Mes: abril 2008

QUE HAYA MOMENTOS CALMOS

Tender el cuerpo al sol, como una sábana
que juega con la luz de primavera.

Que haya momentos calmos:
la conciencia

verde lagarto de ojos muy abiertos,
trasegando el calor hacia las piedras.

Y no pensar ni ser más que la tierra
adormecida y suave bajo el aire suspenso

olor de jara y hierba en el campo de tregua.

Ana Baliñas (“Ridícula erección de primavera”, 1998)

CONTRAPESO

“Sobrio y elaborado documental (“Los últimos”) que nos acerca a empleos que a día de hoy nos parecen irreales o cuando menos curiosos, pero que evidentemente existieron y existen.
Me gustan los documentales de esta productora. A parte de la impecable factura con la que firman sus realizaciones, por los temas que trata. También es de elogiar su postura de ceder sus trabajos para que se puedan descargar de forma gratuita desde la Kinoteca, que también hace su trabajo a la perfección mostrando este tipo de cine.
Pues eso, felicidades a Libre Producciones y esperemos que nos obsequiéis con nuevos e interesantes trabajos.”

“Recomiendo este documental (“La pulga de agua”) a todos. Tengo dos documentales de LIBRE PRODUCCIONES que me llegaron por casualidad a traves de un amigo y se los pongo a todo el mundo que pasa por mi casa. Felicito a este grupo por su frescura y seriedad. Soy extremeña y me hierve la sangre cuando veo que documentales como este no se emiten en la televisión pública. He tenido la gran suerte de nacer en esta región a la que se conoce como “la Perla de Europa” y tragando cosas como esta , la de la instalación de una refinería en Tierra de Barros, centrales térmicas, nucleares y demás pronto la convertiremos en “la Perla Negra”.Os animo a que lo veais, y por cierto , si paseas por esta maravillosa ciudad medieval en un dia soleado y te cruzas con el alcalde, fijate bien en el suelo porque, aunque sea un dia radiante de sol , no podras ver su sombra y no creo que sepa tararear ninguna canción lo suficientemente buena para que la pulga se la devuelva, aunque a este tipo de personajes no les importa mucho.”

“Me ha encantado este documental (“Cielo e infierno”), objetivo y cargado de hechos históricos y argumentos que desarman las “razones” prohibicionistas.
Como persona que emplea diversos psicoactivos, estoy totalmente de acuerdo con que todo es una cuestión de saber usarlos, y que ante todo, esta el derecho al libre uso del cuerpo, nadie puede imponernos tomar o no tomar en nombre de la salud.
Gracias por estar ahi para compartir conocimientos, con vuestro permiso hago lo propio y enlazo este documental en mi blog (http://theburningbrain.blogspot.com/ )”

“Documental serio, estricto, objetivo, con opiniones de intelectuales bien argumentadas. Exposición del tema desde varios puntos de vista, pero siempre desde mentes abiertas, dispuestas a comprender y no a prohibir. El mejor documental de información sobre drogas que he visto en mi vida de momento. Esta web tiene verdaderas joyas del séptimo arte. Animo a todos los asiduos a kinoki que recomienden todo aquello que consideren, ya se encargaran ellos de seleccionar calidad. Compartir es bueno. No soy pirata.
Un saludo a todos los que comparten cultura.”

“Recomendado, no sólo es un estudio excelente de la realidad agraria del planeta, también es un documental (“La viña del señor”) rodado con muy buen gusto, pausado y reflexivo, de los que no se hacen en estos tiempos de estética video clip. Sociedad, economía e historia. Yo lo pasaba en los institutos.”




“Como vedes acabo de ter unha amable contestación por parte dos responsables desa xunta vosa: “El Lince con Botas es de las mejores cosas que se han hecho en televisión. Un saludo. Guillermo”

EL OJO DEL QUEBRANTAHUESOS

El lince ibérico, el águila imperial, el oso cantábrico, el quebrantahuesos, el urogallo y el visón europeo, nuestras especies emblemáticas, desaparecen. Una hembra de quebrantahuesos, en peligro crítico de extinción, tiroteada en un Parque natural granadino. Un inmenso colectivo de asesinos, crecido siempre frente a los halagos de cualquier administración y de una sociedad despreocupada y cerril que les ríe las gracias, sale cuando le apetece a hacerse fuerte en el campo. A matar por placer. Sustituyendo sus inútiles pollas por escopetas y todoterrenos. Luego el maltrato a las mujeres, las agresiones a la infancia, la violencia sexual, la erosión educativa, la soberbia automovilística, las palizas, las torturas, los paseos y las cunetas parece que no tienen explicación. En realidad basta con toparse con uno de ellos para darse cuenta de porqué pasan las cosas. En realidad los criminales nos rodean.Tarde o temprano, tendremos que enfrentarnos a ellos, pues son el mal y lo portan en la sangre. Ellos lo saben y nosotros, también. Por ahora, nos sacan siglos de ventaja.

ASCO

El director del invento Canal Extremadura TV comparece en la Asamblea y declara que la emisión de “Dígamelo”, un “teleconcurso” retirado de la parrilla (un “programa” producido y distribuido por el Grupo Endemol, esto es la compañía de Silvio Berlusconi), ha tenido un “coste cero” para la televisión autonómica, que “no es telebasura, ni se ha incurrido en fraude” y que se trata de “un programa entretenido” (sic). Y añade, como “argumento” adicional que “se ha emitido sin problema en otras autonómicas como Telemadrid, ETB o 7 Región de Murcia”. Finalmente aduce el mismo señor que niega el pan y la sal a todos y cada uno de los trabajos de Libre Producciones que con la emisión de tal cosa “hemos ganado una hora de programación”.
Ignacio Sánchez Amor, a la sazón portavoz del PSOE en la Comisión de la Asamblea, subraya que “la productora” decidió finalmente retirarlo “porque no era rentable”. Esto es, en realidad, Endemol pagaba a Canal Extremadura TV para emitir esa fraudulenta cápsula de basura catódica en la que se abusa de inocentes, ludópatas, insomnes y, como diría Álvaro Valverde, “ganao” en general. Ha sido decisión de la corporación italoholandesa la supresión del programa. Sencillamente, lo veía tan poco gente y caía tan poco primo que no les compensaba la inversión. Que la dirección de Canal Extremadura de un paso atrás tras un error no es tan fácil de conseguir.

A estas alturas, argumentos como “hemos ganado una hora de programación” teniendo en cuenta que el citado canal público podría y puede emitir gratuitamente 144 programas de “El lince con botas” hasta el fin del 2009, y no lo hace por la bajeza personal y profesional de sus responsables, me provoca simple y llanamente asco. La falta de respeto que ello significa -dar prioridad y minutos a “programas” como “Dígamelo”, que contribuyen a engrosar las arcas de Berlusconi y otros de su cuadra- tanto para los autores como para los miles de extremeños que colaboraron en la serie clama al cielo. Su táctica contra nosotros es la humillación, y su única defensa, la dilación. El atrevimiento de estos hombres al proponer tonterías ante cualquier auditorio y mentir con el refrendo a ultranza de sus protectores es un ejemplo del carácter de la época. Simplemente asquerosa.

