Mes: febrero 2008

LOS CÍRCULOS VIRTUOSOS

Son las diez y dos minutos de la mañana y a través de las ventanillas del autobús asistimos conmovidos a la enternecedora despedida que una joven dispensa, ojos llenos de lágrimas, a su amor que parte hacia Madrid. La chica, de rostro y tipo modiglianescos, acaba siendo consolada por el clásico anciano de estación, que se le acerca amablemente cuando el vehículo avanza ya hacia la salida de la dársena. El viaje se inicia con una escena digna de David Lean y continuará sin sobresaltos hasta la capital. Excepción hecha de un episodio cuya envergadura no ya despertó mi atención, sino la del resto de viajeros: la escalofriante conversación a voz en grito de una señora, a través de su móvil, y escalonada durante cíclicos períodos -cada cuarto de hora durante doscientos kilómetros- narrando -y escenificando verbalmente- sus desavenencias familiares de la forma más escabrosa posible. Esto conlleva el uso del teléfono portátil, la pérdida del pudor y la templanza de las personas, hasta provocar desaires a terceros que, suspendidos en el azar, hemos de resistir los embates de la vergüenza ajena: no hay lugar para ocultarse. Para botón, una muestra: la mujer, fuera de sí, llama finalmente a su anciano padre, recién ingresado en una clínica y causa de los enfrentamientos familiares. Le explica que sí, que ella y su madre (a buen seguro octogenaria, como mínimo) habían recibido puntualmente la noticia de su ingreso, pero que no estaba en sus manos hacer ningún movimiento al respecto dado que el suceso coincidió…con “el debate en la televisión entre Zapatero y Rajoy” (por este orden, además). “Ya sabes, papá, que nosotras por ti, lo que haga falta, pero fíjate que coincidencia…” A esas alturas todo el pasaje, compuesto por venerables pensionistas de regreso al foro o gente como nosotros, con más oficios que beneficios, hubiera firmado bajarse en medio de la autovía. Al llegar a Madrid, otra mujer prorrumpe en exclamaciones, a buen seguro para quitarse la tensión y vivificar su resistencia: en una rotonda crecen unas sanísimas plantas de romero, y la señora nos lo hace ver más que contenta. De verlas y de llegar. No hay nada como el transporte público.
Bajamos en Méndez Álvaro y como nos sobra tiempo, salimos a echar un cigarro y de paso un vistazo a la antigua estación: saboteada por Unión Fenosa, sus hermosos restos troceados sin piedad conviven frente a un edificio infernal que resulta ser una colección de minicines. Se lo tienen merecido. En un oasis mínimo de verde, nos paramos junto a un pequeño almendro especialmente extrovertido. En el arreate y junto a un tetrabrik de Don Simón aparecen dos ojos verdes pegados a un gato, que nos mira con la mirada eterna del gato y su teoría: tu me podrás, pero yo soy yo. Nos vamos, encantados del encuentro.
Todo parece acompañar: de hecho, hasta yo mismo pido cita a la quiropráctica para el mes que viene -las mudanzas, es lo que tienen- , y hasta el doctor de la clínica de la mutua, a la que llegamos andando desde Princesa, se deshace en atenciones. En medio de la Castellana me da por mirar al cielo y héte aquí el pasmo: dos enormes bandadas de grullas sobrevuelan la sede del Santander. No se oye un carajo más que el tráfico, pero el espectáculo -el que tenemos en casa a diario- resulta tan conmovedor como el de la joven de la estación. Instantes después sorprendo a Ana intentando regalarme en el “Crisol” de Juan Bravo un Dvd (“Dead man”, de Jim Jarmush: lo prestamos y se suicidó) y la detengo a tiempo. Hay que ahorrar y me lo estoy bajando de la “mula”, le cuento: incluso ya tengo “Down by law”. El dependiente es una excentricidad: sabe de cine y además, tiene un físico desbaratado, imposible de olvidar. Cuando le pregunto por lo que voy buscando (el segundo filme de Nuri Bilge Ceylan) se propone encontrarlo y lo hace: se conecta con la misma tienda por internet a través de la cual compro yo mismo y a través de la cual también sé que existe esa película turca. Nos mira, sonríe como un actor finlandés y nos dice que no lo tienen y que su “proveedor” no puede servírselo, je,je. Hacemos aún más paces y salimos. Sorprendentemente, en la puerta del local y dando cuenta de un bocadillo está quien no puede ser otro más que su hermano gemelo, aunque sin uniforme de dependiente: es un sosías grunge. Le imitamos y andando hacia Atocha damos cuenta a bocados de una baguette calentita.
En el Retiro comprobamos qué cantidad de gente hay en el parque y disfrutamos también de los prunus floridos. El guionista de la jornada plagia sin desmayo el cine británico de los cincuenta: para colmo, cuatro o cinco gatos se apiadan de nosotros en las traseras del Jardín Botánico y se acercan al muro a despreciarnos. El no va más. Así, ya en el tren nos mueve de un asiento a otro el fallo informático que ha impedido expedir nuestros billetes. Como carecemos de número vivimos momentos de incertidumbre, compensados con el hecho de tener que pagarle en metálico al revisor, a la antigua usanza.Nos engaña con el cambio, lo que compruebo al bajar y hurgarme los bolsillos. Si vive en Madrid no me extraña; dudo que llegue a fin de mes.
La compañía es excelente. La ferroviaria, no. El personal. Mientras que el viaje en este tren es una perfecta metáfora para definir el abandono, la gente se enrosca decidida a sobrellevar la pereza. Un matrimonio de avanzada edad de Casas de Millán alegra la espera hasta el destino, intentando ella y algún otro pasajero convencer inútilmente al varón para que no vaya todo el trayecto de pie. En Plasencia, la mitad del pasaje femenino se apea para echar un pitillo y, al regreso, el matrimonio reconoce a una de las jóvenes, haciendo un alarde fisonomista: en efecto, la chica es hija de una señora de Casas de Millán con la que debe guardar un asombroso parecido: “tu madre era idéntica a ti cuando era joven”, le dicen. Ella reconoce que hace años que no va al pueblo.”Pero tienes el tipo de tu familia”. Qué bárbaro. Cuando el matrimonio se apea del tren se deja el bolso de ella olvidado, detalle que descubrimos ya en Cáceres. La chica lo recoge y se compromete a hacérselo llegar. Baja con su equipaje y aquel bolso del tren y, dos metros más allá, en el andén, su guapete enamorado la recibe con los brazos abiertos y un beso en la boca. Cerrado el círculo virtuoso, nos vamos a por la cena al Singapur. A conocer más mundo. Y al llegar a casa trinco a uno de los gatos y le pego un achuchón. El hijodelagranputa ha vuelto a mearse en las escaleras.

