¡VAMOS A PONER UN DOCUMENTAL EN LA PLAZA DEL PUEBLO!

Pues parafraseando a los Tequila (de antaño), ayer los compañeros de la PCRN llevaron “Mientras el aire es nuestro” a la plaza de Pueblonuevo del Guadiana. No es la primera vez -ya se ha hecho en algún municipio de la comarca de Barros, o en Aldea Moret-, pero no deja de tener su aquel, entre lo épico y lo lírico, el que a estas alturas haya que recurrir a estos resplandores de la ilustración popular, propios de edades supuestamente muertas, para verse y ser vistos. Compitiendo, o complementando mejor dicho, las mil y una verbenas, los carromatos con los hinchables para los niños y las terrazas de los bares, héte aquí que dónde no lleguemos no llega nadie. Hoy mismo, por ejemplo, en competencia con el fútbol patrio -que ha disparado la afloración de banderas en los balcones, un espectáculo perverso que, sumado a la campaña por la lengua castellana y la demagogia monárquica en los palcos, me tiene sumido en un desasosiego de cálices- se proyecta el documental nuevamente en Sevilla, en La Casa de la Paz y dentro del “Encuentro social alternativo al petroleo”. El domingo proyectamos de nuevo en Madrid, en el mismo encuentro y dentro del taller acerca de la movilización ciudadana contra la refinería, en el Patio Maravillas a las seis de la tarde. Y el día 3 de julio a las 20 horas en la Sala Aldana de Cáceres, con “Mientras el aire es nuestro” , al tiempo que las actividades culturales, artísticas, pacíficas y reivindicativas que el Colectivo Cultural “Otros” y el Foro Social de Cáceres pondrán en marcha esa jornada para apoyar y recoger la recogida de alegaciones contra el proyecto de refinería en Extremadura. Que no decaiga.

2 comentarios

  1. Ya sé que no trata de esto la entrada, pero al hilo de lo que comentaba Vernok, yo también soy de las que no les gusta el tema de las banderitas de ninguna clase, pero tampoco me espanto si veo alguna en época de eurocopas, mundiales… (no tengo ni idea de fútbol), de hecho mis hermanos han puesto una en el salón y lo único que me provoca es risa. Entiendo que haya gente que se sienta en ese momento “patriótico”, pero nunca se me ocurriría denominarlo “perverso”, así lo considero, sin embargo, cuando lleva el pájaro incorporado, o cuando se hace gala de un sentir patrio descomunal, cosa que puede encubrir algún síntoma de intolerancia a otras banderas, con lo que conlleva. De hecho hace poco hablaba con un amigo de ese tema, le decía que no entiendo esas zapatillas, o pulseras con la banderita española, que me parecía fuera de lugar, y él me decía que si viéramos unas playeras con la bandera jamaicana no nos llevábamos las manos a la cabeza, puede ser que tenga razón…, pero a mí me sigue pareciendo retro lo de la banderita.Mafalda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s