ASCÓ

El “lobbie” pronuclear de este Estado (el “equipo de ensueño” para cualquier sátrapa que forman entre Felipe González y Carlos Slim en una banda y la Faes de Aznar en la otra) permanece afinando las guitarras (salvo el sevillano, que ha venido a darse una vuelta por el cortijo para impartir unas lecciones, el único lugar dónde en este contexto podría haber sido bien recibido) hasta que se disipe el escándalo Ascó. Un desastre levantado por las denuncias de quienes “El País” calificó en un editorial de “grupo ecologista”, en referencia a ¡Greenpeace! Sin comentarios. Cada día hay nuevas noticias ciertamente disipadas entre la batalla en el PP, las agresiones en el metro, la Liga y la Champions. Acaso uno de los sucesos más graves de entre los conocidos en la historia de la energía nuclear en España -reconoce la nuclear de Ascó que “ha pecado de falta de sensibilidad” (sic)- resulta ejemplarizante como modelo de transparencia y gestión, jugando con la salud de ciudadanos, trabajadores, proveedores e incluso adolescentes y niños invitados. Una actitud irresponsable y criminal que habla a las claras de cómo, quiénes y de qué forma se tramita esta industria y sus riesgos, sus amenazas más bien. Ninguna novedad, en cualquier caso. Nuestro buen amigo Rafael Carrasco, periodista de investigación durante décadas en el ámbito de lo nuclear, advierte desde hace tiempo que no son estos precisamente casos aislados, sino en la práctica casi una rutina que no trasciende, más allá de los sueltos en algún periódico que no pertenezca a una corporación energética. Un país de chapuzas, no es ningún descubrimiento. Dice un refrán que quién ama el peligro, en él perece. Y mientras no lleguemos a la conclusión de que hay de decrecer, limitar el consumo y plantearnos que la propaganda no puede sustituir a la acción, sólo podremos esperar que quienes aman el peligro, porque engorda sus privilegios y mantiene el sistema, no nos hagan también perecer a nosotros en una de éstas. Y mucho me temo que, si se diera el caso, no seríamos precisamente los ciudadanos (tan bien informados como estamos) quienes primero llegáramos a estar a a buen recaudo.

SECRETOS Y MENTIRAS

El diario Público (Mediapro, “progres” suplentes por ahora) regala este fin de semana la eminente película de Mike Leigh “Secretos y mentiras”. Me enteré ayer, que compré este diario de 50 céntimos. En su interior, página 38 del día 22, se hace referencia a la celebración del Día Mundial de la Tierra. En un suelto, enumera lo que, en la línea grandilocuente del diario, considera una “Guía para salvar la Tierra”. Ofrece las siguientes “soluciones”, extractadas así, en plan mensaje píldora. Y en ránking.

1
Petróleo
No autorizar la construcción de
nuevas refinerías de petróleo
, y
aplicar una moratoria de nuevas
centrales térmicas a partir de
combustibles fósiles.

2
Emisiones
Prohibir la producción de gases de
efecto invernadero como los CFC,
HCFC y HFC.

3
Agricultura
Un modelo agroalimentario
de baja incidencia en el medio
ambiente y que tenga en
cuenta el derecho de
los pueblos a una alimentación
y medio ambiente sano.

4
Bosques
Una política basada en especies
autóctonas, sostenible y avalada
por una certificación ambiental
y social independiente, y de
prevención de la desertificación.

Una vez conocido qué ocupa el primer lugar, y a continuación, puede buscarse la entrada “refinería” en el archivo del periódico. No existe ni la más mínima referencia al proyecto de instalar una refinería en Extremadura. Vaya…Buscando “Extremadura” aparecen hechos trascendentales como que seremos olímpicos en 2016 según Vara y la muestra “pop” de artistas extremeños sobre Ibarra. Vaya,vaya… 
En el diario “El País” cinco cartas al director, tres artículos con motivo de elecciones y un vergonzante reportaje. En la edición nacional de El Mundo, ningún artículo o reportaje, tan sólo referencias aisladas en informaciones de diversa naturaleza. En ABC (del grupo Vocento, el mismo que el HOY), por contra, hay un seguimiento del proyecto que incluye casi cuarenta artículos directos, cartas al director y múltiples alusiones en otras informaciones.
Huelga decir qué complicado es descubrir los nidos de los secretos y de las mentiras.Pero qué sencillo es buscarlos.

EL CAMIÓN DE LA BASURA

De un transporte público no se puede huir hasta que llega a su destino, así que ayer fui atacado por las noticias de la Cadena Ser en Extremadura, a las 8 y veinte de la mañana, a través de los altavoces del bus. Las “noticias” consistían en una primera sobre los vuelos entre Badajoz y Barcelona que glorificaba a base de cifras a la compañía aérea, a la Junta y al futuro aeropuerto internacional. Después, se glosaba la visita de una consejera y afortunadamente se perdió la onda. Por poco tiempo: a continuación, la “noticia económica del día” patrocinada por el Grupo Gallardo. Tras la “información”, una cuña publicitaria: Gallardo “trabaja por Extremadura”, decía. Sigue una publicidad de la Consejería de Educación, que versaba sobre que la educación, al parecer, es cosa de todos. Segundos después, la “noticia medioambiental” de la jornada, patrocinada por el Grupo Katry. Acto seguido, la cuña del Grupo Katry. Y nueva publicidad institucional: acudamos a Foro Sur, organiza Cultura y Turismo. Entre medias de todo esto habla al micrófono esa especie de polizonte que dirige el cotarro, que da paso a una serie de intervenciones de las corresponsalías, bajo el patrocinio de Caja Extremadura, que también “trabaja por Extremadura” según su anuncio. Los corresponsales aludidos, repartidos por la geografía extremeña, se explayan diciendo qué tal día hace y cuál es la temperatura en sus respectivas poblaciones, y disponen de ocho segundos para dar una nueva: por ejemplo, convivencia de alumnos en el Colegio San José de Villafranca o un pato nuevo en el parque de los Pinos de Plasencia, cosas así. Todos trajinan con un aire militar que comparte (impone, más bien) el oficiante desde los estudios centrales: la “presión” del directo. A continuación, cuña de Caja Extremadura para cerrar la sección. Cuando ya estaba a punto de arrojarme por la ventanilla o efectuar el lanzamiento de edición en tapa dura contra la nuca del conductor, revive la voz de mando para ofrecer una “primicia” de su “cadena”: Felipe González ha asistido a una clase de Ibarra en la Facultad de Educación, según demuestra una fotografía que “les han hecho llegar a la redacción”. En ella debe verse a buen seguro la cara de sorpresa de los estudiantes, pues el interfecto alude a ello, a los “sorprendidos” estudiantes. Acto seguido, el comandante despide el “informativo”. Han pasado diez minutos y el camión de la basura ha terminado su ruta.