MÁS PICO QUE ARTE

Una entrada de “Campos de fresa” elige este diario como uno de sus favoritos, literalmente “por saber entonar, aunque granice, las del barquero” y le concede, junto a cuatro títulos más, el premio “Arte y Pico”. Viniendo de quién viene -músico, poeta, erudito, envidiable- su elección eleva mi autoestima a límites poco tranquilizadores, al tiempo que incrementa mi caladero de prestigio, materia de la que nos estamos haciendo últimamente los bocadillos. Es la segunda ocasión que me pasa esto de ser obsequiado por el blog, y por no romper la cadena -y que con ello pueda partirme una pierna o algún mal menor semejante-, elevo mis cinco preferencias a continuación de la interrupción publicitaria.

Las normas del juego son:
Propón cinco blogs que consideres merecedores de reconocimiento, por su creatividad, diseño, material interesante y que aporten algo a la Comunidad Bloguera, sin importar su idioma.
Enlaza cada blog para que los lectores puedan visitarlo.
Opcionalmente, supongo, cada reconocido exhibirá la mención, colocándolo con el título y enlace al blog de la persona que lo ha premiado.
También de forma opcional, digo yo, juez y parte enlazan al blog de Arte y Pico (Eseya) para que todos conozcan el origen de este premio. Además,han de publicarse las reglas del premio. Correcto.
Cómo las condiciones están para incumplirlas, así haré.

Mis cinco elecciones serían

Salvados de la quema, por sus plumas viajeras
La vida en fresa, porque no sé a qué me recuerda
Aldea Moret existe, porque debería llamarse la mirada del hombre bueno
Paraxe do incordio, quem dixo que dos sonhos nom se pode vivir?
El Poeta en Llerena, imprescindible

Buen provecho.

