están a la altura de la pasmosa presencia de la Tulaytulah árabe, dónde los gatos callejeros se afilan las uñas en los árboles, ajenos a la trivialidad del turisteo. Y una vez en casa, nostalgia por su pasión y deseos de volver a la sierra y a la libertad. Volvimos con el premio, regresaremos para merecerlo.

"DESPACIO": DEBUTAMOS CON PREMIO

“Despacio” obtuvo el Primer Premio del Certamen Internacional de documentales “Memoria Rural” celebrado en Santa Cruz de Moya (Cuenca) y organizado por la Asociación “La Gavilla verde”. En la que fue su primera proyección pública (y la camisa no nos llegaba al cuerpo), el documental obtuvo un respaldo fantástico. El coloquio que siguió a la proyección nos llenó de esa satisfacción de haber llegado al personal, y sirvió para recopilar halagos para el trabajo, en particular para el de Rafa Mellado como operador y Carlos Mosquera como registrador del sonido. Comparte premio “Despacio”, ex-aequo, con el filme “Los hijos de los pastores”, de Luis Alfaro. En el festival, celebrado del 30 junio al 3 de julio, al que asistimos, participaron excelentes películas de este género, como “El tiempo en la maleta”, “Voces que se apagan”, “Guerrilleros”, “Chaves, la memoria expoliada”, “El tiempo en la maleta”, “El alma en las manos” o “Pueblos sin camino” entre otras. El Jurado distinguió “Despacio”, argumentando que “José y su equipo nos han transportado mediante los más sutiles sonidos al paso del tiempo en un espacio determinado: Trujillo, pero que bien podría ser cualquier pueblo del mundo. Por su innovador lenguaje documental y por su belleza en la fotografía, hemos sido testigos privilegiados de un trabajo realizado durante 6 años, que nos ha hecho sentir como pasa la vida en una mañana cualquiera”. Ni que decir tiene que agradecemos sinceramente este reconocimiento y en particular a todas las personas de “La gavilla verde” que nos acogieron en la impresionante Serranía de Cuenca, y a los directores, productores, investigadores y periodistas que compartieron estos intensos días con nosotros. La crónica del viaje y la estancia en la sin par serranía conquense, en cuanto respiremos un ratito.

Reseñas

La gavilla verde
Hoy
Extremadura al día
Region Digital
Europa press
Abc
Qué
Noticias de Cuenca