Mes: abril 2008

QUE HAYA MOMENTOS CALMOS

Tender el cuerpo al sol, como una sábana
que juega con la luz de primavera.

Que haya momentos calmos:
la conciencia

verde lagarto de ojos muy abiertos,
trasegando el calor hacia las piedras.

Y no pensar ni ser más que la tierra
adormecida y suave bajo el aire suspenso

olor de jara y hierba en el campo de tregua.

Ana Baliñas (“Ridícula erección de primavera”, 1998)

CONTRAPESO

“Sobrio y elaborado documental (“Los últimos”) que nos acerca a empleos que a día de hoy nos parecen irreales o cuando menos curiosos, pero que evidentemente existieron y existen.
Me gustan los documentales de esta productora. A parte de la impecable factura con la que firman sus realizaciones, por los temas que trata. También es de elogiar su postura de ceder sus trabajos para que se puedan descargar de forma gratuita desde la Kinoteca, que también hace su trabajo a la perfección mostrando este tipo de cine.
Pues eso, felicidades a Libre Producciones y esperemos que nos obsequiéis con nuevos e interesantes trabajos.”

“Recomiendo este documental (“La pulga de agua”) a todos. Tengo dos documentales de LIBRE PRODUCCIONES que me llegaron por casualidad a traves de un amigo y se los pongo a todo el mundo que pasa por mi casa. Felicito a este grupo por su frescura y seriedad. Soy extremeña y me hierve la sangre cuando veo que documentales como este no se emiten en la televisión pública. He tenido la gran suerte de nacer en esta región a la que se conoce como “la Perla de Europa” y tragando cosas como esta , la de la instalación de una refinería en Tierra de Barros, centrales térmicas, nucleares y demás pronto la convertiremos en “la Perla Negra”.Os animo a que lo veais, y por cierto , si paseas por esta maravillosa ciudad medieval en un dia soleado y te cruzas con el alcalde, fijate bien en el suelo porque, aunque sea un dia radiante de sol , no podras ver su sombra y no creo que sepa tararear ninguna canción lo suficientemente buena para que la pulga se la devuelva, aunque a este tipo de personajes no les importa mucho.”

“Me ha encantado este documental (“Cielo e infierno”), objetivo y cargado de hechos históricos y argumentos que desarman las “razones” prohibicionistas.
Como persona que emplea diversos psicoactivos, estoy totalmente de acuerdo con que todo es una cuestión de saber usarlos, y que ante todo, esta el derecho al libre uso del cuerpo, nadie puede imponernos tomar o no tomar en nombre de la salud.
Gracias por estar ahi para compartir conocimientos, con vuestro permiso hago lo propio y enlazo este documental en mi blog (http://theburningbrain.blogspot.com/ )”

“Documental serio, estricto, objetivo, con opiniones de intelectuales bien argumentadas. Exposición del tema desde varios puntos de vista, pero siempre desde mentes abiertas, dispuestas a comprender y no a prohibir. El mejor documental de información sobre drogas que he visto en mi vida de momento. Esta web tiene verdaderas joyas del séptimo arte. Animo a todos los asiduos a kinoki que recomienden todo aquello que consideren, ya se encargaran ellos de seleccionar calidad. Compartir es bueno. No soy pirata.
Un saludo a todos los que comparten cultura.”

“Recomendado, no sólo es un estudio excelente de la realidad agraria del planeta, también es un documental (“La viña del señor”) rodado con muy buen gusto, pausado y reflexivo, de los que no se hacen en estos tiempos de estética video clip. Sociedad, economía e historia. Yo lo pasaba en los institutos.”




“Como vedes acabo de ter unha amable contestación por parte dos responsables desa xunta vosa: “El Lince con Botas es de las mejores cosas que se han hecho en televisión. Un saludo. Guillermo”

EL OJO DEL QUEBRANTAHUESOS

El lince ibérico, el águila imperial, el oso cantábrico, el quebrantahuesos, el urogallo y el visón europeo, nuestras especies emblemáticas, desaparecen. Una hembra de quebrantahuesos, en peligro crítico de extinción, tiroteada en un Parque natural granadino. Un inmenso colectivo de asesinos, crecido siempre frente a los halagos de cualquier administración y de una sociedad despreocupada y cerril que les ríe las gracias, sale cuando le apetece a hacerse fuerte en el campo. A matar por placer. Sustituyendo sus inútiles pollas por escopetas y todoterrenos. Luego el maltrato a las mujeres, las agresiones a la infancia, la violencia sexual, la erosión educativa, la soberbia automovilística, las palizas, las torturas, los paseos y las cunetas parece que no tienen explicación. En realidad basta con toparse con uno de ellos para darse cuenta de porqué pasan las cosas. En realidad los criminales nos rodean.Tarde o temprano, tendremos que enfrentarnos a ellos, pues son el mal y lo portan en la sangre. Ellos lo saben y nosotros, también. Por ahora, nos sacan siglos de ventaja.