FURTIVISMO

José Luis Borau, Ray Loriga y Verónica Sánchez, premios San Pancracio´s 2008 ( El Periódico Extremadura – 20/02/2008 )

marlon brando – 20/02/2008 – 16:28:34 h.
joder, joder, como se las gastan los rebollos, pringan a todas las instituciones que pillan, se dan un premio entre ellos y ellos, este año sablean al 2016 y encima para darle más brillo a la gala de los egos suben a 25 euros con el asuntillo solidario de por medio. Estos si que son listos y no los que le dan la guita para que se la fundan en sus particulares juegos florales. cuanto mamoneo , señor.

Este, del difunto director de “One eye jack” o más probablemente de alguien que emplea su nombre como apodo, es un comentario en la versión digital de “la hoja parroquial” acerca de la noticia adjunta. No soy yo (ya quisiera ser tan conciso) pero no lo marcaría precisamente como inadecuado

Por cierto, ya que estamos con la fiesta en la reserva de los parásitos, ¿pasará desapercibido que el homenajeado de la “gran familia” del cine español para el presente curso sea ni más ni menos que el presidente de la SGAE, con su canon digital a cuestas? Quizás no para la gente de la CNT, a a tenor de la denuncia de la sacrosanta entidad al sindicato (*) Cabe preguntarse cómo un hombre de la solidez artística de Borau puede llegar a asumir tareas tan poco dignificantes, a su edad. Cabe responderse que trabajando -es un decir- en el cine español uno puede llegar a comerse platos preparados del calibre de este homenaje.

Por lo demás, que alguien agradezca en público a Ray Loriga (guionista de “El séptimo día”, entre otros logros) “haber regalado a Extremadura el rodaje de esa película (Teresa, el cuerpo de Cristo)”, es antológico. El mismo estilo antiguo con el que se recibía a los señoritos que participaban en los juegos florales del Casino. El mismo estilo, elegante, que hace desaparecer de la web del “festival”, de entre los premiados en todas sus ediciones, a la gente más modesta -acomodadores y taquilleras, por ejemplo- e incluso a los anónimos colaboradores de su revista. Siempre ha habido clases.

Por cierto, el 20 de noviembre pasado escribí aquí mismo que “Eva Hache va a presentar la próxima edición de los premios a la tontería del “festival” de “cine” de Cáceres. Un pastón de dinero público para la estrella mediática de Prisa para el mercado de “progres” con conciencia y sentido del humor. Ante tamaño reclamo, ahí no faltará local, ni público, ni televisión pública. A ver qué dice la dicharachera presidenciable cuando compruebe el trato que le dan aquí los medios -y sus contratadores- a los asuntillos del cambio climático y los polos petroquímicos impuestos a la fuerza y con un millón de corruptelas detrás. Pero, obviamente, no dirá tampoco nada. Que se lo pregunten a los curritos de la Cuatro”. ¿Apostamos algo?


La SGAE denuncia a CNT por vulnerar el “derecho al honor”

Eduardo Pérez, redacción DIAGONAL
La entidad presidida por José Luis Borau pide 9.000 euros y una rectificación a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) por el comunicado difundido por uno de sus sindicatos.

En febrero de 2006, el director de Relaciones Corporativas de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Pedro Farré, lo dejó bien claro: “Vamos a ir hasta el final. El que nos llame gángsters, que busque un buen abogado”. “Hay cosas en este país que no salen gratis”, recalcó.

Dicho y hecho. La Asociación de Internautas, la Frikipedia y Alasbarricadas pueden dar fe de la dedicación de la SGAE por cumplir sus amenazas. Las tres entidades fueron condenadas judicialmente por “intromisión ilegítima al derecho al honor” de la polémica sociedad encargada de gestionar los derechos de autor de sus socios. El nuevo episodio de la guerra de la SGAE contra sus críticos es la demanda interpuesta, por el mismo motivo, contra la organización anarcosindicalista CNT. El pasado enero, el Comité Nacional situado en Torrelavega (Cantabria) recibía el documento. Se trata de la respuesta jurídica al comunicado Por la desaparición de la SGAE, a las barricadas, difundido por el Sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos de CNT-Madrid en junio de 2007.

Para más inri, el comunicado expresaba su solidaridad con el colectivo gestor del portal de internet Alasbarricadas, demandado por la SGAE tras incluir en su foro unos comentarios satíricos sobre Ramoncín, cantante y significado miembro de la entidad. La web anarquista fue condenada posteriormente a pagar 6.000 euros.

