Mes: diciembre 2009

LA MEMORIA ARTIFICIAL


“La memoria artificial esta construida por lugares e imágenes. Llamaremos lugares a sitios dispuestos por la naturaleza o por la mano del hombre, de dimensiones reducidas, completos y atrayentes, tales que podamos asirlos y abarcarlos fácilmente por medio de la memoria natural: una casa, un espacio intercolumnar, un rincón de la sala, un arco, y otras cosas similares. Las imágenes son ciertas formas, marcas o representaciones de lo que queremos recordar; por ejemplo, si queremos recordar un caballo, un león, un águila, nos convendrá recordar sus imágenes en unos lugares determinados.” (Retórica a Herenio, III, XVI)

Faltan apenas diez días, 240 horas, para que los episodios de “El lince con botas” (*) co-producidos por Libre Producciones con Canal Extremadura TV, no se puedan emitir de forma gratuita, como sucedía hasta la fecha. El contrato suscrito al efecto caduca a día 31 de diciembre. Han pasado ya tres largos años desde que la serie fue suprimida unilateralmente por el ente público extremeño, y con ella cayó el resto íntegro de nuestras producciones y trabajos, previos y posteriores, ninguno de los cuales ha sido emitido desde 2006. Sometidos a semejante política de damnatio memoriae, la productora ha seguido adelante, a pesar del daño enorme infringido con esta decisión, política y personal antes que racional y comercial. Constaba en el contrato que los episodios producidos pudieran emitirse gratuitamente desde la fecha de su producción y hasta tres años después, pero ninguno vio la luz desde que se tomó la decisión de prescindir de la serie: el erario público prefirió gastar en cualquier otra cosa antes que difundir las setenta horas gratuitas que disponía de programas de “El lince con botas”. Una decisión irrespetuosa ya no con sus autores, sino con los centenares de colaboradores altruístas de la serie. Simplemente, la explicación fue un lacónico “no interesa”. La justificación ante la Asamblea extremeña, que algunos contenidos de la serie carecían de la ética necesaria para su emisión (sic). Ello, después de episodios de censura abierta, como impedir la emisión de un capítulo sobre la contaminación ambiental aludiendo, por escrito, a que sus contenidos no cumplían la condición de proximidad, al contener imágenes grabadas en Andalucía. Eso, un canal que a diario emite filmes y series de origen japonés, norteamericano o mexicano. Pura política.

En fin, a partir de 2010 , “El lince con botas” ya no será gratis para el canal público. Si no se emitía en estas condiciones, es evidente que, a menos que todo cambie, que nada cambiará, será difícil volver a escuchar sus pasos en este medio. Público. Pero muy privado. En esencia, privado de alma. Podrán hacer y decir lo que quieran, pero el alma, y la memoria artificial, la tenemos nosotros. Y por eso se empeñan en hacerla olvidar.


(*) Desde su supresión hasta la fecha, la serie “El lince con botas” y/o Libre Producciones obtuvieron el Premio Adenex, el Premio Libertad concedido por ADHEX, el Premio Ríos con Vida de AEMS y el Premio Tégula de la PCRN, además de optar al Premio de Comunicación Carlos III. La serie, por ende, había obtenido el Premio al mejor programa de TV sobre Extremadura del CARTVEX. Además, diversos capítulos participaron en los Festivales del Río (Barcelona), Goias (Brasil), Oiasso (Irún), Agon (ARCHAEOLOGICAL FILM OF THE MEDITERRANEAN AREA, Atenas), Festival du Film d’Archéologie d’Amiens (Amiens, Francia) o se proyectaron en público hasta en cincuenta ocasiones en poblaciones de Extremadura, dentro del ciclo “El animal invisible”, y en otras como las IX Jornadas sobre el Maquis en Santa Cruz de Moya (Cuenca), en homenajes públicos a personalidades como Agustín Sánchez Rodrigo o Ángel Campos Pámpano, durante el Seminario Fronteras del Ttabajo Local/ Trabajo en el la frontera Global, o con ocasión de la presentación de la Pizarra visigoda de Barrado en dicha localidad del Jerte.

