CLAMAR Y CALLAR



‘El Periódico Extremadura’
ha emprendido, casi en solitario, y coincidiendo con la pérdida del contrato por parte del Grupo Z, editor del diario, para la gestión de la publicidad con Canal Extremadura, una campaña para amparar la protesta de las productoras extremeñas, principalmente las agrupadas en Apeca, la ‘patronal’ del sector, y, de hecho, las vinculadas a los intereses del anterior gobierno extremeño y su partido. Como dice nuestro maestro Costa Morata, ‘no existe ni un solo motivo para creerse una sola palabra de todo eso’, es decir, de sus quejas. La ‘cruzada’ emprendida por el medio está orquestada por Francisco Espada, dueño de ‘Tragaluz’ y ‘Trovideo’, y a la sazón presidente de Apeca, cuya vinculación con la plana mayor del PSOE extremeño es notoria y causa principal de su labor como empresario, así como de sus beneficios. Con sus empresas ha facturado, solo desde la aparición de Canal Extremadura, millones de euros, cifras públicas que la anterior dirección de CEXMA se negó a concretar aplicando el rodillo de su mayoría absoluta. Millones a los que sumar los obtenidos por sus contactos con la Administración regional, concretados en forma de subvenciones, ayudas directas a la inversión o a la promoción y distribución de sus productos.

La protesta actual de Apeca y sus correligionarios (algunos de los cuales mantendrán a buen seguro programas en la parrilla del medio) viene propiciada por la salida a concurso de buena parte de la programación de Canal Extremadura para el último trimestre de este año, con visos de convertirse en una actuación a consolidar en el futuro. No debería afectar a la totalidad de las producciones ajenas, en principio, lo que es obvio por un mero cálculo del volumen de horas y contenidos que precisa el medio, así como por el coste del concurso, muy alejado del gasto anual del medio en producción ajena. Ello no tranquiliza en cualquier caso a las productoras ‘afectadas’. Atisban, en realidad, que la dirección del CEXMA pretende desalojar, o al menos mandar un mensaje para navegantes, a todos aquellos productores que han venido hasta la fecha aprovechando los recursos del medio público para mantener un status de privilegio, asociado a las componendas y prebendas apalabradas y suscritas con la dirección y el gobierno anterior. Su decisión y su gestión habrán de ser fiscalizadas por el Consejo de Administración y la Asamblea, tarea que ahora se lleva a cabo y se divulga, en contra de todo lo ocurrido durante los años anteriores, cuya labor era inexistente y la aplicación del rodillo de la mayoría, la receta habitual.

La negativa a firmar un convenio proteccionista con ‘el sector’ a través de Apeca -que no representa, en realidad, más que a sus asociados, un porcentaje minoritario de las productoras- ilustra el órdago, cuando no el jaque lanzado desde el medio público. Curiosamente, ese convenio fue una reivindicación solicitada al CEXMA cuando quien esto firma presidía esa asociación de productoras, que por entonces sí agrupaba a la gran mayoría, y de la que nos fuimos derrotados, cuando comprobamos su nivel de dependencia con respecto a la Junta anterior y su mutismo frente al férreo veto que, por otro lado, se nos impuso desde ese mismo ámbito a causa de la producción de programas en torno al ‘fenómeno refinería’, entre otras cuestiones, como la escritura de artículos semejantes a éste en este misma bitácora. Así, los mismos que consintieron durante más de un lustro que no se fijara desde el Consejo de Administración el porcentaje de producción ajena -cuestión que permanece sin resolver-,dado que por entonces les convenía; los mismos que no exigieron tampoco a Gaspar García, anterior director de CEXMA y ahora croniquillas de la Diputación pacense, la firma del convenio cuando su relación era estrecha y su exigencia una motivación para el sector; los mismos que consintieron que se vulneraran los principios de programación, que callaron ante la manipulación informativa y consintieron a los más innobles personajes imponer sus criterios en cuanto a contenidos y estética, creando una visión distorsionada (y ya imparable…) de nuestra identidad cultural; las mismas productoras que han facturado millones de euros del pastel televisivo al calor de los intereses creados en su entorno, que han aceptado de forma no ya pragmática sino cooperadora que Canal Extremadura provocara de facto el monocultivo en el sector; las mismas que acudieron desde Madrid ante los cantos de sirena de un dinero fácil y una gestión tutelada, las mismas que han abusado de los contratos precarios, los becarios como alternativa e incluso los despidos anticipados a la desaparición de sus ‘protectores’; las mismas a quienes no importó que otros sufrieran vetos y censuras, aprovechando para aplaudir la medida y proceder a fusilar y producir proyectos ajenos, incluso empleando personal formado por otros para hacerlo; las mismas que firmaron contratos plurianuales con la anterior dirección del medio público, para garantizarse un período de transición, pagado, con los nuevos gestores…, esos mismos se ofrecen como víctimas a la ya tan alarmada como superada opinión pública. Y por supuesto, lo hacen rehuyendo la menor autocrítica y ¡reivindicando la extremeñidad! Un nuevo ejercicio de cinismo en el largo combate no ya por la supervivencia, sino por mantenerse en lo alto de la pirámide de los depredadores. Que no es lo mismo. ¡Y ahora llevan las de perder!, frente a nuevos leones. Razón por la cual claman cuando antes callaban. La historia de siempre en este salvaje capitalismo.