A raíz de este caso, el sindicato manifestaba: “No nos sorprendió la noticia: si algo sabe hacer la SGAE es robar. Cualquiera que disfrute de la cultura, cualquiera que la comparta, cualquiera que organice un evento cultural aunque sea sin ánimo de lucro es un enemigo, un objetivo a extorsionar por parte de esa cueva de ladrones dirigida por algunos de los más patéticos representantes de la incultura nacional.

Si los delincuentes de poca monta son condenados a prisión, lo lógico sería que a la SGAE se la considerara asociación criminal y sus dirigentes fueran desterrados de por vida a alguna isla desierta, encadenados a un disco de Ramoncín que no parara de sonar”. Asimismo, desde CNT se retaba a la entidad presidida por el cineasta José Luis Borau: “Si los abogados de la SGAE veis indicios delictivos en lo que acabamos de decir, nos podéis demandar también, y estaremos encantados de compartir el banquillo de acusados con los compañeros”.

Por éstos y otros fragmentos del comunicado, la SGAE pide la cantidad de 9.000 euros y la publicación de la sentencia en la web y el periódico de CNT. La demanda, a la cual ha tenido acceso DIAGONAL, señala que “el artículo, guiado por la sinrazón, destila odio visceral, y sólo puede ser fruto de la ignorancia más supina respecto del marco legal que ampara y de la función social que desempeña” la SGAE. Así mismo, el letrado de la sociedad de gestión se lamenta: “Resulta particularmente triste que una organización sindical como la CNT (…) difame a la SGAE, cuyo fin principal es garantizar a sus representados una remuneración por el uso que de sus obras hacen terceros”. Pese a lo que diga la entidad, y a falta del pronunciamiento del sindicato, lo único que está claro es que, al teclear “ladrones” en el buscador Google, los primeros resultados remiten a la web de la SGAE. Puedes leer el comunicado íntegro de CNT en: cnt.es/graficas/new53.html

LA TRAVESÍA DEL DESIERTO

Asepelt, la Asociación de Economía Aplicada, publicó hace ya tres años una comunicación titulada El crecimiento dispar del sector audiovisual: el ejemplo de Galicia frente a Extremadura. En ella se recoge el siguiente texto: ” El origen de las empresas de producción audiovisual en Extremadura, se remonta a mediados de la década de los 80 con la aparición de dos pequeñas empresas radicadas en Mérida (Iris Eyex) y Cáceres capital (Libre Producciones). La salida de esta particular travesía del desierto empresarial se produjo paulatinamente mediante una serie de hitos localizados en el tiempo. En primer lugar, en 1989 la apertura del Centro Territorial de TVE en Mérida, supuso la apertura de un pequeño mercado ligado a la publicidad regional en televisión. En segundo lugar, como consecuencia de lo anterior, se empiezan a consolidar las productoras existentes, que además extienden su mercado a otras Comunidades. En tercer lugar, a lo largo de los años 90, las instituciones públicas, sobre todo la Junta de Extremadura, aumentan la demanda de este tipo de productos, con destino a sus distintas consejerías y departamentos. En el año 2000 se puede describir el sector en torno a diez empresas, cuatro de las cuales están consolidadas al llevar una media de 10 años de actividad en diferentes ramas, destacando, principalmente, la publicidad, el diseño gráfico y multimedia, los documentales, el vídeo industrial e institucional, la ficción y la animación cinematográfica. En dicho año, la facturación de las cuatro principales productoras se estima en 1.803.036 euros y el empleo fijo asciende a unas 30 personas.

De lo que entresaco un dato bien conocido: que no solo fuimos los primeros (¡antes incluso que TVE en Extremadura!), sino que además la expresión “travesía del desierto” que vengo empleando desde 1988 me la fusilaron sin rubor alguno, al haber sido extraída de un informe previo que se parece sospechosamente -es decir, ha sido plagiado-: (VACAS, F. (2001): “La producción audiovisual en Extremadura”, Zer. Revista de estudios de comunicación, nº 11), redactado por el profesor Vacas a partir de una bien identificable documentación remitida en su día por Libre Producciones. En fin, según se extrapola de la cifra de estos informes y en base a las últimas cantidades expuestas por el director de la Radio y TV autonómicas en la Asamblea durante 2007, el empleo en el sector privado habría aumentado en los últimos 7 años desde aquellos 30 hasta sus presuntos (e imposibles) 500. Supuestamente por la influencia de su medio. Sin embargo…

