Mes: agosto 2012

CARNE CRUDA

.

La supresión de ‘Carne cruda’, un programa excepcional de la radio pública, parecía cuestión de días. Llegó lo que temíamos, una nueva perversión de los poderes públicos, atrapados por el pánico a la ciudadanía con criterio, y llegó de nuevo en forma de censura, pura y dura, por lo demás en un medio pagado a escote entre todos, tanto quienes disfrutan de la ‘información, el ‘deporte’ y la ‘fiesta’ como de quienes imaginan un mundo sin manipulación y sin sicarios.

Como bien conocimos y sufrimos en nuestras propias carnes, tanto, tan útil y tan bueno no podía durar: el poder demuestra siempre que no le tiembla la mano ante sus críticos, aunque quede en la mayor evidencia su brutal incumplimiento de las exigencias constitucionales y del Estado de Derecho. Absolutamente vergonzoso y una nueva muestra más de la inexistencia de una transición política en este país,de siempre un lodazal tardofranquista, gobiernen unos o gobiernen otros. En mi opinión, el Estado español está en guerra contra sus ciudadanos y será cuestión de tiempo que aplique la violencia física contra los disidentes o resistentes. Ya veremos a quien pilla vivo o en el exilio. Salud para Javier Gallego y su equipo, vergüenza para los gestores de la emisora. No merecen más que desprecio, por inútiles y por malos.

CONTRA LOS MOLINOS DE SANTA BÁRBARA

“Acabamos de crear desde ARBA Extremadura (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono) una petición que espero quieras firmar, se llama: NO al parque eólico de la Sierra de Santa Bárbara en Malpartida de Plasencia (Cáceres), ni a los demás por Extremadura.

Este tema es tremendamente importante para la conservación de nuestro rico patrimonio por tierras extremeñas y juntos podemos hacer algo al respecto. Si firmas la petición y la compartes con tus amigos y contactos, pronto llegaremos a nuestro objetivo de 10.000 firmas y con ello incrementaremos la presión para lograr la decision que queremos. Haz clic aquí para leer más acerca de ello:

http://www.avaaz.org/es/petition/NO_al_parque_eolico_de_la_Sierra_de_Santa_Barbara_en_Malpartida_de_Plasencia_Caceres_ni_a_los_demas_por_Extremadura/?ehIaHab

Campañas como ésta siempre empiezan de forma modesta, pero crecen cuando personas como nosotros se involucran. Por favor, toma un momento ahora mismo para contribuir firmando y compartiendo esta petición. Esta petición es muy importante, y sería estupendo contar con tu ayuda. Haz clic aquí para saber más sobre la petición y para firmarla:

http://www.avaaz.org/es/petition/NO_al_parque_eolico_de_la_Sierra_de_Santa_Barbara_en_Malpartida_de_Plasencia_Caceres_ni_a_los_demas_por_Extremadura/?ehIaHab

Muchas gracias desde un lugar del corazón, ARBA Extremadura

Texto de la petición:
EXTREMADURA, en general, Y MALPARTIDA DE PLASENCIA (Cáceres), en particular al ser el primer parque eólico a instalar (Sierra de Santa Bárbara) y basándonos en razones argumentadas científicamente, NO SON REALIDADES ADECUADAS PARA LA IMPLANTACIÓN DE LA ENERGÍA EÓLICA A CUALQUIER PRECIO. Una energía con muchos intereses en estos tiempos de crisis, recortes y gran indignación social.

A quién va dirigido:
A toda la ciudadanía en general y, en particular, al Gobierno de Extremadura (Junta) y a la corporación municipal del Ayuntamiento de Malpartida de Plasencia (Cáceres) al ser posiblemente su territorio el sitio de implantación del primer parque eólico extremeño.