Anuncios

2 comments

  1. Mucha razón en gran parte del texto, pero como siempre, y lo achacaré a un error humano, porque somos imperfectos, solo se hace crítica negativa de la parte contraria. Sería necesario incluir una buena autocrítica para que los lectores puedan formarse una idea completa. Habría que hablar de lo que las otras productoras (antes vetadas según ellos) se han llevado con esta nueva directiva. Dinero entregado por producciones ni siquiera supervisadas por Canal Extremadura (como sí se hace con el resto de producciones delegadas). Porque hay gente que está por encima de que su trabajo pueda revisarse y mejorarse, porque si se hace, se le llama “vetar” o “censurar”. Dinero “regalado” teniendo en cuenta que son producciones que ni siquiera se están emitiendo. Conclusión, los amigos de los de antes tenían lo de antes, y los amigos de los de ahora, tienen lo de ahora. Depredadores todos!!

    1. Que nadie es perfecto ya lo dijeron Billy Wilder y Izzy Diamond. Que se comente de forma anónima (en fin…) pero se envíe el comentario desde el correo de Canal Extremadura me vacía de cualquier inquietud al respecto de su criterio. Que sea ‘según nosotros’ que fuimos vetados y censurados es objetivamente falso. Vergüenza le debería dar haber formado parte de ese compló y encima reivindicarse. Por ejemplo, que una revisión sirva para ‘mejorar’ una producción es opinión suya, del muy valiente anónimo. No se arrogue, en cualquier caso, conocer pormenores de contratos que aún no ha husmeado…En fin, la persona que considera a los agredidos ‘la parte contraria’ de los agresores se define por sí misma. Y para valorar mi autocrítica, tiene el resto de este blog, mi trayectoria profesional e incluso, si se fija adecuadamente, puede hallarla en este mismo artículo. Y que el dinero que cobramos por nuestro trabajo sea ‘regalado’, es una ofensa, como tantas otras provenientes de algunos ‘trabajadores’ de ese medio, principalmente los que dedican su tiempo laboral a leerme y regodearse en su trinchera. Que se emitan nuestros trabajos en una fecha u otra…estamos acostumbrados a tener paciencia y a no perderla pese a que nos provoquen. En cualquier caso estamos seguros de nuestro público. Él, sea el que sea, nos ha llevado hasta aquí: 25 añitos de profesión en el sector audiovisual privado en Extremadura. Dígalo deprisa, que se dice pronto…Las lecciones no las he cobrado nunca, al revés que algún otro, que no las da y las cobra. ¿No es cierto? Venga hombre, dedíquese a arreglar el país, que ya ve como nos tienen ustedes, los revisores y mejoradores, los que accedieron a su puesto por méritos propios… Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s