Sigue: “La llegada de la televisión regional va a permitir el desarrollo del sector audiovisual extremeño. La Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales (CEXMA), establecerá un acuerdo marco con las productoras en donde se regirán las relaciones entre ambas partes y los criterios básicos de actuación. Durante la reunión celebrada en febrero de este año por dicha corporación y la APECA (Asociación de Productoras Extremeñas de Contenidos Audiovisuales), ésta pidió concreción sobre los porcentajes de programación que podrían corresponderles tanto en la radio como en la televisión pública autonómica (Diario Hoy, 2005a). Todo ello permitirá la estabilización y desarrollo de los futuros profesionales del sector, ampliando la oferta de formación en todos sus niveles y ciclos.”

Obviamente no ha sido así. Desde entonces no se ha producido reunión alguna entre la “patronal” y el medio público. Los porcentajes no se han concretado ni siquiera para fijar la producción propia y ajena de ambos canales, radio y televisión, exigencia básica de un medio público. Por descontado, no hay ni rastro de un convenio con el sector extremeño ni cantidades para la promoción, protección o co-producción con las empresas locales. Las productoras que trabajen para el canal público son elegidas según el arbitrio de sus responsables, que niegan justificar sus criterios a las comisiones de control. Ahora bien, la asociación de productores está dirigida por los empresarios afines al gobierno extremeño -miembros del partido y familiares de altos cargos incluidos- y en particular permanece sujeta a las exigencias de la vicepresidencia, cuyas decisiones van a misa. De hecho, si está de baja, no hay decisiones. Aquellas empresas extremeñas que trabajan en la actualidad para Canal Extremadura TV pertenecen a la Junta Directiva de APECA, formada por hasta ¡siete! de sus, en la actualidad, doce miembros. La “estabilización” y el “desarrollo” previstos pueden concretarse en el hecho de que a finales de 2006 eran 18 las empresas que pertenecían a APECA -se han dado de baja un 33% en doce meses- y que en los dos últimos años ninguna productora de nueva creación ha producido programa alguno para Canal Extremadura TV. De hecho no constan empresas de nueva creación en el ámbito de la producción en este período. Es más, uno de los más reputados realizadores del sector abandonó su relación con la empresa (la también pionera Iris Eyex) que contribuyó a fundar y mantener, dejando aún más huérfano si cabe el panorama regional a nivel empresarial. Ahora bien, enseguida se encuentra acomodo al servicio de empresas que “desembarcan” en Extremadura, instalándose en Mérida al sol del despilfarro.

Y culmina: “En el caso de la Comunidad Autónoma de Galicia la existencia a partir de 1999 de la Ley del Audiovisual gallego unido a las cuantiosas subvenciones de distintos organismos de esta Comunidad ha propiciado una industria en expansión que intenta consolidarse. El gobierno extremeño todavía no ha apostado de manera sólida por el desarrollo y la producción, tal y como se desprende de los datos obtenidos de las resoluciones de las ayudas públicas otorgadas.”

Una ley del audiovisual no entra siquiera en los planes del gobierno extremeño, que además tolera y propicia el incumplimiento sistemático de la ley del CEXMA en cuanto a criterios de programación, control parlamentario de sus actividades y marco de desarrollo para el sector, entre muchas otras cuestiones. Así las cosas, no es extraño que la precariedad, el nepotismo, el chantaje, la censura, la sumisión y la mediocridad sean bien visibles en un sector que podría haber significado un motivo de satisfacción para la raquítica economía de esta Comunidad y, sin embargo, sobrevive a duras penas alejado de la sociedad que le acoge, gracias a unos nefastos gestores de una y otra acera, pública y privada, cuyos límites son imposibles de determinar. Y la travesía del desierto, obviamente, no parece tener fin.

DEBATE

El teatro de ciencia-ficción debe estar muy bien, lo llamen o no “debate”. Pero la vida continúa. Hasta que nos llegue la hora, celebremos la muerte ajena, lejana, televisada, y puntuemos a quién interpreta mejor su papel -¡brindemos por los mentirosos que nos pagan los sueldos!- Mientras tanto, el “New Flame” es la verdad. Quizás nuestra vida cotidiana en esta organización social tenga apariencia de algo verdadero. Pero no: el “New Flame” -como aquel “Prestige” y su juicio aplazado sine die- es la verdad: que no nos pase nada, porque estaremos irremisiblemente tocados y hundidos.