Hace años, incluso siendo ya ésta una Comunidad Autónoma, esta misma emisora recorría los pueblos retransmitiendo en directo actos públicos y sociales: manifestaciones y presentaciones de libros, por ejemplo. Bueno, hoy en día los niños extremeños tienen problemas de obesidad, los adolescentes tienen sus ordenadores para ocultarse tras ellos, los adultos viven mansamente en su limbo informativo, los ancianos no se pueden quejar (tampoco nadie más, bien es cierto) y la cadena Ser instruye en el arte de cómo girar en la órbita de una personalidad, sección nostalgia, mientras alecciona con una precisión milimétrica acerca de qué hay que hacer para evitar ejercer de periodistas y así sacarse unas perrillas. Y a mí me gustaría encontrar una varita mágica que me ayudara a quitarme de encima el bochorno que me hacen pasar, al tiempo que compadezco a quienes encima han de madrugar no para recoger, sino para sacar la basura.

MUSGO VELUDO SAUDOSO

Musgo veludo saudoso, visgallo, unha rá
no lavadoiro doutrora é fuxidia señora.
Hay casiñas e hortas, non se sabe
a quen agradecer os recantos de beleza, os
hórreos aínda en pé.
Que houbera logo castiñeiras dinno os pés
-cinco follas cinguidas, coma dedos de man, verde xuvenco
brazos que saen da terra e dentro de tres décadas
poderían facer un bosco novo…-
que agroman acó e alá, na mestura pardal dos eucaliptus, piñeiros
toxos, silvas, uces, fentos
e outras cen vizosas que non sei nomear
no chan de doces lamas, areeiros e fontes.
E tódo-los pasados e tódo-los vindeiros do solo están aquí e agora
embaixo de nós, nese loureiro, naquel muro de laxes, nestoutro socavón
para cimientos, nos cómaros das leiras, no regato afogado,
no melro e a miñoca, no saltón e a torcaz.
Ó cabo
rubimos vinte pasos ata un con agachado
en faíscas e pólas e arrecendos.
Vese un anaco de mar entre Ribeira e Rianxo,
e o sol á nosa esquerda vai a pórse e camiña
cara atrás, coma un cangrexo de ermida, co seu corpo de lus, entre a verdura.
Lembro
mensaxes de illas do sul a arder no mesmo oucéano,
avisos de apocalipse sometidos á necedades dos imbéciles.
Na pena, líquens e pedra de grá
que aínda non caeron nas poutas e nas moas
dos demenciais canteiros industriais dos nosos tempos.
Sentamos no máis alto
e facemos o menos parvo que lle cabe a dous facer
neste mundo de absurdos reiterados:
agasallos de porno para as fadas,
agasallos de semen para os trasnos
eidos de pracer privado, eiquí,
-musgo veludo saudoso…-
no barullo madeirable que resta no concello
do monte comunal.

Ana Baliñas, 2008

SEGUNDA PIEL

Debajo, como una segunda piel, llevamos los extremeños el miedo. Hasta el punto, asqueroso punto, de que cueste encontrar lugares, no ya públicos (en fin…), sino incluso privados, dónde proyectar una película por temor a represalias. Temen perder el sustento, no poder pagar la hipoteca, la letra del coche, el carrito del niño, la piscina. Somos una alcoba solitaria, convertida en garita donde ponerse a salvo. No daré nombres. ¿Para qué? A mi no me importan.

ALICIA Y EL LIGÓN DE PLAYA

Vuelven a ser las diez y nos vamos a Madrid en transporte público, prestos a dejarnos el sueldo y la espalda. Decenas de asientos vacíos, pero el típico veinteañero de móvil, cosméticos y pda se sienta en la fila de al lado. A las diez y cinco ya le tengo calado: tras atender una primera llamada con tono servicial, afina el efecto dominó y llama a un tercero: “Asegúrate de que va alguien para allá, que quieren empezar cuanto antes”. Tate, me digo: este estilo agridulce, el tono entre previsor y podrido, me suena a “comunicación audiovisual”. Además, tiene la pinta, casi el uniforme. Qué puta casualidad, pienso. Pasado Trujillo se acabó la sombra de la duda. De nuevo contesta altoparlante al repicante teléfono : “…Sí, hoy libro; voy a Madrid a recoger el título. ¿Dos entrevistados, sentados? Bien…¿Y de producción quién viene? ¿Nadie? Vale.” Cuelga y se revisa el peinado. Voy a tener que escribir en defensa propia, me viene a la cabeza. Ahora me llaman a mí: un cliente. Para no delatarme, encubro la conversación, eludiendo la jerga: en vez de decir “tengo capturado el programa” digo “lo tengo listo en el ordenador”. En vez de emplear “lo editamos el fin de semana en la produ” digo “el domingo en mi estudio”. Soy una fiera. He perdido los papeles.

La tormenta de hormonas estalla mientras nos alejamos del peligro nuclear, pasado Navalmoral. Al lado de la criatura se despereza una recién llegada, provista de teléfono fashion, corte de pelo de cincuenta euros, piel blanca resplandeciente, complementos fugaces y escote generoso. Yo, flipo. Ella atiende su propia llamada, de la Cruz Roja. Como es menor, si quiere ser voluntaria necesita un permiso paterno, al parecer el mismo que le ha hecho falta para trabajar vendiendo bragas en Woman’s Secret. Todo ello se lo suelta a su vecino de asiento, a quien le ha faltado tiempo para entrarle y darle conversación. Desesperadamente, busco al guionista que me ha preparado semejante encerrona. Le amo. Caigo en la cuenta de que estoy leyendo el periódico al revés.
El sujeto le pregunta, y allí mismo comienza su Waterloo. La jovencita (18 años en noviembre) es una locomotora: no escucha prácticamente nada de lo que le cuentan, pero habla y ríe hasta que nos plantamos en el metro. Su vida es un video-clip. Manager musical, o novia de músico, o lo que sea con tal de estar en el ajo de los camerinos, lleva años organizando conciertos y festivales, buscándose la vida entre músicos, agencias y discográficas. Le pirran los baterías (“no soy mujer de un solo batería”, dice). La erección del chico ha tallado la palabra lujuria en el reposacabezas del asiento delantero. Y decide atacar. Y lo hará hasta la contumacia. El primer fracaso llega enseguida: “Trabajo en Canal Extremadura”,“¡Ah!, ¿eres cámara?”, dice ella.“No. Realizador”. Que conste. No me lo puedo creer. Mejor de lo que pensaba. Pongo el periódico del derecho.

