1914

trincheras1

Y llegamos al centenario del año funesto. Desde luego que leí ’14’, la novela breve de Jean Echenoz sobre la Gran Guerra y sus conflictos humanos. Siendo una novela contundente, quizás refleja los modos de nuestra propia época, la simplificación hacia la brevedad, como demanda la sociedad de mercado. En el caso del autor francés es estilo, pero personalmente nunca acepté aquello de que dos veces mejor lo que ya de por sí es bueno y breve: podría ser el caso, pero la infame violencia, la atroz barbarie, la insolente impunidad de aquel tiempo no pueden, en mi opinión, ser contados en su inmensidad en unos pocos folios, por explícitos que sean. Tampoco una colección de fotografías o un documento sonoro y visual bastarían. De aquel estallido con el que terminó lo poco que nos quedaba de humanidad aún me sobrecogen ‘El fuego’ de Henri Barbusse; ‘El miedo’, de Chevalier; ‘Adiós a todo eso’, las memorias de Graves; ‘Sin novedad en el frente’ de Remarque o’ Tempestades de acero’, de Junger. Echenoz se aproxima más a la austera serenidad del Rouaud de ‘Los campos del honor’ o al clasicismo victoriano de Edith Wharton de ‘Un hijo en el frente’, o incluso, aún en su mayor dramatismo, al pragmatismo de ‘Adiós a las armas’. Las terribles experiencias narradas por los soldados/novelistas que las vivieron en primera persona aún me provocan pesadillas y una obsesiva culpabilidad por su sacrificio, proveniente, debe ser, de alguna vida anterior o bien de la sensación de que nunca se hizo justicia desde nuestro bienestar. Algo semejante a lo que ocurre con las víctimas de la guerra española. Solo en los tremebundos lances de ‘Los hechos del Rey Arturo y sus nobles caballeros’ de Steinbeck; la represión brutal de ‘Meridiano de sangre’ (Cormac Maccarthy) o la inaudita solemnidad de lo sangriento en ‘Los hombres del mar’, de Hansen he encontrado parangón (literario) con la brutalidad de una época, el verano de 1914, que es heredera y a su vez canal definitivo de milenios de violencia irracional en pos de algún cielo caprichoso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s