El buque New Flame, tocado y hundido
CAMPO DE GIBRALTAR 13 de febrero

El buque panameño ’New Flame’, que permanecía semi-hundido a media milla de Punta Europa desde el 12 de agosto del pasado año, se hundió el día 9 de febrero de madrugada casi en su totalidad, debido al fuerte temporal de levante que azota el Estrecho.

La empresa Titan Salvage encargada del rescate del barco, que pretendía reflotar en 3 días la popa y la sala de máquinas del buque, lleva más de 15 días sin éxito. El azote del temporal ha provocado nuevos vertidos de hidrocarburos de la sala de máquinas en las playas de Algeciras.

Ecologistas en Acción denuncia que la compañía únicamente había dejado un remolcador, el ELSBETH II, sujetando al ’New Flame’ y que éste «no fue suficiente» para mantener el buque a flote en medio del fuerte temporal. Por otra parte, denunciamos que no han empeñado los esfuerzos necesarios para reflotar la popa, que ahora hundida es imposible que salga a flote.

Contaminación de fuel
La Concha, Getares y El Rinconcillo se vieron afectadas por una mancha de hidrocarburos de un kilómetro. Hoy se han recogido 24 Toneladas de hidrocarburos mezclados con arena y agua.

Es la séptima vez que el ’New Flame’ inunda de vertidos contaminantes las playas del Campo de Gibraltar. Esta vez, no solo han enviado a las playas de Algeciras hidrocarburos, sino que del New Flame han llegado cartas de navegación, neumáticas de salvamento, …

El viento de levante sigue azotando el estrecho a una velocidad de 90 Km por hora, nos preguntamos ¿Y la Chatarra de New Flame, dónde estará?

EL PILOTO SE HA PUESTO AZUL

EL PILOTO SE HA PUESTO AZUL. ADIOS PRIMO NOS ESTAMOS CONGELANDO. Este SMS dicen que envió el pasajero de un avión siniestrado antes de morir. Lo dicen por el televisor mientras escribo. Dicen que se lo envió a su primo, y que fue lo último que escribió en vida. Al día siguiente dicen que no fue verdad, que el pariente se lo inventó todo pero a mí me da igual porque la imagen del piloto muerto y azul ya se me ha clavado en la memoria y la concisión del mensaje me ha trasladado al asiento que ocupo en el avión siniestrado y el frío mortal del cielo me congela mientras cojo el teléfono y le escribo a mi primo letra a letra mi adiós lacónico y sincero con las manos agarrotadas, como quien esculpe la lápida de su propia tumba desde el interior de mi sueño de muerto.

Ana Baliñas “Los sueños” (2006)

JUEZ DE PAZ

Aquel hombre era el juez de paz del pueblo.Y junto a cinco o seis apasionados paisanos más había acudido al acto público cargando con el sentido común -y un precioso acento- que dan el vivir muchos años en la Sierra de San Pedro. Después de un coloquio inestimable presentamos la proyección del documental, y yo le miraba a la cara: sus ojos se iluminaron cuando escuchó el nombre de la serie y lo repitió en voz alta: la recordaba. La veía, dijo. De repente se echó hacia delante en la silla, levantó un brazo y se puso a hablar: “¡Ay!, linces quedan pocos, no me extraña con lo que les estamos haciendo…Pero yo vi uno, hará unos dos años, atravesando la carretera y perdiéndose en la maleza. No fue por aquí, fue más para allí arriba: en la zona de Herreruela”. Otra vez Herreruela, dónde se avistó el último lobo, dónde se cansó el último tren. ¿Existen las señales o son pura ilusión? ¡Qué programa tiene este hombre, y todos los que allí acudieron a contarnos todo aquello que se puede hacer para salvar la sierra, a la Puebla y a La Roca y escupirle a la cara al “progreso” y su “no hay nada que hacer”! Al final nos estrechó la mano, como los demás, fijamos una nueva fecha para avanzar y volvimos a casa, más que pagados. En el camino, bajo la lluvia, la sierra ya no olía a pólvora y alquitrán, sino a pájaros nocturnos e inmortalidad.