RETORNO AL PASADO


Se acaba el año y retornamos al pasado. “Out of the past” (1947) es el título del filme de Jacques Tourneur para después de la cena. Un clásico que enmaraña su trama yendo de una geografía a otra, mientras estamos pendientes de la implacable hermosura de sus tres mujeres protagonistas (Virginia Huston, Jane Greer, Rhonda Fleming) y de la densidad, acaso tan imposible como las beldades femeninas, de Robert Mitchum y Kirk Douglas. Hay una escena de amor, sutil, casi al inicio de la película, retratada con la imaginación y el desparpajo hacia los símbolos que caracterizó a aquellas generación de grandes directores: la mujer seca el pelo del hombre, ambos se abalanzan sobre un tresillo, una lámpara cae al suelo, la cámara gira y un golpe de viento abre la puerta de la casa de par en par, con la música in crescendo. Bárbaro.
Además, la película contiene un catálogo de sobreentendidos, y de todos aquellos elementos de sugestión que convierten en fascinante el cine negro de Hollywood de los años 30, 40 y 50: por ejemplo, diálogos irresistibles, con réplicas escritas con un bate de beisbol terminado en mina de lápiz. Sin llegar a la altura del magnetismo y la sensualidad de “Cat people” (Tourneur- Lewton, 1942), “Retorno al pasado” es, también, esencia.

BARBARILANDIA


Al emperador le conceden el premio Nobel de la Paz mientras mantiene guerras abiertas, sucias y larvadas, que además justifica tirando de latinajos: podría exigir, como Tiberio, que le veneren cual dios. Al fin y al cabo hay más presidentes negros que guionistas negros: la prueba es quién ha escrito este guión. La cabeza visible de Greenpeace en España, en prisión en Dinamarca por colarse en una fiesta a la que acudía la reina danesa, días después de que la ONU desacreditara literalmente a miles de organizaciones sociales y ecologistas durante la cumbre. La policía ha actuado con energía contra la subversión, en previsión de un nuevo Sarajevo o de que apareciera Lars Von Trier con una réplica de la sirenita de Andersen, dispuesto a todo. El presidente español dice en su discurso en la cumbre que “los ecologistas tenían razón” y que ha llegado el fin de la “era de la energía basada en combustibles fósiles”: es su discurso para la Champions y la Liga estatal: para la competición autonómica reserva otras conductas y pensamientos. Él es así, puro marxismo: si no nos gustan estos, tiene otros. El ministro español de Asuntos Exteriores reconoce que estaba avisado con un mes de antelación de una acción represiva, contra los derechos humanos y el derecho internacional, perpetrada por la monarquía marroquí: ésta expresa en sendos comunicados que su actuación en el caso Haidar revela “el vigor y la salud” de su democracia. Antes, había adjudicado al Frente Polisario el secuestro de tres cooperantes españoles, que acudían a Mauritania patrocinados por…Novartis. Impresionante muestra del patrocinio suicida en el, hasta ahora (sic), donoso amateurismo de la cooperación internacional. Al respecto de Marruecos, y en mi opinión, cualquiera que haya pisado los campamentos de refugiados de Tinduf y charlado con atención con un saharaui documentado, no tiene otra posibilidad más que advertir la certeza de que tanto el estado marroquí, como los estados occidentales que lo sustentan (España, Francia, EEUU…) son regímenes totalitarios, con un mayor o menor grado de hipocresía en la expresión de su enfermedad. En este sentido, en Italia se expresan sin ella, tanto a nivel gubernamental como ciudadano: asestarle a Berlusconi un hachazo con una réplica del Duomo me recuerda un filme de Truffaut, “Vivamente el domingo”, en el que Trintignant usaba una pequeña Torre Eiffel. La película acababa, Berlusconi no tiene fin: ya lo dijo Sciascia (y se refería a Mussolini…). A continuación declara el caimán que “el amor es más fuerte que el odio” y se asocia acto seguido con el grupo Prisa, para dar mayor grado de credibilidad a los media españoles, caracterizados ellos por la concentración de mensajes, la acumulación de objetos de consumo y la disolución de mentes hasta el progresismo diluido en franquismo y viceversa. Al final, la cumbre del cambio climático termina con el triunfo de los de siempre, dado que la sociedad civil amaga, pero no da. Cuando dé, dará. Y no habrá sólo tumbas dónde se cavan ahora, los países del tercer mundo esos, como dicen los conductores que se quejan de las carreteras. Yo, por lo pronto, me he hecho con una réplica del Nou Camp Nou. Los desequilibrados hemos de andar preparados, que luego las armas se agotan.

