GRANDE (SEGÚN WILDE)


Padre de familia numerosa, aficionado a la fiesta, conservador y gris en sus opiniones, terco en sus principios ordenados…Pero discreto y eficaz, y algunas veces extraordinariamente sutil y genial en su trabajo. Falso culpable, falso inocente, una figura del balompié como ninguna otra -salvo Xavi Hernández y Luis Suárez- de entre los nacidos en este país. Enerva pensar que, como dijera Oscar Wilde, el trabajo es el refugio de los que no tenemos, como él, nada que hacer. Pero, como dijera también Wilde -o eso parece- lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas. Y ha hecho muchas: por ejemplo, tres copas de Europa. En esencia. y también lo dijo Wilde, cualquiera puede simpatizar con las penas, pero simpatizar con los éxitos requiere una naturaleza delicadísima.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s