En fin, ella no le hace ni caso. “Yo no veo la tele”.“Yo tampoco”, dice él. “Claro, es una mierda”.“Mira a ver, que yo trabajo en la tele…Oye, pues podrías hacernos una propuesta. Yo me dedico a eso”.¡Oh! Follar no va a ser tan fácil, amigo. La jovencita venderá lencería, pero vive en el alambre y la edad del pavo que promociona dejaría al mismísimo Nabokov enfilando el retrete para manosearse: “Mira, ya me hicieron una propuesta de cuatro años de contrato a cambio de sexo y le dije al tipo que no me interesaba.” Agua, amiguete. Házte un castillito en la arena…

Nuevas llamadas de por medio. Él: “Llevo dos años trabajando y nunca me habían pedido el título, je,je…Este teléfono es del curro y por eso me llaman, porque lo llevo siempre…pero yo también aprovecho para llamar a mis amigos, claro”. Ella es la Alicia de Bunbury: charla con las musarañas y para ella hoy es siempre todavía. Algunos de sus comentarios impresionan menos que su tontería adolescente: “En Cáceres hay cuatro salas para tocar: tres están cerradas y en la cuarta le tienes que hacer una mamada al jefe para que te contrate a una banda”. Compadezco al susodicho: con el ministerio de Igualdad va a tener que quitarse un par de vértebras de la columna. El realizador no da su brazo a torcer pese a los mensajes desalentadores: aún quedan quilómetros y munición. Y dispara. “¿No te gustaría que te entrevistaran en un programa?…Conozco a José María Pagador, tiene un programa de entrevistas en la tele y das el perfil, tan joven, con tanto…que contar”. No le conoce, dice ella,aunque puede que hayan coincidido. En el Instituto mandó a un viejo verde a tomar por saco. Ella, a la que para reirse solo le hace falta que el autobus cambie de carril .“Si, mujer, te tiene que sonar, un tipo que parece el típico ligón de playa, pero en viejo”. A esas alturas, es evidente que el victorioso demonio que hace de mi un fisgón hace de él un irresponsable que alimenta mi ojeriza hacia lo tópico de su personaje, hacia todo lo que hace posible que fuera “el realizador de Contempopránea” y pretenda llevarse al tálamo por ello a la Alicia de un cuento para provincias. Pero la menor ni se inmuta. Su verborrea -bien mirado, su rostro parece terminar en pico de ave- comienza a darme dolor de cabeza, y no soy el único, pero sí el más interesado acerca de cómo terminará el ritual de apareamiento. A la altura de Navalcarnero, ya sabemos que su psicoanalista (¡dios mío!) trabaja como comentarista en “La Tarde”, otro programa de la tele en el que él “conoce a mucha gente”. Pero no cae en quién puede ser. Qué nivelazo de criaturas.

Lo siguiente no puede fallar: el chamuscado coyote prepara su asalto final frente al asombroso correcaminos. Y es una propuesta marca ACME. “Podrías-presentar-un-programa.Estoy-seguro-de-que-vales.Hay-uno-llamado-Wakai-de-tendencias-que-te-vendría-como-anillo-al-dedo.O-al-menos-te-podríamos-hacer-un-reportaje”. Pero Alicia sigue hablando, no le presta atención, está en el laberinto tirando del hilo de su enredo, expulsada al país de las maravillas.¿Es que no la oyes…? Espera a hacerse mayor de edad para firmar un contrato de trabajo porque una bruja que le odia le está suplantando, una vieja de veintiún años que para sí quisiera tener su agenda de contactos, envidiosa de mierda.

No podía fallar, pero falla. Va a ser que no. No, no es esto lo que te decían en el bar de la facultad. Quizás si supieras tocar la batería…

Tregua. No, ella no deja de hablar sobre su presente, su pasado y su futuro, orbitando alrededor de la música: habla de Dr. Sapo, de Piratas. Conoce a éste, conoce a aquel. Pero nada de porros: con los suyos, lo más un Red Bull, je,je. Él le dice que en Mérida, un tipo ha montado una productora sólo para aprovecharse de los que trabajan para él, que se está haciendo de oro con la tele. Que sus jefes están despilfarrando dinero y proyectos, que a él le toca decir “éste mola, éste no mola” cuando le piden su opinión. Que va a por el título a Madrid (¿para qué lo querrán ahora?) en su día libre…Le miro con lástima, compadezco lo efímero de su reinado de Mazinger Z. Ahora intenta la vía de la desmitificación, el drama sin espuma y sin maquillaje. “Dime que no es verdad, que no soy un desheredado, que soy mi apariencia, que se te han abierto los ojos con mi fábrica de novedades…”, parece decir y no dice.

En el andén, él y su mochila, ella y su gran maleta. Él no se ofrece a llevársela, ella ni se daría cuenta. Junto a los tornos del metro, un par de besos humildes en las mejillas, y él le hace entrega de su tarjeta, última esperanza, mientras yo mismo me alejo, siniestro como un adulto, en silencio como los pájaros de Madrid, tal vez angustiado al descubrir que me están persiguiendo sus huellas de gente aún sin alma. Es tan alta como él, y hoy lleva el pelo rojizo, la semana pasada cambió su “look” de color azul. Él no se desengancha de sus pantalones, ella desaparece. Nosotros desaparecemos. Minutos antes, ella, Alicia, le había dicho que “Extremadura está muerta”. Él había asentido. Alicia es siempre tan breve que ya ha terminado.

SENDEROS DE LA MEMORIA

Nuestros amigos conquenses (Santa Cruz de la Moya, concretamente) de La Gavilla Verde, nos invitan a participar, el próximo octubre, en las novenas jornadas sobre la guerrilla antifranquista, en las que se proyectará “Sierra y libertad, los senderos de la memoria”, episodio de “El lince con botas” desechado por el CEXMA. Nos escribe Pedro Peinado para invitarnos y revolver ese perfume dormido de aquellos días sagrados en los que nuestro “lince” hacía amistades para perdurar. Salud y gracias.

El lince con botas perdido en la niebla.

En diciembre de 2006, nuestros amigos de La Comarcal del Jerte nos invitaron para compartir con ellos un episodio de la serie “El Lince con Botas” que la productora Libre Producciones estaba realizando para el canal extremeño de televisión.

En eso que nos fuimos al monte, cerca del pueblo de El Torno. Agua nevaba aquel día y los integrantes del grupo nos internamos en una espesa niebla. El episodio se llama “Sierra y Libertad: Los senderos de la memoria”. Se presentaba el trabajo realizado por nuestros amigos, en el contexto del proyecto que nos une. Se explicaban las razones que nos habían llevado a varios grupos de la geografía española en la recuperación de la memoria a través de los itinerarios guerrilleros, explicar, en definitiva, la transformación de nuestro país a través del paisaje.

Las personas que participamos en aquel agradable paseo rompimos el cerco de la niebla, pero al parecer, parte de los episodios de aquella serie que tan bien se presentaban, se quedaron enterrados en la nebulosa.

Nos volvimos a Cuenca y dejamos en el recuerdo aquella mañana del puente de la constitución que habíamos pasado felices compartiendo las horas con nuestros hermanos extremeños. Estas cosas se ruedan un día, se montan en meses y se programan en uno o dos años. En eso que recordamos aquella mañana y preguntamos qué había pasado con el documental y nos cuentan que la televisión extremeña había rechazado la programación de una parte de los episodios, entre, ves-tú-a-saber-por-qué estaba el nuestro. Los argumentos son técnicos, como suelen revestirse las negativas a toda actuación que se salga del guión de lo políticamente correcto, uno no entiende mucho, pero por una vez que íbamos a salir “en allí”, pues que sabe mal.