Por qué es importante:
1º. Extremadura es la región con menos potencial eólico de España, por lo cual no es de recibo calcar modelos que en otras realidades si resultan muy rentables. Extremadura es una zona de poco viento (la comunidad autónoma menos ventosa de España) y por consiguiente, la producción energética real de los parques eólicos que se pretenden instalar, en promedio anual, será de poco más del 15 % de su potencia instalada. Los ingenieros llaman a este 15% el “factor de carga”. Según se desprende del informe anual de Red Eléctrica de España, el factor de carga eólico promedio de toda España fue del 22,8% en 2009, y del 25,4% en 2010, que fue un año muy ventoso. Siendo la potencia instalada de los 97 proyectos eólicos de Extremadura unos 1.700 MW, la producción real será de 1.700 MW x 15% = 255 MW. En resumidas cuentas, el centenar de plantas eólicas extremeñas producirían lo mismo que una sola planta de biomasa de 250 MW funcionando al 100%, o menos de la mitad que una sola planta térmica de gas de ciclo combinado, que suelen ser de 600 MW. Resulta ser poca energía para tanta inversión y tanta destrucción.

2º. Extremadura es desde hace mucho tiempo excedentaria en producción energética de origen diverso. Nuestro canon energético está más que justificado con la actual producción y sus impactos paralelos pasados, presentes y futuros (central nuclear, embalses…) que conllevan la generación de energía para otras comunidades.

3º. Extremadura presenta un patrimonio natural y cultural sobresaliente, único, singular, que con la implantación de parques eólicos se vería claramente deteriorado en aspectos relacionados con el turismo. Recurso racional y sostenible, fuente de ingresos económicos en peligro por lo que supondrían estos gigantes sobre las cuerdas de las sierras extremeñas por sus impactos ambientales que pueden afectar irreversiblemente a muchos de los elementos que definen el creciente atractivo turístico de Extremadura como destino rural, verde, tranquilo y limpio.

4º. Los niveles de conservación de determinadas especies de fauna con problemas existenciales, muchos de ellos derivados de la mano del hombre y su gestión o presión territorial, se verían agravados y su permanencia junto a nosotros claramente en entredicho vital (murciélagos forestales, diversas especies de aves rapaces, cigüeñas negras…). Existen ya evidencias contrastadas en forma de seguimientos, sobre la elevada mortalidad que producen los parques eólicos en aves y murciélagos protegidos.

5º. La instalación de parques eólicos en general por Extremadura y en Malpartida de Plasencia (Cáceres) como primer emplazamiento resultan ecológicamente muy impactantes sobre el territorio por la gran cantidad de obras que conllevan y el enorme impacto ambiental desarrollado sobre el suelo y la vegetación, posibles accidentes fortuitos, incendios, contaminación por fugas de lubricante…

6º. Otras consecuencias derivadas de la instalación de parques eólicos y que serían muy perniciosas para nuestro entorno: nuevas vías de comunicación que cuadriculan y sesgan cada vez más el paisaje impidiendo a muchas especies desplazarse con libertad, vías de salida energética también de nuevo acuño, ruidos perjudiciales para la salud humana, nefasto impacto visual, deterioro paisajístico acusado sobre ambientes en relativo equilibrio…

7º. Los iniciales recursos económicos generados por la instalación de parques eólicos, la creación de empleo y las posibles desgravaciones de impuestos que a algunos les interesa que manejemos, son muy limitados por su temporalidad, no resultan tan interesantes ya a medio plazo tras la implantación de los molinos y a cambio son grandes los sacrificios sobre el patrimonio territorial de los municipios afectados. La economía general de los pueblos cercanos no se vería afianzada ni mucho menos. No saldríamos de la crisis por esta vía pues el beneficio es para cuatro personas y temporal.

8º. Aunque exista en la actualidad una moratoria temporal y a nivel nacional en cuanto a las subvenciones a la producción energética, es muy posible que estas producciones en un futuro próximo gocen de ayudas que se podrían traducir e interpretar a través de una frase popular: “pan para hoy y hambre para mañana”.

9º. Si bien la energía eólica es una energía “limpia” por la que debemos apostar todos de forma meditada, y en lugares razonablemente estudiados en profundidad por equipos imparciales no pagados por quienes tienen intereses en su implantación, lo que no es de recibo, lógico y sostenible es apostar por ella a cualquier precio, en cualquier lugar y utilizando mecanismos poco claros incluso que utilizan la mentira para confundir a la ciudadanía.

10º. EXTREMADURA, en general, Y MALPARTIDA DE PLASENCIA (Cáceres), en particular al ser el primer parque eólico a instalar (Sierra de Santa Bárbara) y basándonos en razones argumentadas científicamente, NO SON REALIDADES ADECUADAS PARA LA IMPLANTACIÓN DE LA ENERGÍA EÓLICA A CUALQUIER PRECIO. Una energía con muchos intereses en estos tiempos de crisis, recortes y gran indignación social.

