PLAZA DEL QUINCE DE MAYO

Tengo la impresión de que todo ha dejado de tener importancia. De que, aún esperándolo como el agua de mayo, no estaba preparado para esta sorpresa. De que veo y escucho a gente a quienes mis prejuicios me ocultaban. He pasado tanto tiempo pensando que nadie se daba cuenta…Porque en los últimos tiempos se ha criminalizado la pertenencia ‘intelectual’, los presidentes de gobierno sucesivos han cometido y justificado guerras y guerra sucia, las corrupciones y los escándalos hacían de los golfos maniquíes de Armani, la impunidad desfilaba como si tal cosa, los sindicatos desaparecían, los derechos conquistados aún más, los recortes sociales se alababan, los coches de lujo aún más, los medios son una mierda, la política aún más. Se perseguía la disidencia, se clamaba contra la buena voluntad.

Algunos gritaron basta y ésta era, mira qué fácil, la señal. Contra todo pronóstico, voy a vivir una revolución, y tan cordial. Qué más da cómo termine: la caverna es poderosa y su boca hiede a mal. Pero el mal nunca triunfa, ese siempre es el final. Por eso solo me conformo con poderlo contar. Y con que alguien me diga, susurrándome al oído: “¿ves?, ahora puedes regresar”.

Un comentario

  1. El día 15 estuve en la manifestación de Madrid, iba pensando que seríamos 4 gatos y me encontré una marea humana. Llegamos a Sol y yo pensé que cada una había tirado para su casa, pero me llevé la gratísima sorpresa de que la gente había acampado en Sol y en muchas más plazas de España. La alegría de que el pueblo empieza a despertar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s