La productora cogió un mosqueo del que no se han curado y ahora os anexamos los documentos que explican el comprensible cabreo. Nosotros que hemos visto el episodio, que no somos ni guapos ni feos y que lo que explicamos es de lo más normalito, no entendemos que la televisión extremeña haya podido evitar que sus conciudadanos conozcan los anhelos de la comarca del Jerte.

Las razones técnicas dependen de la razón y del técnico. Si se estudian las parrillas de las televisiones públicas, podrán verse programas que gozan de la mayor de las cualidades técnicas, pero de la más de las absolutas carencias de calidad humana y donde se recrean vidas inútiles, revestidas de ejemplares que llenan el corazón de los pobres de una visión miserable de la realidad.

Así que no somos dignos y a la gente no le debe interesar lo que hacemos, uno ya no es joven, pero se decanta por ese sector de la sociedad por ser el más necesitado de conocimiento crítico, pero lo que deben ver son realidades y no utopías, realidades que resultan deformes como el espejo cóncavo de Valle.

En las novenas jornadas sobre la guerrilla antifranquista, en el próximo octubre, os prometemos que vamos a proyectar este extraordinario documento en el que varios compañeros somos los protagonistas. Esperamos que os aburra y le deis la razón a los que esconden tras las razones técnicas, el temor a otras formas de ver la vida rural.

Nuestra solidaridad con la productora.

Pedro Peinado.

P.d Las “razones técnicas” aludidas por Canal Extremadura para no emitir este episodio fueron, literalmente, “que el objetivo estaba continuamente empañado” y, esencialmente, que en un plano podía observarse como “el operador de cámara limpiaba el objetivo con un paño”, algo que aparece asimismo en varios episodios de la serie, emitidos sin novedad. Acción cuya supresión se exigió, con nulo éxito. Así las cosas, el canal exigió que “se rehiciera la grabación”. Y hasta la fecha. Libre Producciones, hastiada, abonó el importe de este episodio al medio público, en lo que fue la última relación mercantil entre ambas partes.

UNA PESADILLA

Desperté a las cinco de la mañana envuelto en sudor…Encendí la luz de la mesilla y estaba solo. Miré a mi alrededor y descubrí un enorme espejo frente a la cama. ¿Quién lo habría llevado hasta ahí? Abrí los ojos como platos llanos. No veía nada. Sonó el teléfono. Extraño, porque no tengo cobertura bajo la bóveda. Descolgué. Una voz conocida me dijo: “¡Oye, Pepe, llegó el día. ¿Sabes que ponen en el canal autonómico público de Extremadura?: ¡un programa sobre caza los domingos! Lo produce el Grupo Zeta, el del Periódico Extremadura, el que quiere Gallardo.¡Jua,jua! Y los miércoles, uno de Nieves Herrero, la que rescató Esperanza Aguirre de las tumbas de Alcassèr”. “No jodas”, repliqué. “Han ido demasiado lejos. ¿Qué dirá Álvaro Valverde?”. Miré el reloj. No eran las cinco. Eran cerca de las diez de la mañana. Allí estaba el espejo delante de mí. Ya veía mejor: tenía unas grandes letras escritas en colorado. Decían: “te lo advertí”. Afortunadamente, estaba dormido. La pesadilla continúa.

RAFA

Rafael se esmera; pone cuidado en el detalle. Fabrica botijos con la imaginación y cuando tiene oportunidad usando una cámara, un lápiz, una aplicación. Probablemente se trate de una de las personas menos perezosas que conozca, y ello es un hándicap importante en la actualidad. Pero es mejor no decírselo, porque no se sentaría. Permanecería de pie, mirando extrañado como se le deshoja la infancia. En este hombre fermenta un sonido antiguo y valioso, hay una batalla de reflejos, hay un lago de paciencia, la oscura paciencia de los bosques que deslumbran los ojos.
Rafa trabajaba, trabaja con nosotros: nos traía, nos trae imágenes dónde está transcrita la belleza. Sus panorámicas pendientes de un hilo eran para el tiempo una memorable prisión. También preguntaba a las gentes -es éste un oficio en el que hay que mimetizarse a la fuerza-: a punto estuvo de congelar a David y a Rubén, preguntándoles a uno por el sol y a otro por los tejos, mientras el frío hacía una casita en sus narices; a punto estuvo de convertirse en animal, en piedra o en pasto, incapaz de desatar los cordones cuando se prende a algo. Incapaz de discriminar, y eso es hoy en día, todo rapidez, otro hándicap. En otro tiempo, en otro país, este hombre sería una oportunidad. Aquí y ahora es una mimbre verde, un grano separado de la paja. Alquien que sabe apreciar la sombra de una higuera porque ahí reside el esplendor.

EL MINISTERIO DE LA PROPAGANDA

La excepcional viñeta de El Roto ya lo anticipaba: el desastre se avecina porque los “gobernantes” tienen terror al decrecimiento, a la crisis, a las pedradas en sus cristaleras. Y eso ya está llamando a sus puertas. Los bolsillos sin fondo de sus amos han descubierto que una araña ha empezado a tejer, y les han exigido firmeza: El frenesí tiene que continuar, el derroche, el silencio de los olmos deshojándose, que dijera el poeta. Y allá vamos: ¡viva la muerte!

En realidad, el único ministerio que funciona en este país desde 1939 es aquel que no se nombra, pero existe: el ministerio de la propaganda. Aquel invento de Goebbels es la gran bañera dónde a diario se introducen a suicidarnos los políticos, con sus mensajes simples, sus medios de comunicación, la cocaína oculta y el rumor errante de una ambición endemoniada. Y el terror al fin del privilegio.Mientras tanto la justicia y el planeta agonizan.
Los votos no se devuelven: se especula con ellos. Así, el adalid contra el cambio climático (“el reto más importante de la humanidad”, decía), el del panel internacional de “sabios” mete un tajo al medio ambiente dejándolo apenas en un cuarto, dejándolo en mano del mismo equipo que tirotea el mar, inunda el campo, se caga en el aire y compra voluntades mientras vende la apariencia de que nunca nada se va a acabar. Menudos son. Pequeños dioses a los que no les importan los gusanos. Afortunadamente, ellos también serán su pasto, mejor pronto que tarde. Los próximos lo agradecerían.

