LEER Y ANDAR

En medio del asombroso estrépito con el que todo está cayendo, subrayado por ese descomunal silencio artificioso que lo envuelve, he llegado a la conclusión de que solo cabe respirar andando y leyendo. Andando mucho y leyendo casi compulsivamente. Es cierto que hay que ganarse la vida y hay que hacerlo con concentración y responsabilidad (y eso, el que pueda). Pero la esperanza para mí habita en dar un paso tras otro, cuantos más mejor, y leer, leer, página, página, página…paso, paso, paso…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s