A título informativo debemos saber que en los primeros días de septiembre finaliza el plazo para presentar un recurso en alzada frente al parque eólico Sierra de Santa Bárbara en Malpartida de Plasencia, Cáceres, primer parque eólico en Extremadura. Presentar recurso de alzada solo cuesta 5 euros si lo mandas certificado por Correos y es gratuito si lo mandas a través de un Ayuntamiento. Para saber más a este respecto

.- Mariano Tomás: famorca@gmail.com

.- Otras referencias informativas igual de válidas: ADENEX, Ecologistas en Extremadura, AMUS, Sociedad Zoológica en Extremadura, SECEMU, ANSER, PANACEX, SALVAREX, Plataforma Ciudadana de Plasencia, Plataforma contra tendidos eléctricos Malpartida.

Las actividades económicas realmente duraderas que deben potenciarse, son aquellas que se basan en la utilización sostenible y la conservación de los valores que forman parte de la identidad rural de la región entendidos éstos como biodiversidad cultural (factor hombre en sistemas tradicionales de manejo de los ecosistemas, usos y saberes sobre las plantas, animales y suelos, como relación indisociable entre patrimonio cultural y natural), incluidas sus amplias zonas naturales y sus valores ornitológicos conocidos a nivel mundial. La preservación de este patrimonio natural y cultural y la escasez de viento, hacen de Extremadura el lugar menos idóneo de Europa para instalar parques eólicos.
A quienes lean este documento, queremos decir ahora que todos debemos valorar en su justa medida lo absurdo que sería destruir una parte significativa del paisaje extremeño, de sus valores naturales y patrimoniales, con el fin de cubrir unos objetivos de producción de energía alternativa muy modestos y que en nada parece que vayan a contribuir a la reducción de emisiones.
Las energías alternativas eficaces y limpias deben implantarse sin sacrificar otros valores naturales y culturales.

NOTA IMPORTANTE SOBRE FUENTE MANEJADA
Comunicado de prensa “Extremadura no es un lugar idóneo para la implantación de la energía eólica” elaborado en Cáceres por doce asociaciones ciudadanas en enero de 2012. Las asociaciones fueron: SEO, ADENEX, Ecologistas en Extremadura, AMUS, Sociedad Zoológica en Extremadura, SECEMU, ANSER, PANACEX, SALVAREX, Plataforma Ciudadana de Plasencia, Plataforma contra tendidos eléctricos Malpartida y ARBA Extremadura.

…Para disfrutar de nuestro mundo, para deleitarnos con mil formas, mil colores, mil sonidos, mil aromas, mil diferencias necesarias a cual más singular por única. Para gozar de un mundo único, el mejor, el nuestro, el de todos, el que solicita nuestra participación y nuestra vida en aras a su conservación. Por él, por nosotros, por ti, el mejor camino y el más razonable: conocer, conservar y amar todo aquello que nos rodea es la hoja de ruta a vivenciar por parte de los amantes de lo vivo. Un ARBAzo comprometido y muy agradecido para tod@s l@s VOLUNTARI@S AMBIENTALES CONSERVACIONISTAS que quieran estar una vez más… al otro lado.

Desde “El Carrascal” de Malpartida de Plasencia, Comarca Natural de El Monfragüe a 15 de agosto de 2012.

Unas noticias relacionadas:
http://www.boe.es/boe/dias/2012/08/09/pdfs/BOE-B-2012-28389.pdf