NO PASA NADA

Llegó la hora de recoger la estatuilla  de ADHEX, tras escuchar las afectuosas palabras de Flor Fondón. Y hablamos. El Sr. Fernández Vara se dirigió en su discurso posterior a nosotros “por alusiones” (en un gesto escasamente donoso) argumentando algunos lugares comunes, para afirmar finalmente que “me siento orgulloso de que puedan salir aquí dos profesionales extremeños y ejercer la crítica al Gobierno de la región sin que pase nada”. Lamentablemente, en un acto como ése, una entrega de premios, no hay turno de réplica. Porque, ¿qué podría haber pasado? ¿Qué ha de pasar porque dos ciudadanos ofrezcan su opinión en público, en la “casa de todos”? ¿Qué atavismo lleva al gobernante a sugerir que la normalidad, o el orden, o la integridad…o vaya usted a saber qué, podrían haberse visto afectados por un discurso? En esa matización final, en ese sentirse “orgulloso” del ejercicio ajeno de la discrepancia, tras 33 años de democracia y 25 de autonomía, hay una advertencia que alienta la incertidumbre, que asume lo innatural de este hecho, su presunta incorrección. No pasa nada, por supuesto. Pero, ¿qué podría haber pasado?
Lo que sí pasa, lo que sí ha pasado es exactamente lo que conté empinándome sobre el atril. Que te pueden desacreditar, expulsar, silenciar, desechar sin explicación alguna. Y no pasa nada. Después llegué a la triste conclusión  de que quizás aquello que el Sr. Fernández Vara quería decirnos con su evitable intervención  es que, efectivamente, aunque encuentres el lugar para la palabra, podrás seguir con la mirada el curso de los acontecimientos, porque no va a pasar absolutamente nada hasta que te lleve el tiempo. Y esto es quizás lo que se pretende: que nuestras costumbres hagan un único nido para la palabra y sea el silencio el alimento de los cautivos, cuyas alas aún les servirían para volar. Y presumir de ello es hacerlo de una catástrofe.

EL GUSTO ES NUESTRO

La fotografía en blanco y negro de Jero Morales para “El Periódico Extremadura” ilustra bajo el pie de foto “Los premiados, junto a Guillermo Fernández Vara, ayer en el acto de entrega de los premios en Mérida” su “información” titulada “Adhex reconoce la labor de seis colectivos en pro de la libertad. Aupex, Fundación Mujeres y Libre Producciones, entre los galardonados. La organización destaca su esfuerzo por ayudar a los más desfavorecidos (sic).” En la imagen no están “los premiados”, sino “algunos” de los premiados. Faltamos nosotros. La pueril composición final que se da al retrato advierte más bien que seguimos en la era del mal gusto. En cualquier caso, esta metáfora visual de la eliminación física evidencia también que estas personas cumplen su parte del trato, haciendo sacrificios a sus altares con la elegancia de un penitente. Ahora bien, el gusto, desde luego, es nuestro.


EL PATÉTICO PERRO DEL HORTELANO

A pesar de que ninguno de los medios de comunicación-franquicia de esta tierra se han hecho eco (qué novedad…) de nuestra nota de prensa acerca de la proyección de “Mientras el aire es nuestro” en la Filmoteca de Andalucía, le ha faltado tiempo al director de la Filmoteca extremeña, Sr. Rebollo, para tirar de teléfono e intentar poner en pie de guerra contra Libre Producciones al director de la Filmoteca de Andalucía…por el mero hecho, supongo, de haber programado el documental y que difundiéramos la nueva. Y eso que ya le advertimos en su día por escrito que la Filmoteca andaluza había programado “Mientras el aire es nuestro”, mientras la extremeña se negaba en redondo. En fin, normalidad democrática, tal y como la entienden personas como ésta, a quienes la crítica atina a poner como un flan. Después de no dignarse contestar durante meses a nuestras solicitudes de espacio en esta sala pública, su atolondrada y patética confusión entre el deber de un técnico y los (malos) usos de un político nos ilumina acerca de hasta qué punto puede caer en el ridículo una persona que, sin madurar siquiera el hecho de ejercer un cargo público, hace ostentación de semejante idea del corporativismo, desde luego muy mal entendido.

En fin, dada su inclinación al diálogo, siempre y cuando no sea con un servidor, al parecer, ni con los ciudadanos que le reclaman responsabilidad en su gestión, le hemos aconsejado mediante una carta que cumpla con su trabajo, no haga ostentación de él, ni de aquello que forma parte de su parcela de responsabilidad y afecta a terceras personas. Y de paso que no se inmiscuya en el trabajo de los demás, como los demás no lo hacen en el suyo, salvo para advertirle de su naturaleza pública. Queda por escrito esta entrada también, por si quiere hacer uso de ella para recriminarme, y de paso a mi productora, cualquier otra de nuestras actuaciones que le disguste, como viene a ser el caso. Desde luego, si para algo sirve un blog es para poner nervioso a estos perros del hortelano, que ni comen ni dejan comer. Claro, que después de gastarse miles de euros a cargo del erario público en restaurantes “michelín” y fiestas privadas, a costa del “Festival” de cine, cualquier cosa de comer ha de saber a poco. Cuestión de costumbres.

Nota de prensa
“MIENTRAS EL AIRE ES NUESTRO”,
el documental que expone algunas claves ocultas del proyecto de refinería en Extremadura, el jueves día 10 en LA FILMOTECA DE ANDALUCÍA
A las 9 de la noche en la Sala Val de Omar, en Granada.

LIBRE PRODUCCIONES CONSIDERA “UN DATO SUMAMENTE REVELADOR“ el hecho de que la FILMOTECA DE ANDALUCÍA PROGRAME el documental “MIENTRAS EL AIRE ES NUESTRO”, A LO QUE SE NIEGA LA FILMOTECA EXTREMEÑA, aduciendo siempre “tener la programación cerrada” ante las reiteradas solicitudes de espacio para su proyección por parte de la productora.

Desde primeros de año y hasta la fecha, los responsables de la Filmoteca han negado reiteradamente la posibilidad de incluirlo en la programación en las sedes de Cáceres, Mérida o Badajoz, pese a que Libre Producciones no ha puesto plazo alguno a su proyección durante 2008. Sin embargo, la Filmoteca andaluza lo ha incluido en su programación para el próximo jueves día 10.

Así, Libre Producciones, que recibirá el próximo jueves en la Asamblea el “Premio Libertad” otorgado por la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura, insiste en que el veto que la empresa y todos sus trabajos padecen por parte de Canal Extremadura y Extremadura TV, desde hace ya 16 meses, alcanza también a otras instituciones públicas que deberían cumplir con su propósito inicial. Así, en el caso de la Filmoteca, la promoción de las obras audiovisuales extremeñas y de sus autores. A pesar del vacío que se pretende hacer a este documental son ya más de 10000 las descargas de “Mientras el aire es nuestro” en internet (desde varias páginas españolas, europeas y latinoamericanas) y más de cuarenta los actos públicos realizados por toda Extremadura para su proyección y coloquio.

Así las cosas, los responsables de la productora lamentan el estado de las cosas en el ámbito del respeto a la pluralidad desde las instituciones, las empresas públicas y, en gran medida, los medios de comunicación-franquicia en Extremadura

1998

Cuando voy a esperarte ya has llegado:
puedes jugar parchís con los fantasmas
e introducirte también en la botella del barco.

Los faros tienen sentido porque tú los entiendes
las estrellas te miran porque te da la gana.

