SIN RUMBO

Ayer estuvimos, casi de paso, en la celebración del Día de la Tierra. Veníamos de pasar la noche en Jerez de los Caballeros: amén de enmudecer ante el majestuoso bosque de la sierra, pudimos comprobar de primera mano el ambiente extraordinariamente rancio del pueblo, y el patético cariz de la convocatoria ‘ciudadana’ en contra del ‘paro’ (sic) y en favor del grupo Gallardo. Comprobamos también el dominio machacón del coche sobre la monumentalidad, así como el abandono generalizado del buen gusto (los desconchones en la fachada de la oficina de Turismo del pueblo ya avisan de que el viajero actual puede toparse con una oferta a la altura del diseño de los carteles de la citada convocatoria, lo cual es una amenaza de primer orden). Mejor correr un tupido velo: si uno viene de pasar unos días en Portugal, ya sabe a lo que atenerse con esta España embrutecida por el automóvil, el mobiliario urbano, el feísmo arquitectónico, la Casa Real, los hilos musicales y la televisión, entre otras lindezas. En Brovales, un parroquiano del bar al que otro le preguntó si acudiría esa mañana a la ‘concentración’ respondió lo siguiente: ‘Sí, a Jerez voy a ir precisamente hoy, que encima cierran los bares de doce a dos”. Coincidiendo con la convocatoria…Pues eso. Rumbosos que son los empresarios de Jerez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s