ASCO

El director del invento Canal Extremadura TV comparece en la Asamblea y declara que la emisión de “Dígamelo”, un “teleconcurso” retirado de la parrilla (un “programa” producido y distribuido por el Grupo Endemol, esto es la compañía de Silvio Berlusconi), ha tenido un “coste cero” para la televisión autonómica, que “no es telebasura, ni se ha incurrido en fraude” y que se trata de “un programa entretenido” (sic). Y añade, como “argumento” adicional que “se ha emitido sin problema en otras autonómicas como Telemadrid, ETB o 7 Región de Murcia”. Finalmente aduce el mismo señor que niega el pan y la sal a todos y cada uno de los trabajos de Libre Producciones que con la emisión de tal cosa “hemos ganado una hora de programación”.
Ignacio Sánchez Amor, a la sazón portavoz del PSOE en la Comisión de la Asamblea, subraya que “la productora” decidió finalmente retirarlo “porque no era rentable”. Esto es, en realidad, Endemol pagaba a Canal Extremadura TV para emitir esa fraudulenta cápsula de basura catódica en la que se abusa de inocentes, ludópatas, insomnes y, como diría Álvaro Valverde, “ganao” en general. Ha sido decisión de la corporación italoholandesa la supresión del programa. Sencillamente, lo veía tan poco gente y caía tan poco primo que no les compensaba la inversión. Que la dirección de Canal Extremadura de un paso atrás tras un error no es tan fácil de conseguir.

A estas alturas, argumentos como “hemos ganado una hora de programación” teniendo en cuenta que el citado canal público podría y puede emitir gratuitamente 144 programas de “El lince con botas” hasta el fin del 2009, y no lo hace por la bajeza personal y profesional de sus responsables, me provoca simple y llanamente asco. La falta de respeto que ello significa -dar prioridad y minutos a “programas” como “Dígamelo”, que contribuyen a engrosar las arcas de Berlusconi y otros de su cuadra- tanto para los autores como para los miles de extremeños que colaboraron en la serie clama al cielo. Su táctica contra nosotros es la humillación, y su única defensa, la dilación. El atrevimiento de estos hombres al proponer tonterías ante cualquier auditorio y mentir con el refrendo a ultranza de sus protectores es un ejemplo del carácter de la época. Simplemente asquerosa.

ASCÓ

El “lobbie” pronuclear de este Estado (el “equipo de ensueño” para cualquier sátrapa que forman entre Felipe González y Carlos Slim en una banda y la Faes de Aznar en la otra) permanece afinando las guitarras (salvo el sevillano, que ha venido a darse una vuelta por el cortijo para impartir unas lecciones, el único lugar dónde en este contexto podría haber sido bien recibido) hasta que se disipe el escándalo Ascó. Un desastre levantado por las denuncias de quienes “El País” calificó en un editorial de “grupo ecologista”, en referencia a ¡Greenpeace! Sin comentarios. Cada día hay nuevas noticias ciertamente disipadas entre la batalla en el PP, las agresiones en el metro, la Liga y la Champions. Acaso uno de los sucesos más graves de entre los conocidos en la historia de la energía nuclear en España -reconoce la nuclear de Ascó que “ha pecado de falta de sensibilidad” (sic)- resulta ejemplarizante como modelo de transparencia y gestión, jugando con la salud de ciudadanos, trabajadores, proveedores e incluso adolescentes y niños invitados. Una actitud irresponsable y criminal que habla a las claras de cómo, quiénes y de qué forma se tramita esta industria y sus riesgos, sus amenazas más bien. Ninguna novedad, en cualquier caso. Nuestro buen amigo Rafael Carrasco, periodista de investigación durante décadas en el ámbito de lo nuclear, advierte desde hace tiempo que no son estos precisamente casos aislados, sino en la práctica casi una rutina que no trasciende, más allá de los sueltos en algún periódico que no pertenezca a una corporación energética. Un país de chapuzas, no es ningún descubrimiento. Dice un refrán que quién ama el peligro, en él perece. Y mientras no lleguemos a la conclusión de que hay de decrecer, limitar el consumo y plantearnos que la propaganda no puede sustituir a la acción, sólo podremos esperar que quienes aman el peligro, porque engorda sus privilegios y mantiene el sistema, no nos hagan también perecer a nosotros en una de éstas. Y mucho me temo que, si se diera el caso, no seríamos precisamente los ciudadanos (tan bien informados como estamos) quienes primero llegáramos a estar a a buen recaudo.