Es casi impertinente
verte vivir como el corcho sobre las olas;
además,
es difícil cerrarte la puerta
si sólo admites cal, pero no canto
y ganas con las dos caras de la misma moneda.

Honestamente, ignoro si podré soportarte
obstinado en salir, como el sol,
todos los días.

Ana Baliñas. “Puntos subversivos” 1.998

EL ANUNCIO

Es una cosa de locos…este país de excesos, sin garganta. La parejita, un par de figurantes con un rostro extraño, y con la voz doblada por profesionales, salen diciendo en un salón prácticamente desnudo de muebles, que “no llegaban a fin de mes”, pero que “gracias” al BBVA y, a la posibilidad que ofrece de mudar su hipoteca, “en su caso” les han “regalado” el 1% de la hipoteca: 3.000 euros, el máximo posible ofrecido, un tercio de cuyo montante se lo llevan las comisiones, según la letra pequeña. Así pues, hacen constar la matemáticas a sus veinteañeras espaldas ¡una hipoteca de 300.000 euros! ¡entre 1500 y 1700 € de cuota al mes, por ahora! ¡Y se quedan tan frescos, los guionistas, la agencia de publicidad, los del banco y los espectadores-consumidores! Reproduzcámonos y representemos todas las farsas que correspondan, hasta llegar al último actor que rompa furiosamente el papel.

530

530 personas, “segun contó este diario”, dice la “redacción” de “El periódico Extremadura” en la “noticia” que acompaño. Ni una más ni una menos. 530. La tarea de la citada “redacción” (nadie firma el suelto) durante la tractorada fue contar manifestantes y tractores (238, según el “recuento”)…aunque la “información” se ilustra con una ¡imagen de archivo! e, inusitadamente, se hace alusión a que se trata de una noticia servida por…¡la agencia Efe! ¿Quién contaba pues? ¿El fotógrafo que no fue o el redactor que no estuvo, pero que “reconoció” a los presentes, la “mayoría” integrantes de la Plataforma Ciudadana? Transcribo, de paso, un comentario de los “lectores” a la “noticia”: “mas les valdria a estos “vividores” irse a trabajar y dejarse de dar por culo y vivir de las sudbenciones, que se vive muy bien dela caridad de la junta de extremadura a costa delos demas extremeños”. Literal. Se refiere a la PCRN y los agricultores y ganaderos, no a los “periodistas”, creo. Por lo demás, es un ejemplo de que en este país escribe cualquiera, pero leen muy poquitos. En el otro “periódico” de la Comunidad ni siquiera se da cuenta del hecho, como ya sucedió con la marcha ciudadana en contra de las térmicas. Ahora bien, recoge hoy mismo como noticia que “El consejero de Agricultura cree que el sector del porcino tiene un “buen futuro””. Se refiere a los animales, no a los “periodistas”, intuyo.

Si los “informadores” tuvieran la misma disposición contra la clase política y financiera que contra los ciudadanos, otro gallo cantaría, pero su cobardía es tan manifiesta como su falta de dignidad y su profunda, casi escatológica incultura. Creen que viven de los primeros, cuando en realidad su sueldo depende, debería depender de los segundos. A diario me avergüenzo de haber estudiado periodismo: ya me dijeron que era una carrera poco formativa. Nunca supuse que hasta estos extremos.


Más de 200 tractores protestan contra la refinería de petróleo
Organizaciones agrarias logran convocar a medio millar de personas.

Un total de 238 tractores, según el recuento de este diario, se concentraron ayer en Almendralejo, donde se clausuró el noveno Salón del Vino y la Aceituna de Extremadura, para protestar por la instalación en la comarca de una refinería de petróleo.

Según los convocantes, la tractorada fue un “rotundo éxito”. A Almendralejo llegaron tractores procedentes de localidades como Santa Marta, Ribera del Fresno, Fuente del Maestre, Villafranca de los Barros o Aceuchal. Los vehículos entraron a la capital de Tierra de Barros en su mayoría por la carretera N-630, para hacer un recorrido por la ciudad y terminar a las puertas del Palacio del Vino y la Aceituna, donde se celebraba el certamen ferial, informa Efe.

A pocos metros de la entrada de este palacio se congregaron 530 personas, según contó este diario, con pancartas en contra de la refinería, en su mayoría integrantes de la Plataforma Refinería No de Villafranca de los Barros. Su presidente, Reyes González, expresó su satisfacción por el desarrollo de la protesta a la que acudieron para apoyar a las organizaciones agrarias que la convocaban y que se desarrolló con normalidad.

El responsable de COAG en Extremadura, Juan Moreno, destacó que este acto servía de “carta de presentación de la comarca de Tierra de Barros para decir que no quiere la instalación de esta planta de refino cercano a nuestro sistema de producción agrario”. Por su parte, el responsable regional de Apag, Bibiano Serrano, manifestó que el Salón del Vino y la Aceituna era “un buen escaparate para poder demostrar la rabia y la impotencia que está sintiendo el ciudadano extremeño ante este macabro proyecto que quieren hacer”.

En la concentración a las puertas del Palacio del Vino también se encontraban bodegueros de la comarca, en cuya representación el presidente de la Asociación de Empresarios del Vino de Extremadura Antonio Medina, afirmó que la refinería “terminará” no sólo con el sector del vino, sino también del olivar y con las aguas.

¿CIUDADANO QUÉ?

Al inexistente gabinete de prensa del Grupo Gallardo le va la marcha: parecen los asesores del Ebenezer Scrooge de Charles Dickens o el William Randolph Hearst de Orson Welles. Allá dónde va esta corporación, con su ciudadano a cuestas, la arma. Literalmente: Movilizaciones en “El Correo de Andalucía”. Su propietario (Grupo Alfonso Gallardo) no cede ante las peticiones del comité de empresa que “ha logrado que toda la redacción vote movilizaciones por el convenio colectivo. Llevan días trabajando menos horas (las que les pagan) y amenazan con ir a la huelga”, dice la periodista Mariana Ariza en una web. En esa misma página puede leerse que “El empresario Alfonso Gallardo ha reconocido en privado que Jaume Roures se puede llevar la compra de Zeta: “yo no puedo subir ni un euro más”. En una tercera de ese mismo diario digital ultraconservador, viene a contarse, sin embargo, que a rey muerto (así las cosas “El Periódico Extremadura” quedaría en las catalanas manos de Mediapro y Montilla), rey puesto: a por el HOY. “Es un secreto a voces que Jaime Castellanos sigue adelante con su idea de hacerse con el control del grupo Vocento. De acuerdo con las fuentes consultadas, uno de los socios en la aventura de Castellanos es el empresario gallego Manuel Jové. El antiguo dueño de Fadesa habría aumentado su participación en Vocento desde el 0,80% que adquirió a la altura de octubre hasta el 2% actual…El grueso de los compañeros de viaje de Castellanos son empresarios de prensa interesados en el eventual despiece del grupo, particularmente de los periódicos regionales. Tal es el caso del editor burgalés Méndez Pozo, muy interesado, a tenor de las fuentes, en El Norte de Castilla, una de las “peritas en dulce” de Vocento, o del empresario extremeño Alfonso Gallardo, igualmente interesado en el Hoy de Badajoz.”
En fin, qué ganas de gastarse el dinero en compras que ya obran en su poder, caso de uno y otro medio. Particularmente, todo esto me suena a la “boutade” de un dinosaurio que cualquier día de estos nos da la sorpresa, aprende a leer y se pira a Miami perseguido por el fisco. Ojalá allí le espere el camarada Isidoro y puedan poner en marcha una política de desarrollo industrial acorde con la puesta en valor de aquel edén. Y de paso, que se lleven a la familia y a los amigos, que les gusta mucho América.