ABC 9 de agosto de 2012
El parque eólico de Santa Bárbara consigue la autorización administrativa
(Extremadura) AMBIENTE-NATURALEZA | > AREA: Ciencia y tecnología 09-08-2012 / 11:10 h EFE
La Junta de Extremadura ha emitido la autorización administrativa para el parque eólico “Santa Bárbara” de Malpartida de Plasencia (Cáceres), uno de los proyectos eólicos más contestado por los grupos conservacionistas y por el Ayuntamiento de Plasencia por su negativo impacto visual sobre la capital del Jerte.
Con un presupuesto cercano a los 19 millones de euros, la mercantil Energías Especiales de Extremadura pretende la instalación en la sierra de Santa Bárbara, en el término municipal de Malpartida de Plasencia, de nueve aerogeneradores con una potencia total de 18 megavatios, afectando la línea de evacuación al citado término y al de Plasencia.
Con fecha 29 de agosto de 2008, el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura acordó otorgar autorización para la instalación del parque eólico Santa Bárbara, según publica hoy el Boletín Oficial del Estado y recoge Efe.
Previamente, con fecha 27 de agosto de 2008, la entonces Dirección General de Evaluación y Calidad Ambiental formuló declaración de impacto ambiental del citado parque eólico, con resultado compatible y viable.
El 16 de junio de 2009, la mercantil presentó solicitud de autorización administrativa para la instalación del parque eólico de referencia, acompañando un proyecto de ejecución que modifica el proyecto de explotación que sirvió de base para el otorgamiento de la autorización del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura.
Durante el trámite de información pública del proyecto y del estudio de impacto ambiental de la instalación se recibieron alegaciones presentadas por “Save the Eagles International”, Patrimonio Natural y Cultural Extremeño, Dehesa la Sierpe S.L., del Ayuntamiento de Plasencia, SEO/Birdlife, Sociedad Zoológica de Extremadura, Ecologistas Plasencia y varias más a título individual.
Con fecha 22 de febrero de 2012, la Dirección General de Medio Ambiente emitió resolución por la que se formuló declaración de impacto ambiental de la infraestructura de evacuación del parque con resultado compatible y viable.
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1228516

Diario HOY 28 de junio de 2012 (ver comentario al final)

El parque eólico de la sierra de Santa Bárbara se construirá en 2013
Malpartida negocia los ingresos que percibirá el Ayuntamiento y los empleos que crearán los aerogeneradores

28.06.12 – 00:08 –
A. S. O. | PLASENCIA.
A partir de 2013 la visión del paisaje urbano de Plasencia cambiará. También el de la cercana sierra de Santa Bárbara que la enmarca. Lo alterarán los grandes aerogeneradores que se levanten prácticamente sobre la cima de la montaña, a escasos metros de la cuerda y del límite entre los términos de Malpartida y de Plasencia.
La previsión la hace el alcalde de la localidad chinata, Marcelo Barrado, que asegura que el parque estará en construcción en 2013 y que negocia con Energías Eléctricas de Extremadura la forma en que los beneficios tienen que llegar al municipio. Malpartida de Plasencia percibirá un canon fijo anual sobre la facturación que podría rondar los 70000 euros, además de los ingresos iniciales por la tasa de licencia de obras, correspondientes a un 4% del presupuesto de ejecución material, cifrado en 18,8 millones de euros. A ello cabe sumar la generación de numerosos puestos de trabajo durante la construcción más los de técnicos y mantenimiento de cuya formación se encargará la energética.
El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, afirmó a mediados de este mes que el parque eólico de Santa Bárbara será el primero en instalarse en toda la región y lo hará sin que la empresa promotora reciba primas.
El proyecto de parque eólico Santa Bárbara tiene concedida licencia por parte del Ayuntamiento de Malpartida de Plasencia desde 2009 para la construcción de 9 aerogeneradores de 2 MW de potencia cada uno, en la zona más elevada de la sierra, que la coronarán, desde el alto situado a la izquierda de la carretera de Plasencia (dirección Malpartida) hasta más allá del centro de la comunidad terapeútica de Proyecto Hombre, de acuerdo con las coordenadas que la propia sociedad promotora incluyó en el proyecto, publicadas en el BOE de fecha 11 de octubre de 2011.
Esta publicación recogió el anuncio que sacó a información pública el estudio de impacto ambiental de la línea de evacuación de la energía producida por los molinos hasta la subestación de Iberdrola, situada en la avenida del cementerio de Plasencia.
El trazado y ejecución de este tendido fue el último escollo administrativo superado por el proyecto después de que Medio Ambiente determinara que unos cambios hechos en la línea de evacuación inicialmente planteada, precisaba de una nueva declaración de impacto ambiental.
En marzo de este año la Dirección General de Evaluación y Calidad Ambiental de la Junta de Extremadura declaró «compatible y viable» el proyecto de infraestructura de evacuación de producción de energía eléctrica en régimen especial, del parque eólico, que modifica el proyecto de explotación autorizado ambientalmente el 29 de agosto de 2008 y aprobado definitivamente por el gobierno regional en 2011 junto a otros 64 parques. Desde la sociedad promotora se informó que aún hay autorizaciones pendientes de la Junta que pueden condicionar la inversión definitiva, sin especificar más.
http://www.hoy.es/v/20120628/plasencia/parque-eolico-sierra-santa-20120628.html
Comentario al texto de Mariano Tomás :
Afirmar que por poner 9 aerogeneradores, la tasa de licencia de obras les va a suponer 18,8 millones de euros sólo puede deberse a dos razones: ignorancia supina… o bien ánimo de engañar al ciudadano. Creo que a la cifra le sobran, como mínimo 3 ceros. Es decir, la tasa será de unos 18.800 euros, pagaderos de una sóla vez.
Para fundamentar esta opinión me remito al Informe de la la Catedrática de Economía de la Universidad de Santiago de Compostela Rosa Mª Regueiro -que os adjunto- que, en la página 17, señala lo siguiente: ”
“Otros sectores de la economía local, como los municipios, también se benefician de las construcciones, pues perciben en concepto de licencia municipal de obras entre 6.000 y 6.300 euros, con una media por parque de 6.141 euros”.

