EN EL CORAZÓN DE LA MENTIRA

‘No existe una “nueva ola”, sólo existe el mar.’ Claude Chabrol

Hay mucha razón en el dicho de que hay personas que no deberían morir nunca. Una de ellas hubiera sido Claude Chabrol, cuyo magisterio en el cine de éste y el anterior siglo es comparable al de los más grandes. Un filme de Chabrol es una fiesta para la inteligencia. “Las ciervas” (1966), “Al anochecer” (1971), “Asunto de mujeres” (1988), “El infierno” (1994), “La ceremonia” (1995), “No va más” (1997) o “La flor del mal” (2003) son películas adorables, dentro de su rigurosa denuncia, ácida pero expresada casi sin despeinarse, de una sociedad maldita por su sumisión al dinero, y a las pérdidas que él conlleva. La película que elegiría para recordarle se llama “En el corazón de la mentira” (“Au coeur du mensonge”, 1999), una obra maestra rodada con el productor Marin Karmitz, el gran benefactor del cine contemporáneo y que ya desde su título refleja el sentido de la obra de Chabrol. En el corazón de la mentira que nos rodea se movió como pez en el agua. Y hay que ver el mérito que tiene haber sobrevivido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s