LENNON EL GRANDE

A altas horas concluye la emisión (tele de pago, claro) de “The U.S versus John Lennon”, un documental con una enorme delegación de personalidades norteamericanas de la época (1968-1980, incluidas Angela Davis, Carl Bernstein, Noam Chomsky, John Sinclair, John MacGovern, Bobbie Seale y un impagable Gore Vidal) que viene a contar la persecución que sufrió el artista y su familia por parte del gobierno Nixon y debido a su compromiso político, a primeros de los setenta de un activismo superior. Resumen simple éste, que viene al caso. El relato, construido a la clásica mediante entrevistas a cámara y asombrosas imágenes de archivo (que habrán supuesto un desembolso memorable: el filme lo produce una corporación) da una visión de Lennon y Yoko coherente con su último albúm, aquellos familiares “Double fantasy” y “Milk and honey”, excelentes y frustrantes al tiempo. Como cabía esperar de una obra distribuida (es un decir) por Paramount y producida por la MTV y Lionsgate -la misma que incluye en su catálogo títulos como el enésimo “Rambo” (para el gran público) y al tiempo se “enorgullece” de presentar filmes como “Farenheit 4/11” (para la audiencia socialdemócrata)-. En un excelente blog ifoughtthelaw.blogia.com se versa de forma que suscribo íntegramente el documental con motivo de su presentación en España. Además, enlaza una legendaria entrevista con Lennon obra de Tarik Alí, quien también participa en la película, cuya versión original en inglés es un deleite de acentos. Lo que queda de este documental (sus realizadores David Leaf y John Scheinfeld son biógrafos fílmicos también de Bette Midler, Nilsson, Andy Williams o Bob Hope…) es la maravilla de poder contemplar al autor de “Eleanor Rigby” en aquellos fatídicos años, y despierta también el eco de aquella campaña publicitaria inmortal a base del “War is over, if you want it”. ¿Qué sería de nuestro tiempo con un Lennon vivo? Un tiempo tan parecido a aquel, pero aún con más dinero de por medio, con todas aquellas fieras que le combatieron, y además sus descendientes y leales convertidos hoy en día en la mayor maquinaria de poder global jamás conocida. Sería algo tan deseable como difícil de imaginar. Pero ya lo dijo él: la guerra ha terminado, si tú quieres.

CADA VEZ QUE ME DESPIDO

Todavía hoy me acuerdo de la hermosa secuencia de la despedida de “Promesa al amanecer” (“La promesse de l’aube”), los acordes desaforados de Georges Delerue para el film de Jules Dassin basado en la novela autobiográfica del lituano-francés Romain Gary. Uno de aquellos que te marcan en la adolescencia y a los que renuncias por si acaso te defrauda, pero que se asoma a la memoria cada vez que uno monta en autobus y tiene, como en aquella secuencia, que despedirse desde la ventanilla. Mas no creo que me decepcionara: tiempo después tuve ocasión de ver “La ciudad desnuda” (“The Naked city”) y “Fuerza bruta” (“Brute force”), dos excepcionales películas de cine social, dirigidas por el propio Dassin, que se desmarcaban de cualquier etiqueta – ¿documental?, ¿film noir?- y enseñaban dónde se escondía el engaño, la ficción de que aquel camino elegido a finales de los cuarenta era el correcto. Dassin ha muerto en Grecia estos días: no es mal lugar para morir. En su día tuvo que abandonar su carrera en Hollywood y su país -su padre era inmigrante ruso- porque fue denunciado ante el comité de actividades antinorteamericanas (sic) por algunos de sus compañeros de oficio, durante la “caza de brujas”. Como réplica, vivió hasta el final de este invierno. Y yo probablemente seguiré acordándome de Jules Dassin cada vez que me despido desde un autobus en marcha.

ELEMENTAL, QUERIDO WATSON

Y esto es lo que se contrata con “transparencia”, que aquello otro que permanece en el limbo de las relaciones entre las administraciones y los medios privados de comunicación tiene que quitar el sentido. Así pues RESOLUCIÓN de 12 de marzo de 2008, de la Secretaría General (Cultura y Turismo), por la que se hace pública la adjudicación del servicio “Publicación de un suplemento especial sobre los acontecimientos culturales de Extremadura en el “Diario Hoy” y en el portal “Hoy.es””. Expte.: RI083PR10062. Fecha: 27.03.08. Contratista: CM Extremadura, S.A. Importe de adjudicación: Ciento treinta y nueve mil euros (139.200 €).
Veintitres millones y pico de pesetas para un “suplemento” sobre “acontecimientos culturales”. Pago de un espacio propagandístico que buena parte de los lectores interpretará, en su día, como información llana, sin malicia, sin coste para su bolsillo como ciudadano sujeto a gravámenes diversos. Acerca del criterio de selección, diagnosis y exposición de los “acontecimientos”, es de suponer que quien paga manda: más que nada por la conducta habitual del medio. Incluso me atrevería a sospechar de la procedencia literaria y gráfica de los “artículos” que se incluyan. La cantidad de dinero me parece simplemente estratosférica: absolutamente exagerada, más si contamos cuánto se invierte en la producción de cultura, incluida la oficialista. La compra de voluntades y líneas informativas solo representan la punta del iceberg de un sistema en decadencia, que enajena derechos en favor de los privilegios de los nuevos príncipes, fácilmente identificables si se quita uno las gafas de no ver.
CM Extremadura, la “sociedad de servicios comerciales” creada por el propio HOY ofrece a empresas como la mía, por ejemplo, trocar espacios “publicitarios” en el diario (mediante artículos “laudatorios” camuflados de información) a cambio de la cesión de bienes, como programas documentales de televisión, para su distribución con el periódico. Así pasó cuando declararon Parque Nacional a Monfragüe, cuando pretendían poner en los quioscos nuestro documental sobre el parque (producido en 1993) sin que les costara un duro. Cuando te muda el rostro ante su oferta, a ellos apenas les cambia el rictus: al fin y al cabo trabajan por dinero, nuestro dinero, el de todos. Pero que compres su periódico, su producto, es lo de menos. Acuden, simplemente, a las fuentes. Y eso, claro, es lo que te sugieren a ti. Elemental, querido. Elemental.

Ilustración: JR Mora (jrmora.com)