Un texto pasado muy interesante en el presente:
En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como Don Quijote los vió, dijo a su escudero: la ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra. ¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza.
Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.
Miguel de Cervantes Saavedra, “Don Quijote de la Mancha”. Capítulo octavo “Del buen suceso que el valeroso Don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación”

NUNCA ES TARDE

Desde que allá por 1988 leí ‘El Pasmo’, conocer a fondo la obra de Víctor Chamorro se convirtió en una encomienda ineludible. Aparte del placer de haberle conocido, y haber con ello podido disfrutar de la luz de la persona que ha dado savia a su frondosa literatura, mis mejores recuerdos son aquellas búsquedas de sus escritos por librerías de allá donde iba (la de Hervás, allí al fondo de la trastienda dormían serenas varias de sus obras editadas en los últimos sesenta, o una enorme en Madrid, donde conseguí por intercesión de un descomunal dependiente varios ejemplares descatalogados, que regalé ávidamente) y, por supuesto, las horas invertidas en la lectura de una obra temperamental, incomparable en el uso de una prosa de ceramista y orfebre, de cátedra y cantina, incisiva, clara, condenada al conflicto entre lo espontáneo del hombre humilde y la retórica del opresor. De hosco y tierno realismo, según se cuide de narrar el contexto o a sus personajes, de sensible pedagogía e idealismo, las novelas de Víctor consiguieron tanto serenarme como indignarme, y me apasionaron por la lectura, si es que no estaba ya condenado a ella por los que leí antes y me lo recordaban. La amabilidad del autor al prestarme el manuscrito de ‘Los alumbrados’ (2008), cuando aún se llamaba ‘Los marqueses del infierno’, provocó uno de mis hitos personales como lector. En cualquier caso, estamos, hemos estado siempre, ante un enorme escritor. Si de John Fante leo en su edición española que puede compararse a Dovstoievski o Steinbeck, no dudo en recordar a Baroja, Ferlosio, Pinilla o Cunqueiro a la hora de aguantar los palos del sombrajo de la literatura española junto al propio Chamorro. Faltaría más.

No deja de ser una ironía, bastante explícita acerca de la historia de la cultura y la sociedad extremeña, que reciba la Medalla de Extremadura en 2012, a sus setenta y pico años y bajo un gobierno del Partido Popular. Su persona da lustre al engrosarla a una lista absolutamente desprestigiada por la elección de personajes que, lejos de merecer tal acreditación, provocaron el ridículo de las distinciones. Aún así, si alguien merece ser reconocido por sus paisanos, ese es Víctor Chamorro. El autor de ‘El joven Werther’ (1997), ‘La venganza de las ratas’ (1967), ‘Reunión patriótica’ (1994), ‘La hora del barquero’ (2002) o ‘Guía de bastardos’ (2007) es esencial para medir nuestras cumbres. Hace falta esfuerzo para verle ahí, enmedallado. Porque, a diferencia de tantos, sus alas no se hicieron para encogerse de hombros. De ahí que todo le costara tanto.