EL GOBERNANTE


Dice Vara a preguntas de un reportero que él “no contesta a declaraciones de esa Plataforma”, en referencia a la Plataforma Ciudadana Refinería No. En sus trece. Hace tiempo que este hombre me demostró, personalmente, que su soberbia sólo es comparable a su beatería y su egocentrismo. Ignorar además que, aunque le pese, es el presidente de todos los ciudadanos de su comunidad, y no sólo de aquellos que le limpian el traje a cualquiera que tiene un cargo, ajusta su perfil de hombre público. Demagogo como su antecesor, populista y dado al embuste, no tuvo ningún reparo en comentar las declaraciones de, por ejemplo, el presidente del Barcelona, que al parecer le insultó personalmente. Pero eso es parte de su circo: hacerse ver, que le conozcan en el planeta. No forma parte de su ideario, sin embargo, el diálogo y la comprensión hacia quienes “le llevan la contraria” y, sobre todo, le ponen en evidencia, con argumentos, con palabras. Todo un señor. A la altura de los gobernantes de Extremadura desde los Reyes Católicos.

IBERDROLA CAMBIA DE BANDO

Entre estertores, el proyecto decimonónico de industrialización de estos caudillos fallece como aquel otro caudillo del 75. Los sucesivos partes médicos hay que leerlos entre líneas. Así, Iberdrola cambia de bando y su periódico regional en bancarrota sorprende desde su primera página en la edición digital: recoge el suelto de EFE que reproduce las palabras de Leonardo Clemente con un titular de órdago: “El proyecto de refinería está muerto”. La competencia aún más en bancarrota, reacciona cuarenta y cinco minutos después: “muerto e inviable”, dicen. Ahora hasta publican las ruedas de prensa de la PCRN. La culpa es de EFE, dirán a Mérida. El equipo médico habitual trabaja a destajo.

EL LORO


La pequeña encuesta realizada lo dice todo: cuatro de cada cinco personas contestaron lo siguiente: “¡Ah! ¿pero se siguen robando los radiocassettes de los coches?”. Pues afirmativo: se siguen robando. Por ejemplo, de un Peugeot 106 del 95 repleto de pegatinas, aparcado en el centro de la ciudad culta a plena luz del día, frente a la tienda más fashion de la metrópoli. Lo abrieron con un plástico rígido que abandonaron dentro. No les interesó más que el loro: ni la colección de compactos (originales), ni la novela del asiento de atrás, lo cual convierte en sospechoso al 90% del país, los no lectores ni melómanos. En particular, pues, a los clientes de la tienda. En fin, con la cantidad de personas que se han comprado el súper bólido con el super equipo de alta fidelidad, nos va a tocar a nosotros, que tenemos que ir sujetando la puerta para que no se abra… Al menos que sea la nueva banda del Torete para revenderlo por cuatro duros y meterse un buen pico. Cosas de la crisis y el capitalismo agonizante…En fin, hace veinte años ya nos robaron uno, fuimos a un tugurio con un colega y en veinte minutos lo recompramos por una miseria. Ahora ni se te pasa por la imaginación: en un tugurio te harían director general. Porque, sospecho, como haya sido un niñato para embellecer el Seat León de su niñata, le espera una buena sorpresita en el infierno. Con la cantidad de contactos que tenemos, esos culitos no van a pasar hambre.