EL COLOQUIO DE LOS PERROS

Extraído de “Salvados de la quema”

http://salvadosdelaquema.blogspot.com/2008/06/coloquio-entre-cipin-y-berganza.html

Luis Sanabria rememora a Cervantes, reaparecen una vez más el espíritu cabal y su fino instinto para el análisis social que habitan en su cuerpo de profesor y ciclista, y de paso contribuye a elevarnos más allá de dónde merecemos. Siempre es un placer tratar amigos que, encima de amables y con ingenio, te invitan a comer a Portugal. Si me dan a elegir, elijo a los amigos.

Amigo Cipión cuanto ha llovido desde que nuestro genial creador nos dio a conocer, y cuanto han cambiado los tiempos.
Querido Berganza, especialmente ha cambiado la posibilidad que tienen los humanos de destrucción, pues en nuestros tiempos, no por conciencia, si no por falta de medios, existía una mayor riqueza, en la que en este planeta cabíamos más.
Cip.: ¿Qué opinas sobre la importancia que el ciudadano ha adquirido en la gestión de las repúblicas?
Berg.: ¿Tu crees? La verdad es que es todo apariencia, en las que las cadenas que existían ahora se han convertido en hilos, más o menos finos, que manipulan al pueblo. Fíjate en el caso que ha ocurrido en Europa, en donde gobernantes se reunieron en Lisboa, después del varapalo francés y holandés a una constitución mercantilista que se pretendía que fuese el patrón para todos los países europeos. Pues bien, allí la “decoraron” y decidieron que fuesen los parlamentos de cada uno de los países los que la ratificasen. Es como si una panda de amigos decidiese en donde tienen que hacer una fiesta, primero en casa de uno de ellos, y después, los mismos en otra casa.
Sin embargo, como te digo Cipión, en Irlanda se ha hecho un referéndum que ha salido no, simple y llanamente no. Los políticos desoyen la decisión popular, las reglas que los políticos ponen, si los resultados no son propicios, las rompen, y le vuelven a dar vueltas y vueltas. Se oye de todo, poco más o menos que no han sabido lo que han elegido, que son pocos, que hay que volver a preguntar…
Cip.: Berganza, no creo que todo sea peor, pues fíjate que hay un sistema democrático en el que los ciudadanos eligen a sus representantes.
Berg.: Si, todo aparenta ser mejor, pero depende desde donde se mire. ¿Te has fijado en la cantidad de miseria y hambre que hay en esta sociedad? Miseria económica y social. En la que cada uno se mira su ombligo, en la que el emigrante molesta fuera de su trabajo, muchas veces en manos de despiadados empresarios o de sonrientes amas de casa, que le sangran hasta que le despiden sin contemplación.
Las mentiras son institucionales, en donde no hay acciones de guerra, pues son acciones humanitarias; no hay muertos, si no daños colaterales; no se invaden países, si no que se actúa en acciones humanitarias en las que se les libera de regímenes no democráticos; o en donde “díscolos” libre pensadores, que invitan al ciudadano al laberinto de la libertad con documentales libres y serenos, son boicoteados y asfixiados, en acciones que si no son ilegales es porque las leyes se modifican hasta que encajan en los caprichos de los caciques gobernantes. Hablo, de los que le dieron voz a nuestro enemigo, el lince (ahora ya extinguido en estas tierras), con diálogos muy peligrosos para los que desde el gobierno quieren matar la libertad del ciudadano en pos de sus caprichos mercantilistas. Sin duda estos de Libre Producción son una bocanada de aire fresco, lleno de libertad con razonamiento, en medio del desierto del consumo y del BurgerKing, en donde la apariencia engaña hasta ser convertido en un espejismo que suplanta la realidad, engañando a somníferos ciudadanos, insensibilizados televidentes, drogados y narcotizados que se conforman con lo que les cuentan, sin cuestionarse nada.
[http://laverdaddelpajarito.blogspot.com/]
Cip.: Echa a un lado y sonríe, que el de la cámara nos toma una foto, menea la cola y ládrale, que me molesta su presencia. No creo que a éste le tengamos que correr a mordiscos, pero si es necesario…
Berg.: Calla y ladra

Guau, guau, guau, guau…

Un comentario

  1. Gracias por entrar (por segunda vez) en tu espacio, aunque me siento como con el camisión de mi madre, sinceramente se me queda “un pelín” grande. Aunque lo que más te agradezo es poder disfrutar de tu amistad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s