EN LA COLINA DE LOS QUEMADOS

Siempre pospuesta, emprendemos por fin la visita a Córdoba, eso sí, en plena ola de calor. Poco tranquilizador el primer comentario de nuestro amable anfitrión cordobés, dueño de un excelente y familiar alojamiento, ‘El Antiguo Convento’, cuando dice que él no lo haría en agosto, esto es, viajar a Córdoba, ‘ni loco’. Su esposa, incluso más amable aún en su desvelo por el viajero, adjunta que, en tales fechas, no iría pasado el mediodía a Medina Azahara ‘ni jarta de güisky’. Revelador. El acogedor hostal, de envidiable relación calidad-precio (sobre todo para los que tenemos que alojarnos habitualmente en Extremadura…), suculento desayuno servido en patio abierto y huéspedes franceses más adaptados al calor que nosotros mismos (que no conseguimos adaptarnos…) exhibe en sus paredes unas formidables litografías, originales de Hugo Pratt, dibujadas a su paso por la ciudad, de cuando parecía dispuesto a anclar al Corto Maltés en una aventura en Córdoba y, sorprendentemente, el ayuntamiento le negó hospedaje y el menor interés. Una rocambolesca historia que proporciona una soberana sorpresa a quienes llegan al Antiguo Convento y, al tiempo, admiran a Pratt.

En cualquier caso, Córdoba es una sauna monumental. El imponente recuerdo de la infancia (más de treinta y cinco años atrás) se desvanece ante la realidad mucho más humana del bosque de columnas y arcos de la Mezquita, reducido su valor impropio de este mundo por la parodia del catolicismo embutida en su interior a modo de santuario del feísmo. Fuera, Maimónides observa desde la Plaza de Tiberíades cómo los japoneses, norteamericanos, más franceses (por todas partes…), catalanes y otros viajeros de la Carpetovetonia nos derretimos entre la cal y las macetas de las calles de la Judería, ante la actitud contemplativa y ejemplarizante de los nativos. De noche, no pocos se dejan ver en gayumbos en camas que dan a la calle, olvidadas inclusos las abundantes celosías de madera. El combate contra lo tórrido del clima se establece pronto y el recuerdo de la Colina de los Quemados (singular y sabia elección del nombre para el lugar donde nació la ciudad) será para nosotros las excelentes cervezas de ‘Siena’, en la Plaza de las Tendillas: una Alhambra de caña fría como el demonio, tiradas en copa de medio litro resistente contra el sol por una extraña alquimia nunca antes vista (al menos, en España: inverosímil resultado obtienen también en Ponte do Sor, Portugal). Resultado: enamoramiento del local, del gambeteo de los camareros, y regresos contínuos. El precio además, es no ya competitivo, sino bajo, sobre todo teniendo en cuenta el espectáculo ciertamente gratuito de ver bañarse en las fuentes de la plaza a todo quisque, menos a los cordobeses, que se plantan a charlar en medio de la calle a pleno sol. ¿De qué materia está hecho este personal?, piensa uno que creía que el bochorno de Badajoz o la canícula en el Sáhara eran topes para el ser humano…También meten los pies los turistas en la fuente de la Plaza de Jerónimo Páez, justo encima de donde estaría el escenario del Teatro Romano y justo enfrente también del peculiar Museo Arqueológico, espléndido en piezas y dotación, y diseñado por algún cachondo, que obliga al visitante, merced al regodeo en variar el orden cronológico de la exposición, a no dudar de los evidentes vínculos del responsable en cuestión con el extraordinario vermut que sirven en la terracita adjunta al Museo, la de ‘La Cavea’, atendida (como en todos los casos, sin excepción) por un personal tan amable y pinturero que nos recuerda el trato a capotazos que a menudo sufrimos en casa, por esos bares y restaurantes al extremo del Duero.

