NOVÁS

Nuestro buen amigo Octavio Fraga, cubano inquieto y culto (obsérvese el pleonasmo) nos obsequia de nuevo con libros: es lo suyo. Uno de ellos del poeta Raúl Hernández Novás (1949-1993), lo que representa un resplandor. Necesitados como estamos de seguir alimentando el espíritu, nos lo recomienda para ello. Bienvenida a un autor con interrogante filo. Ahora entraremos en su reino.

 

Me asomo, a un agua:

légamo del espejo,

mi rostro oscuro.

 

Eres un río,

mas tu azogue no pasa:

cambian las cosas.

 

Presente imagen:

lo que un sorbo de agua

dura en la boca.

 

No deja huellas

en la tierra la noche:

sabe que vuelve.

 

Enharinado

payaso de la luna.

Reverso triste.

 

Deshilachadas

se deshacen las nubes.

La estrella tiembla.

 

Este gajito

de naranja, no tiene

gusto a naranja.

 

Brisa intangible.

El sólido edificio

tiembla en el agua.

 

De tantos pasos

quedó lo que importaba:

la sola huella.

 

Divina hoguera…

Quietos los viajeros,

bailan las sombras.

 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s