En fin, las bellezas mulatas de la calle Rey Heredia se empeñan en llamarme ‘nene’ cuando ando solo ante la puerta de sus pintorescos lupanares, y tampoco dudan en desdeñarme con sus miradas cuando camino emparejado…Sorteamos como podemos a las vendedoras de romero, andamos y andamos por Alfaros y Lineros, donde un señor nos enseña, despechugado, la Calle del Viento, un callejón que da a la ribera del Guadalquivir y dónde, bien cierto, se dejaba sentir la única corriente de la que podemos dar fe en un montón de horas. Atemorizados por algunos precios de asombro (‘Melón con jamón y Espárragos de Aranjuez, postre y pan, 15 €” reza un despiadado cartel en el Mesón Dandi, merecedor de investigación por la Fiscalía), y bien advertidos de la crisis que invita a competir contra el turismo de alpargata, procuramos, entre litros y litros de agua y cerveza, ir conociendo lugares y comiendo algún ‘flamenquín’. En un pequeño colmado nos venden una lata de refresco más litro y medio de agua por 80 céntimos. “¿No se equivoca?”, le digo al hombre. “No, quienes se equivocan son los demás”, sentencia, muy cercana la Plaza de Séneca.

La luz se pone sobre el Guadalquivir verdiblanco, echan a andar las ruidosas noches donde no solo el calor impide dormir, y los ‘santorrostros’ se alinean de once en once sobre las fachadas blancas. Salimos huyendo al tercer día, con la certeza de que estando tan cerca no podemos volver a dejarla tan lejos. Aunque solo sea porque, puestos a gastar por beber y comer alrededor de la historia, a este lugar le sobra clase para defenderse del resto.

BALDASSARE Y LA MUERTE

Decepciona un tanto la exposición ‘El último Rafael’ en el Prado hasta la aparición del retrato de Baldassare Castiglione. Si la muestra pretendía subrayar las diferencias entre las obras consumadas en el taller del artista por Giulio Romano y Gianfrancesco Penni y aquellas ejecutadas por el propio Rafael, la experiencia es reveladora, hasta el exceso incluso. Mas el expresivo retrato del autor de ‘El cortesano’ amortiza la visita y la eleva hasta el entusiasmo. Para hacer cundir más los setecientos kilómetros que nos alejan de la capital, nunca está de más darse una vuelta por la Colección hasta enfrentarse a ‘El triunfo de la muerte’. Frente a él, queda dicho todo, sobre el pasado y el porvenir…

AJENOS A LA REALIDAD…

La Consejería de Educación y Cultura del Gobierno extremeño ha resuelto no conceder una ayuda la producción al proyecto de Libre Producciones ‘La composición del aire’, continuación de ‘Mientras el aire es nuestro’, el documental que contaba los pormenores del proyecto de implantar una refinería en Tierra de Barros. A pesar de que uno de los criterios de valoración de la convocatoria alude a “… su vinculación con la realidad cultural, social o de cualquier otra dimensión, de Extremadura y/o de sus ciudadanos”, la comisión de valoración (formada por profesionales de la televisión, la publicidad y la política a nivel regional y estatal, entre ellos algunos vinculados a programas como ‘Versión Española’, ‘Muchachada Nui’ o ‘La hora de José Mota’ o a campañas de publicidad de firmas como Schweppes, Vodafone, Trina, Nutriben o M&M´s) considera que nuestro proyecto no cuenta precisamente con el suficiente ‘valor artístico y cultural’ ni, por ende, con esa vinculación con la realidad. Tampoco supera criterios como el ‘interés’ del proyecto, las posibilidades que ofrece para nueva iniciativas artísticas y su contribución a los valores culturales de Extremadura y/o de sus ciudadanos. Tampoco cumple las expectativas de los comisionados en cuanto a su interés cultural, originalidad y carácter innovador.

Se da la paradójica circunstancia de que ‘Mientras el aire es nuestro’ sí obtuvo una ayuda en 2007 para su producción que, si bien testimonial (representó el 5% de su coste), evidencia que los criterios de valoración, aún siendo los mismos, dependen de factores más bien subjetivos y, a nuestro entender, vinculados a la peculiar percepción de los comisionados, incluidos los extremeños como el Director de la Filmoteca o la directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música, acerca de los valores, artísticos, culturales y de interés social en general. También evidencia la resolución un interés por la ficción en detrimento del género documental. Libre Producciones interpondrá un recurso de reposición de forma inmediata, y garantiza, en cualquier caso, que el documental verá la luz en las fechas prevista, durante el próximo invierno.